Pesa la desconfianza

Redacción Central
Trinchera de la Noticia

Una nota de desconfianza puso ayer el ex Embajador de Estados Unidos en Nicaragua, John Maisto, quien representa a un grupo de estadounidenses que han invertido en el proyecto Gran Pacífica y otros desarrollos turísticos.

Su intervención en el foro organizado por la Asociación de Cámaras de Comercio de Latinoamérica Latina, AACLA, AMCHAM y COSEP, en Washington, D.C., puso el dedo en el centro del debate del desarrollo económico de Nicaragua: la falta de seguridad jurídica en las inversiones.

El Embajador Maisto, sin embargo, fue elogioso del clima de seguridad personal que vive el país y de las potencialidades económicas, pero marcó el tema que más gravita alrededor de la decisión de los waiver y el respaldo al gobierno sandinista.

A su vez, el presidente de Amcham, Yalí Molina, llamó al gobierno del presidente Daniel Ortega a tomar las medidas que sean necesarias para impedir el colapso de las relaciones con Estados Unidos.

En su mensaje, Molina recordó el papel político del sector privado durante la revolución sandinista. “La empresa privada se convirtió en oposición y algunas vidas se perdieron”, dijo.

Pero, explicó, “esta vez la empresa privada ha tomado la decisión de tratar de que la economía no decaiga” citando las buenas relaciones con el régimen sandinista.

“Hemos dejado atrás los enfrentamientos, los insultos para conducir a Nicaragua hacia lo que queremos. Por esto hemos hecho este foro”, dijo el presidente Amcham, quien agregó: “Nicaragua tiene lo que Costa Rica ofrece”.

Molina recordó que “tenemos una muy mala marca de país” contrario a Costa Rica. “Muchas veces nos presentan un país a veces más violento en páginas web de algunas embajadas. La embajada de Francia ya puso que somos el país más seguro. Tenemos que cuidar esto en Nicaragua” aunque “el Departamento de Estado a veces no nos ayuda mucho al ponernos como un país violento”.

Molina subrayó que el objetivo del sector privado es “conducir a Nicaragua hacia el entendimiento”, destacando que las relaciones con el organismo estatal Pro Nicaragua han sido “una experiencia positiva”.

ACCLA: Nicaragua por buen camino

José Orive, Presidente de la Asociación de Cámaras de Comercio Americanas de América latina, ACCLA, elogió en Washington, D.C., el clima de seguridad ciudadana que vive en Nicaragua contando sobre “La tranquilidad que tengo al caminar con mi laptop por las calles de Granada que no la tengo en mi país, Guatemala”.

Además de mencionar su experiencia de caminar con su laptop por las calles de Granada, Orive también dijo que hace un tiempo “seis agroindustrias celebramos una reunión en San Juan del Sur y quedamos impresionados con la magia del lugar y la atención de la gente”.

Invitó a los presentes, empresarios, ex embajadores, y prensa extranjera a que “regresen a Nicaragua, quienes no hayan ido se lo están perdiendo”.

En cuanto al tema del foro, el dirigente latinoamericano abogó para que Estados Unidos renueve los waiver como un reconocimiento a “los esfuerzos de todos los nicaragüenses, reconociendo sus diferencias, y de que hay que remangarse las camisas… nadie puede darse la vuelta y darles la espalda”.

“Siento que los avances registrados por Nicaragua, de caminar tranquilo a cualquier hora es un gran avance, y le dan al inversionista para hacer lo mejor… generar empleo y oportunidades para todos”.

Gobierno destaca seguridad

El general en retiro Álvaro Baltodano, delegado presidencial para las inversiones, defendió en el Foro “La economía nicaragüense: Prospectos para el crecimiento”, los avances de la economía global del país atribuyéndola a varios factores entre ellos la seguridad y la estabilidad política.

Evadiendo los temas políticos y las referencias críticas que hizo su predecesor y presentador, el doctor Yalí Molina, presidente de AMCHAM, el funcionario concentró su mensaje en “vender” al país como un buen destino para las inversiones extranjeras.

Baltodano mencionó dos factores como los principales impulsores del crecimiento: La Inversión Extranjera Directa, IED y las exportaciones.

La IED, dijo el delegado presidencial, “hemos crecido un 243% en relación al año 2006” y que sólo en el año 2009, “con la crisis económica mundial bajó la tendencia de crecimiento”.

Mencionó con énfasis que las fuentes de la inversión directa extranjera son Estados Unidos, en primer lugar, seguido de México, Canadá y Venezuela.

Destacó además que en el año 2007 la fuente de la IED descansaba en 22 países que en 2011 cambió a 41 países.

Destacó la seguridad del país como el tercer factor pese a que “somos los que gastamos menos en Centroamérica”.

Además invitó a los asistentes del foro a ampliar sus conocimientos sobre el tema de la seguridad la próxima semana cuando la directora de la Policía Nacional, Aminta Granera, visite la capital de Estados Unidos para exponer sobre el tema.

Montealegre ve retroceso

El diputado Eduardo Montealegre, quien representó a la clase política en el Foro de Washington, organizado por Amcham y AACLA, dijo a los asistentes que los nicaragüenses vivimos un franco retroceso democrático del que responsabilizó al presidente Daniel Ortega.

El parlamentario quien dijo “me toca hablar en nombre de la oposición con espíritu constructivo” expuso, tras la amplia intervención del ex presidente del Banco Central de Nicaragua, Mario Arana, de “lo que nos hace falta como nación”.

“Existe déficit de institucionalidad en el país”, expresó Montealegre, quien hizo a continuación una explicación de lo que “propongo lo que debemos hacer”.

En su diagnóstico Montealegre dijo que “en algunos ámbitos hemos retrocedido, a mi juicio” y que “en la economía, creo que hemos crecido de manera insuficiente, de manera frágil”.

Por ejemplo, “no se mencionó, agregó, el alto precio de los productos de exportación que ha ayudado, y esto sumado al crecimiento poblacional (relativamente alto), el incremento per cápita no es comparable” como tampoco se mencionó “el éxodo económico”.

“En salud y educación sigue habiendo problemas” definiendo la “política social como asistencialista con clara tendencia partidaria”.

Montealegre dijo que hay “un deterioro en lo institucional, se ha perdido la credibilidad y capacidad para cumplir su función”.

“Desafortunadamente este deterioro y este retroceso a mi juicio es perpetuar un régimen al margen de la ley y la voluntad popular”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *