Roma vive fiesta de los Santos

Desde abajo en la Plaza San Pedro

  • Juan XXIII y Juan Pablo II ya tienen la aureola de santos
  • El ambiente afuera de los muros vaticanos
  • Hoteles y alojamientos llenos, no caben más
  • Una reliquia de Juan Pablo II expuesta en un hospital pediátrico en Roma

María Alicia Talavera, /Enviada especial de Trinchera de la Noticia

El Vaticano. Cuando ayer caminé por la vía Angélica apenas pude ver una parte del interior del Vaticano, a través de la puerta de Santa Ana, uno de los accesos a este pequeño estado unido a Italia –con su capital Roma—por la vía de la Reconciliación.

Esta vez lo hice a pie junto a mi colega y “vaqueana” Erika Ramírez, periodista nicaragüense quien ya tiene varios años de residir con su familia en Roma. La puerta de Santa Ana es uno de los cinco puntos de acceso en la frontera entre Italia y El Vaticano. Sin embargo, la Basílica de San Pedro es de libre acceso por la plaza de su mismo nombre y que será el escenario pasado mañana de la canonización de los dos nuevos santos: Juan XXIII y Juan Pablo II, cuyas fotos y posters por doquier ya tienen la aureola que los ha llevado a los altares.

Hace 19 años, el 13 de marzo de 1995 tuve el privilegio, como periodista, de ser parte de la delegación oficial que presidió Doña Violeta Chamorro, cuando como presidenta de Nicaragua vino aquí a reunirse con el Papa Juan Pablo II para invitarlo a visitar Nicaragua por segunda vez. Entonces, entramos en una caravana escoltados, directo a una de las plazas del interior del Vaticano –si mal no recuerdo la de San Dámaso—para subir hasta el despacho del hoy beato y pasado mañana santo. Desde el segundo piso del Edificio Sixto V recuerdo haber visto desde allí la majestuosa Plaza de San Pedro. En esa oportunidad vacía, ayer con miles de peregrinos, y pasado mañana con millones que hemos llegado desde todo el mundo.

La capital italiana en muchos puntos luce normal, pero no es así, aunque su tráfico desordenado es igual. Y lo peor es que se especula que la policía municipal romana podría irse a huelga precisamente el domingo. ¡Ya nos podremos imaginar el caos vehicular! Ojalá que no.

Los hoteles, alojamientos, casas de religiosos y religiosas, los Bed and Breakfast, están a “reventar” y se afirma que los precios en éstos se han incrementado. En los alrededores del Vaticano, se movilizaban miles de personas a pie, en autobuses de turismo, en carros rentados para todos los gustos y bolsillos, en bicicletas, motocicletas, sin dejar de mencionar la presencia de policías. Las librerías también llenas de peregrinos que buscan un recuerdo de este evento mundial que dará inicio a las 9 de la mañana del domingo 27 cuando la Iglesia Católica celebra la fiesta de la Divina Misericordia, que fue instituida precisamente por el Papa Juan Pablo II. Pero también se ofrece toda clase de artículos para los visitantes.

En la Plaza San Pedro había ayer jóvenes cantando, expresando la alegría por la gran ceremonia, periodistas de todo el mundo captando imágenes, haciendo sus presentaciones previas al gran día, mientras que a pocos metros, aún se da la intensa actividad en la sala de prensa del Vaticano y en otra oficina habilitada en el número 5 de la Villa de la Reconciliación donde aún había tiempo para realizar las gestiones de acreditaciones, que en muchos casos se han retrasado pese a que muchos de los que hemos venido a cubrir la canonización enviamos con tiempo de antelación toda la documentación.

En fin, esto es parte de la intensa actividad afuera de los muros vaticanos, pero que detrás de éstos seguro se realiza toda una jornada extraordinaria para tener todo organizado y listo para la canonización de dos grandes de la Iglesia, como se les llama a los dos papas.

Conocimos que muchos nicaragüenses han llegado como parte de grupos turísticos para estar presentes en el gran evento mundial.

Una reliquia de Juan Pablo II

El diario Corriere dela Sera publicó ayer crónicas sobre Roma para la ocasión, es el medio que dijo de la posible huelga de policías municipales el domingo 27.

Sin embargo, informó de que una reliquia con la sangre de Karol Woytyla (Juan Pablo II) del día de su muerte el 2 de abril del 2005, estará expuesta mañana sábado y el domingo en la capilla del Hospital pediátrico del Niño Jesús, la cual consiste en una muestra de sangre contenida en un relicario.

Mientras en las librerías, alrededor de la Plaza de San Pedro, se ofrecen rosarios, reliquias, recuerdos, libros, fotos de todo tamaño, estampas y posters con las figuras de los dos papas que serán canonizados. Muchos comentarios por doquier sobre lo que ambos han significado para la Iglesia Católica. “Dos grandes”, como han dicho líderes religiosos nicaragüenses. Juan XXIII con el Concilio Vaticano II, cuyos documentos fueron ejecutados por Juan Pablo II, este último el Papa que visitó Nicaragua en marzo de 1983 y febrero de 1996. En dos momentos políticos totalmente diferentes.

Un papa que como reiteró hace dos días el Cardenal Miguel Obando y Bravo en Managua –y quien ayer al mediodía llegó a Roma vía Miami—siempre preguntaba por Nicaragua. Juan Pablo II “ha querido y quiere todavía mucho a Nicaragua y a los nicaragüenses, y por lo tanto los nicaragüenses tienen ahora en el cielo un santo más que intercede por ellos”, refirió la semana pasada a Trinchera, Monseñor Vincenzo Turturro, Secretario de la Nunciatura Apostólica en Managua.

Italia inicia hoy con la Fiesta de la Liberación, un largo fin de semana para concluir con la canonización: Juan Pablo II fue quien proclamó beato a Juan XXIII; Benedicto XVI proclamó a Juan Pablo II, y ahora el Papa Francisco es quien canonizará a los dos grandes papas.

Mientras en la Plaza San Pedro sean las 10 de la mañana del domingo 27, en Nicaragua serán las dos de la madrugada.

3 comentarios sobre “Roma vive fiesta de los Santos

  • el 25/04/2014 a las 4:37 pm
    Permalink

    Querido “Observador”:

    No es el papa el que crea los santos, ellos son postulados para ser considerados como tales; pero somos los creyentes los que realmente hacemos que alguien se convierta en santo o santa por su poderosa intercesión que culmina en su gran parte en milagros, dime sino adónde quedan los milagros tan detalladamente documentados antes de ser declarados como tal, y todos eso que la mayor parte de los milagros logrados mediante la intercesión de ellos no están documentados; mira el caso del Padre Pío. ¡Un Santo en vida! …y quien diga lo contrario pues definitivamente es que no quiere abrir los ojos al poder de Dios.

    Tienes tu derecho de no creer.

    Pero para los que sí creemos agradecemos a Dios habernos enviado a la tierra a estos sus amigos muy cercanos que oran por nosotros en su vida terrenal y luego en su vida celestial.

    ¡Qué Dios te bendiga!

    Respuesta
  • el 25/04/2014 a las 2:37 pm
    Permalink

    buen negocio para roma,y los que paricipan del negocio muy bien gracia

    Respuesta
    • el 25/04/2014 a las 3:56 pm
      Permalink

      Pensé que el nuevo papa Francisco podría cambiar esa tradición tan trillada de andar creando santos, pero segun veo, eso es lo que siempre le ha dado buenos réditos a la Religión Católica. Desde que leí la historia de santo Domingo de Guzmán y cual fue su papel durante la “Santa Inquisición” ya no me queda duda que a cualquiera le pueden dar el título de Santo. Lo bueno es que poco a poco le gente va saliendo de la ignorancia en asuntos religiosos y llegará el día en que todo sea recordado como una larga pesadilla.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *