Roma un día después de la canonización

  • La ciudad cambia de “vestido” y se alista para celebrar el Primero de Mayo
  • Miles de peregrinos se quedaron para asistir a la audiencia general del miércoles en la Plaza San Pedro

María Alicia Talavera, /Enviada Especial

20140426_093059_resizedRoma. Este lunes, un día después de la canonización de los dos papas, en la capital italiana aún se ven grupos de turistas por diversos puntos visitando los sitios de interés en esta ciudad.

Si bien, la ciudad parecía ir recuperando la normalidad -con su característico desorden automovilístico-ésta tuvo un día un tanto nublado y con algunas lloviznas, en lo que es un típico día de primavera. Al atardecer, a eso de las 6:45 p.m. se pudo observar un colorido arco iris que parecía que salía del propio centro del Coliseo.

Los grupos de turistas aún también permanecen en la Ciudad del Vaticano, en la que el Papa Francisco continúo sus actividades normales y protocolarias, al recibir ayer a los Reyes de España que llegaron aquí el pasado sábado para ser parte de las más de 90 delegaciones que asistieron a la histórica ceremonia de canonización de los nuevos santos San Juan XXIII y Juan Pablo II.

Muchos esperarán mañana 30 de abril para estar presente en la audiencia pública del Papa Francisco cada miércoles.

También se pudieron ver a muchos sacerdotes y religiosas visitando tiendas en las que se venden todo tipo de ornamentos y artículos religiosos.

20140426_044909_resizedSi bien la semana pasada toda la actividad en Roma fue para preparar el gran evento católico en la Plaza de San Pedro, ayer se pudo observar que se estaban haciendo las pruebas de sonido para el concierto que se celebra en Roma cada año en ocasión del Día Internacional de los Trabajadores, el primero de mayo.

Este tiene lugar en la Plaza de San Juan de Letrán, donde está ubicado el Palacio Laterano y la Basílica de San Juan de Letrán, que era ayer uno de los puntos visitados por los turistas.

Contiguo a la Basílica está la “Escalera Santa” constituida por 28 peldaños, los mismos que – según la tradición –  subió y bajó Jesús cuando fue llevado ante  Poncio Pilatos. En lo alto de la Escalera está situada la capilla llamada Sancta Sanctorum, que conserva algunas de las más importantes reliquias cristianas.

En una de las fachadas de la Basílica también están colocados dos tapices con las imágenes de los dos nuevos santos canonizados anteayer.

Fue sede del Papa

20140425_050930_resizedSan Juan de Letrán es la iglesia más antigua del mundo. Por eso recibe el título de “Cabeza y Madre de todas las iglesias”. Cuando cesaron las persecuciones, a comienzos del siglo IV, el emperador Constantino cedió al Papa el Palacio de Letrán (preexistente a la iglesia), para que fuera su residencia oficial. Letrán fue la sede central de la Iglesia Católica durante más de mil años, hasta el siglo XIV en que los Papas se trasladaron al Vaticano.

A finales del siglo XVI, el rico entramado de edificios que se había ido formando en la histórica sede de Letrán fue casi enteramente demolido por Sixto V. Sólo consiguieron sobrevivir la antigua y venerada basílica, reconstruida por Borromini en el siglo XVII, y unos pocos restos que se salvaron de la destrucción.

San Juan de Letrán posee dos fachadas. La más solemne, realizada en el siglo XVIII, está coronada por una balaustrada con la imagen de Cristo y varios santos. La fachada secundaria está junto al obelisco (similar al ubicado en el centro de la Plaza de San Pedro en El Vaticano) y es la más utilizada por los turistas, pues se orienta hacia el Coliseo y Santa María Mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *