Laureano Ortega, ¿el delfín de su padre?

Edén Pastora Gómez, a cargo de dragar el río San Juan, le dijo al diario La Nación de Costa Rica que Laureano Ortega Murillo está en los planes de su padre, Daniel Ortega.

En esta parte el diálogo fue el siguiente.

Pastora: No se ha terminado el estudio de impacto. El chino (Wan Jing, el inversionista) está dispuesto a gastar $900 millones en el estudio.

– Es muy jovencito para que tenga tanta plata.

Pastora: Sí, es muy jovencito. El chino es un jodido bien relacionado, muy audaz, valiente e interesante, pero no es Bill Gates.

– ¿Por qué Ortega nombra a su hijo Laureano como encargado de concesiones?

Pastora: Porque le tiene confianza; lo está preparando para el futuro.

– ¿Por qué? ¿Es candidateable?

Pastora: No, es un artista que canta bien.

– Si es un artista ¿cómo lo pone a manejar concesiones?

Pastora: Para que se haga empresario, para que aprenda de empresa y se relacione. Yo eso haría con un hijo.

El Frente es una secta

– ¿Por qué descubrió su rostro en la toma del Palacio Nacional si la consigna de sus compañeros era no hacerlo? ¿Ego?

– La misma pregunta me hizo Tomás Borge. La verdad es que nunca me quité el pañuelo porque no lo llevaba. Es hasta que el bus llega al pie del avión y la prensa invade el bus, que los compañeros se suben el pañuelo. Yo no lo hice porque, en el Congreso, un diputado me lo pidió y se lo di y él me dio el botón de diputado que puse en mi gorra.

”Cuando me salí, el Frente me acusó de incoherente, errático, ambicioso, vanidoso, egocentrista, impredecible, inmanejable, hijueputa, agente de la CIA, ególatra y dice que me quité el pañuelo por arrogancia y vanidad”.

– Suena a caldero del diablo.

– El Frente es una secta.

La muerte de Fonseca

– ¿Quién mandó a matar a Carlos Fonseca Amador?

– Lo mató una política del Frente. Tomás Borge, Henry Ruiz y otros compañeros mandaron a Fonseca –un hombre cebado, miope, que había que tenerlo fuera de peligro– a la montaña y lo abandonaron hasta que la guardia lo mató. Celos de poder, miseria humana, una crueldad y una barbaridad. Era el ideólogo, el de la autoridad moral y política.

– ¿Reconoce Ortega que se equivocó?

– Y Tomás Borge lo dijo: ‘Fuimos soberbios, arrogantes, prepotentes y nos enfermamos de poder’, las características de un oligarca.

–Y de un dictador.

– De un oligarca en el poder que se queda forever en el poder.

– ¿Tuvo usted la razón y los Ortega no?

– Ahora le echan la culpa a Ortega, que era el vocero.

– ¿Solo el vocero?

– No más el vocero. El hombre de ‘honra, vida y hacienda’ era Tomás (Borge); el de la guerra era Humberto; el de la planificación económica, Henry Ruiz. Daniel no participaba más que en decir lo que acordaban. Iba de pueblo en pueblo, defendiendo la Revolución.

Sólo él es el “revolucionario”

– ¿Es esa dirigencia la que lo manda a “hacer que hace” la contrarrevolución desde el sur?

– Cuando salgo de Guatemala, me voy a vivir a Costa Rica y llegan a mi casa Alberto Fait, Rolando Araya y Fernando Berrocal y se me presentan como la izquierda de Liberación Nacional, y me dicen que la derecha le va a abrir la frontera a la Contra, que ya está negociado con la Embajada. ¿Qué puedo hacer?, y me dijeron: ‘Metete, vos estás resentido con el Frente’. Entonces hablo con Humberto Ortega y él me dice: ‘Hacé lo que creás más conveniente, pero si te metés, te voy a atacar duro’. Entonces, me entendí con la CIA porque era la única forma de que me dejaran operar en Costa Rica para detener a la Contra y presentar una alternativa de centro. Cuando no acepto los dictados de la CIA, dicen que soy el décimo miembro de la dirección nacional. El más grande piropo me lo dio Tomás (Borge): ‘Gracias a Dios, se te ocurrió la locura genial de hacer ARDE, si no, se mete la Contra por el sur’.

– Usted le sirvió de tapón militar al Frente.

– Sin que ellos quisieran ni lo decidieran. La dirección me mandó a matar cuatro veces. Cuando vengo donde Humberto, lo primero que le reclamo es que no le dijo a la dirección nacional y me dice: ‘Edén, un secreto es entre dos porque la dirigencia está infiltrada; si les cuento, lo sabe la CIA y te matan’.

– Militarmente, usted le cuidó el sur al Frente.

– Eso sí, yo le cuidé el sur. Si a mí me dicen: ‘¿Por qué pedirías una medalla?’ Yo diría que por haber hecho ARDE, porque nos estaríamos matando todavía. Eso vale más que 100 tomas de 100 palacios nacionales.

– Dijo que Ortega lo había mandado a matar y usted a él.

– Últimamente, llegué a la conclusión de que en La Penca, los dos se pusieron de acuerdo (la CIA y la Inteligencia del FSLN) para eliminar a Pastora, porque yo era una piedra en la bota izquierda y en la derecha. El que llevó la bomba era un doble agente.

16 comentarios sobre “Laureano Ortega, ¿el delfín de su padre?

  • el 08/09/2013 a las 12:21 am
    Permalink

    “COSTA RICA PARA LOS TICOS”

    Respuesta
  • el 30/08/2013 a las 9:18 am
    Permalink

    Uno de los comentarios arriba descrito, dice: EDEN, POR CUANDO VOLVERIAS A VENDER TU CARNET ?

    La respuesta es: Ya esta vendida por UNAS CUANTAS MANZANAS DE TIERRA EN LAS PLAYAS DE RIVAS, POR DONDE SE VA A PROYECTAR PASAR EL NUEVO CANAL INTEROCEANICO.

    Que barbaridades se ven cada dia de la vida. Y No abrimos los ojos, no despertamos !!!

    Respuesta
  • el 27/08/2013 a las 11:43 pm
    Permalink

    Persona Non-Grata en COSTA RICA, ademas tiene orden de captura por el Gobierno de Costa Rica, le aconsejo a este Senor que trate de tener mas paz con el mismo, y deje ya tanta xenofovia contra COSTA RICA, recuerde que COSTA RICA le habrio la mano cuando la necesito, y este senor se la mordio,

    Respuesta
  • el 27/08/2013 a las 7:07 pm
    Permalink

    O sea que a ese comandante Cero-Te, no le importó la vida de los que mandó a sacrificar, a sabiendas de que todo era una trama con Humberto Ortega para desarticular a la Contra. ¡ Qué cinismo y descaro!!! Engañar a jóvenes inocentes y mandarlos a morir es un crímen de lesa humanidad, por el cual ese animal, ya que no es un ser humano, tendría que pagar, pero no con un tiro en la frente, sino que cortandolo a pedacitos hasta reducirlo a chorizo y despues empacarlo como veneno para matar alimañas. De solo leer sus daclaraciones se me revolvió el estómago, por lo que sería saludable para Trinchera de la Nocia, no andar ensuciando sus páginas con ese mal nacido.

    Respuesta
  • el 27/08/2013 a las 3:24 pm
    Permalink

    EDEN… POR CUANTO VOLVERIAS A VENDER NUEVAMENTE TU CARNET ????

    Respuesta
  • el 27/08/2013 a las 3:19 pm
    Permalink

    El chaparral comarca el Nacional, aquí sopla a Carlos Fonseca Amador, con un Guardia de Somoza de Apellido Sanchez, y Carlos y los demás sobreviven, por que en ese entonces Don Esteban Betanco Calderón, que era comprador de Ganado,pasaba por el lugar, el y su hijo los llevaron hasta puente Negro a Honduras y los pusieron a salvo.

    Respuesta
  • el 27/08/2013 a las 12:37 pm
    Permalink

    Al reverend que escribio la carta a Danie el travieso, buen solo nosqueda decirle que eso le pasa por andar apoyando a peleles, asi de simple Sr. Alvarez Iglesias, ud. cree que Daniel le va hacer caso?? este hombre esta emborrachado de poder junto con su mujer, y un grupo de desalmados, por mucho que ud. apoyo a estos jovenes que no tenian nada, y que ahora son millonarios, sin saber lo que es un buen dia de trabajo, a esta gente no les da asco nada, muy probable si Laureano es preparado, comienza a hacerle ver a su Papa, las barbaridades que hace, pero ni a el le va hacer caso, el poder los ciega, como al grupo de los judiciales, y algunos de la policia, que solo obedecen al amo, como borregos, pero tambien saben que alli estan los riales, no les impoorta nada mas, son gente sin escrupulos, y eso les pasa a los tiquillos por andar dandole cobija a estos mal nacidos, recuerde como bien dice el refran:No valen caricias para la que es ingrata…………………………..

    Respuesta
  • el 26/08/2013 a las 6:02 pm
    Permalink

    El gusano y Cucaracha de Eden Pastora, tres beses traidor, y aquí les va,en el Nansital, Sincopinos del Norte, el veintidos de Enero del 67 cuando aguero entrgo las Armas en Tipitapa y luego a la Contra, por que no lo nombraron miembro de la DN.

    Respuesta
  • el 26/08/2013 a las 1:56 pm
    Permalink

    En este articulo, mencionan a un joven intelectual, artista, sensible e inteligente… Lareano Ortega. Lo conozco desde nino, un muchacho sencillo, humilde y callado. Que lo traten de denigrar? Siempre existen mentes desocupadas.

    Laureano Ortega, es un joven que sebe tes idiomas, espanol, ingles e italiano, es intelectual. Le gusta la musica, es tenor, canta. Le atrae estar envuelto en el Gobierno, pero no como un hijo del poder, sino que quier poder ser un funcionario del Estado de Nicaragua.

    A las aguas, dejenlas correr. A Laureano, tenemos que verlo como un nicaraguense mas, sencillo y patriota nicaraguense.

    Respuesta
    • el 26/08/2013 a las 3:53 pm
      Permalink

      Teodoro Delgadillo tiene razon. Laureano ha presionado a su papa para que devuelva lo que se robo.L sabe que su papa entro a Nicaragua solo con un blue jean y un calzoncillo.Ahora es millonario sin que nunca halla trabajdo.

      Respuesta
    • el 27/08/2013 a las 4:20 am
      Permalink

      ¿por qué su sensibilidad no hace que le atraiga mas la llanura en la que estamos unos cuatro millones de nicas? ¿será por su inteligencia?

      Respuesta
  • el 26/08/2013 a las 2:03 am
    Permalink

    Parece de que solo a plomo entiende la gente en Nicaragua! Y seguiremos volando plomo hasta instaurar una Democracia a favor del Pueblo no de un Totalitarista-antidemocratico Y tambien asesino de taxistas de Managua! Porque ha llegado a la presidencia y ha acumulado tanto poder politico! Astucia y suerte! Pero todo se acaba en la vida y a el las cosas se le etan terminando asi como su vida y lo peor es que les va a dejar un infierno a sus hijos que el no quiesiera saber como va ser!

    Respuesta
  • el 26/08/2013 a las 1:53 am
    Permalink

    Carta del Padre Juan Álvarez a Daniel Ortega

    EXCELENTISIMO Presidente Daniel Ortega
    Pensando en usted como presidente de todos los nicaragüenses, mis respetos.
    Lo anterior no es óbice, para que desde la más profunda decepción y amarga tristeza, pensando en el bien general del pueblo que tanto amo, me tomo la libertad de invitarle a reflexionar en voz alta.

    Gasté años de mi vida, trabajé, con la alegría que proporciona estar cerca del que sufre, de los que no tienen voz, en el servicio a las clases más desposeídas de mi amada Nicaragua, en la zona del Pacífico: San Rafael del Sur, Pochomil, Masachapa, Ingenio Montelimar El Salto…Y otras comunidades como Las Américas y los Gutiérrez Norte.

    En el caso de el Ingenio Montelimar, en la época de zafra, defendí, corriendo riesgos, los derechos de los honestos trabajadores y denuncié el inhumano trato, largas y agotadoras jornadas de los “esclavos” de Somoza. Además, coseché las iras del poder, por negarme a recibir, en la Iglesia de S. Rafael del Sur, a A. Somoza D. y señora, Hop Portocarrero, con motivo de la inauguración de los silos recién construidos. ¡No era el momento y tampoco había motivos, dadas las aciagas circunstancias, para un Te Deum de acción de gracias!

    Estuve en la “huelga de hambre” en la Catedral, una semana, -ya no sé si en septiembre del año 69 ó 70- en defensa de los derechos y vida de estudiantes universitarios de la UCA, detenidos arbitrariamente. También en marchas pacíficas en defensa de los educadores, en la casa del Maestro, cercada por las turbas “nicolasianas”, donde fue agredido el entonces Arzobispo de Managua Monseñor Barni.

    Durante años, bajando hacia Managua, en la carretera Sur, en el kilómetro ocho, más o menos, a mano izquierda, pude ver en un muro -y supongo que ahí sigue- el siguiente letrero: “El Río San Juan es nicaragüense”. Pensaba para mis adentros… ¿y quién lo pone en duda?

    Con el correr de los años, me fui dando cuenta de que, cuando se alzaba el justificado clamor del pueblo, en mil formas oprimido, reclamando derechos conculcados una y otra vez y solución a los problemas de hambre y marginación denigrantes, el gobierno de turno, recurría a la cantinela de la “necesaria y solidaria unidad, en defensa de la integridad y dignidad nacionales”: los nicaragüenses debían estar dispuestos a todo…

    Defensa de la “soberanía de Nicaragua sobre el Río San Juan”, entonces y ahora, de amenazas inexistentes y no sé de qué enemigos por su corrupto poder inventados.

    Después de los ríos de sangre derramados por gentes que creían en ideales nobles y en una liberación definitiva de la dinástica dictadura de los Somoza, estamos como al principio: poses dictatoriales y antojadizas, en este caso de un Presidente y partido en el poder, FSLN, que al final traicionó la Revolución en la que, al principio y pecando de ingenuidad, muchos habían creído.

    El noble pueblo del universal Rubén Darío, sigue esperando la ansiada liberación…para poder vivir en paz y dignidad.

    Costa Rica, pueblo hermano y de cuya nacionalidad me siento orgulloso, solo gestos de apoyo y solidaridad ha tenido con Nicaragua. Que lo digan si no los más de 500.000 nicaragüenses que hoy – añorando su terruño- han sido recibidos con los brazos abiertos en suelo tico. Que lo digan los miles de estudiantes, obligados al exilio, y que culminaron sus estudios Secundarios y Superiores, gracias a la generosidad y comprensión del MEP y de muchas Universidades costarricenses.

    Usted, señor Presidente, los nueve comandantes, el grupo de Los Once -en tiempo de lucha apoyados incluso por instituciones y gobiernos europeos- tuvieron esa experiencia de acogida, cercanía, solidaridad con su causa, por parte del pueblo costarricense y de la “benevolencia” del gobierno en aquel entonces en el poder.

    Otra sería la “historia” si no hubiesen contado con la franja “Tierra de Nadie” en el Frente Sur donde luchaban y arriesgaban vidas los que en verdad creían en la liberación: descalzos, mal alimentados, dejados no de la mano de Dios, pero sí de la de ustedes que cómodamente vivían sin privarse de nada y a cubierto de cualquier peligro en San José. No es necesario caer en señalamientos. Sí se me ocurre, pregunte al Comandante Borge si sabe dónde queda, en San José, la iglesia de Santa Teresita y ciertas “mansiones” en la zona de Tres Ríos y en la carretera de acceso antiguo Chapuí.

    Pegúntese, señor Presidente, por qué personas como S. Ramírez M., C. Tunnerman, los hermanos Cardenal, Moisés Hassan, D.T… -dudo de la grafía de algunos nombres-, y tantos y tantos otros, abandonaron las filas de una revolución que ofrecía una tierra prometida, tanto tiempo anhelada, al sufrido pueblo nica.

    “Ser agradecido, es de bien nacidos”. Muestre usted un mínimo gesto de gratitud para con el noble y civilista pueblo costarricense; pueblo siempre amante de la paz y respetuoso del derecho de los pueblos. De no ser así…”¡No ser agradecidos, es de mal nacidos”!

    Lo de la frontera y su propuesta de “mojones”, que no sea una cortina de humo más, una manipulación más de los sentimientos del pueblo nicaragüense, para seguir en el poder y cometer tropelías a su antojo intentado humillar a un pueblo hermano.

    Los ticos, nunca seremos sus esclavos. La razón y el Derecho Internacional nos amparan.

    Mire hacia dentro, su conciencia y respete el querer y sentir de sus nobles compatriotas que necesitan servidores honestos.

    Garantizar el bien común, la felicidad, la paz, dentro de sus fronteras que tiene como fundamento la justicia, es la misión de “quien ha recibido el mandato de gobernar”.

    Mi esperanza, que haya paz en “las fronteras” y en el corazón de todos los hombres de buena voluntad; pueblos hermanos, nicas y ticos.

    Le recuerda algo, le suena, de “sus tiempos de lucha” ¿”Mañana, hijo mío, todo será distinto”? ¡Qué pena!

    Atte.
    J. Álvarez Iglesias, costarricense c. 8-0044 0737
    Valencia, España, 19/11/ 2010

    Respuesta
  • el 26/08/2013 a las 1:40 am
    Permalink

    SALUDOS NICARAGUA
    ESTE DOCUMENTO SE ESTA PUBLICANDO EN
    El DIARIO DE NEW YORK Y EL WASHINGTON POST WRITING GROUPS ©2010
    VIERNES 12 DE NOVIEMBRE

    El EJERCITO GOGLE DE DANIEL ORTEGA

    1. Los revolucionarios del siglo 21 al parecer aprendieron de sus predecesores del siglo 20 que el problema no eran los métodos sino los ideales, de modo que se deshicieron de los ideales y conservaron los métodos. Esto explica la conducta de algunos gobiernos latinoamericanos bullangueros.
    El aquelarre incluye al nicaragüense Daniel Ortega, que ha invadido territorio costarricense. Con el pretexto de dragar una parte del río San Juan que separa a los dos países, su ejército tomó una porción de tierra en la margen derecha. De acuerdo a un fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, la margen derecha pertenece a Costa Rica. La operación de dragado fue dirigida por Edén Pastora, un personaje salido de la ópera bufa que pasó de comandante sandinista a revolucionario caído en desgracia y de “contra” antisandinista a punta de lanza, ahora, del expansionismo del redivivo gobierno sandinista. Sostiene que los mapas de Google ubican a su campamento en territorio nicaragüense —un error que Google, convertido en una suerte de Papa Alejandro VI, cuya bula dividió el nuevo mundo entre España y Portugal en el siglo 15, ha corregido.
    Costa Rica, que carece de ejército y era un símbolo de estabilidad y coexistencia pacífica cuando esos eran conceptos arcanos en América Latina, acudió a la Organización de Estados Americanos. A la reciente resolución de la OEA que solicita una retirada de las tropas sólo se opuso Venezuela; hubo un par de abstenciones de otros revolucionarios.
    Ortega afirma ahora que efectivamente se retirará… pero del organismo hemisférico, no de Costa Rica. Su táctica de apelar a la Corte Internacional de Justicia es poco sutil. Está subvirtiendo con desesperación los pocos pesos y contrapesos que quedan en Nicaragua para buscar la reelección de forma inconstitucional y sabe que el tribunal de La Haya ya ha concedido a Nicaragua la soberanía sobre el río, y otorgado a Costa Rica derechos de navegación así como la soberanía sobre la margen derecha. Calcula que para el momento en que el tribunal emita una nueva decisión, hace rato que habrá sido reelegido.

    Ortega pretende, aparentemente, desviar la desembocadura del río, que está en el Caribe, hacia territorio nicaragüense. Sin embargo hay interpretaciones más sombrías. En Tel Aviv, el diario Haaretz, de centro-izquierda, ha llegado a afirmar, basado en fuentes israelíes, que existe un diseño venezolano-nicaragüense-iraní para construir un canal entre los océanos Pacífico y Atlántico.
    El ex vicepresidente costarricense Kevin Casas-Zamora, actualmente vinculado a la Brookings, me dijo que “la racionalidad de esto desde el punto de vista de Ortega no es clara. Los actos de un loco o sociópata nunca son enteramente claros. Con la regularidad de un reloj suizo, cada vez que se acercan las elecciones en Nicaragua, la clase política nicaragüense convierte al Río San Juan en un tema”.
    Aparte de esta vieja disputa fronteriza, Ortega ha pasado el último año demoliendo todo obstáculo para su reelección.
    No es indispensable ser arúspice para ver lo que se viene. Ortega cometió fraude electoral en las elecciones locales de 2008, cuando le robó el triunfo a Eduardo Montealegre, aspirante a alcalde de Managua. Ha extendido ilegalmente los mandatos de los miembros del Consejo Electoral que santificó la elección.
    La invasión del territorio costarricense, país donde los inmigrantes nicas ya constituyen el 12 por ciento de la población, es el último acto de matonería en la búsqueda del poder total.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *