Rivas “bamboleante”

Redacción Central
Trinchera de la Noticia

El presidente de facto del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas Reyes, asistió ayer en un lamentable estado personal a una conferencia de prensa que suponía ser de una importancia especial para la institución: Explicar cómo uno de los miembros del cuerpo colegiado pertenecía a una red mafiosa dirigida por un narcotraficante internacional.

Las declaraciones de Rivas Reyes pasaron a un segundo plano cuando entró a la sala de conferencias, donde lo esperaba una docena de periodistas seleccionados por la oficina de relaciones públicas, caminando de forma vacilante.

A diferencia de su conocido comportamiento, Rivas Reyes no pasó a sentarse a la cabeza de la amplia mesa o bien en el presídium del evento, sino que se desplomó en la primera silla que encontró.

En ese momento un rumor se levantó entre los hombres y mujeres de prensa que esperaron por más de una hora la comparecencia de los miembros del CSE.

Acompañado del sandinista Emmet Lang y el neosandinista José Marenco Cardenal, Rivas Reyes anunció que no renunciará al cargo, como reclamaron ayer voces de la sociedad civil y organismos defensores de los derechos humanos. Hablando por los demás dijo que ninguno ha pensado en presentar su dimisión.

El presidente de facto dijo que desde ayer han colaborado con la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Nacional en las investigaciones sobre la obtención de cédulas para el narcotraficante Alejandro Jiménez, El Palidejo, dos pilotos colombianos vinculados al transporte de drogas y otras personas.

“Nosotros no somos apañadores de delitos, si no que somos personas que buscamos los lícitos”, ya que “los ilícitos son denunciados por nosotros”.

En cuanto a Julio Osuna Ruiz, detenido como presunto responsable de las cédulas, Rivas Reyes dijo que “estamos esperando los resultados finales” pero que “desde hace algunas semanas hemos dado las facilidades a la Dirección de Auxilio Judicial a fin de que ellos obtengan la información necesaria para la investigación que están haciendo”.

El funcionario de facto dijo que él se ha opuesto desde hace varios años a que los municipios continúen extendiendo las negativas de partidas de nacimiento “porque permite las partidas de nacimiento y la suplantación de identidades y permite identidades nuevas para los miembros del crimen internacional”.

Desconoció las actividades de Osuna Ruiz, aunque “el CSE está obligado por ley a darle una cédula a quien llegue con una reposición”.

Dijo que los hallazgos denunciados “es problema de la investigación policial” y que “hemos dado todas las posibilidades para que investiguen las oficinas de cedulación”.

Rivas Reyes agregó que “nosotros no tenemos nada que ocultar” y en varias ocasiones remitió a los periodistas a la Policía por los detalles del caso.

Se le preguntó si hay vinculación de otros empleados o funcionarios en lo denunciado y respondió que “que esté vinculado es absurdo”.

Al contrario, dijo que Osuna Ruiz “trabajó en la Dirección de Cedulación antes de ser magistrado, y fue de archivo. No tenemos comentario adicional sobre eso”.

No llegó “golpeado”

Un periodista acucioso le preguntó si él se sentía “golpeado” en la conferencia de prensa, en alusión a que estaba tomado de licor y él respondió “no estoy golpeado. No nos han golpeado. No tiene porqué (el caso) golpear al cuerpo colegiado”.

Luego intentó citar la frase que hizo famosa el doctor Pedro Joaquín de que “cada quien es dueño de su propio miedo” anotando que “no tenemos porqué meternos en un problema que no es nuestro”.

“Si la Policía tomó por sorpresa a un magistrado suplente, es cosa del magistrado suplente”, agregó tomando distancia de Osuna Ruiz.

Explicó que “hace dos años enviamos una circular diciendo a la Dirección de Cedulación que estaban prohibidos los trámites especiales” y que el “Magistrado Osuna me pidió la semana pasada dos trámites especiales y lo negué”.

Nada es seguro

En otra contradicción, Rivas Reyes dijo que no podía garantizarse la legalidad de documentos que aún saliendo de las instituciones correspondientes están sujetos a ser una falsificación.

“No existen los documentos seguros… ni en Estados Unidos”, explicó.

Sin embargo, en dos ocasiones aclaró que la investigación policial no inició el domingo. “… está siendo llevado adelante o conducido por la Policía a la que hace semanas, no desde ayer. A las cuatro de la mañana (del domingo) me dijeron que estaban allanando la casa de un magistrado”.

“No veo a nadie de nosotros mezclado en una situación como esta”, reiterando que “tengo certeza de que ninguno de nosotros está en una situación de esta naturaleza”.

Rivas Reyes dijo que Osuna, magistrado suplente de facto, “no tiene una función por ley, pero en algún momento, por ser magistrado puede solicitar cédula por un trámite especial. Pienso que él tomó alguna decisión de hacer algunas gestiones por una cédula”.

A preguntas de los periodistas respondió que “estamos dispuestos a que se nos investigue a todos. No tenemos ningún problema que se nos investigue”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *