Univisión: Cientos contactan al FBI en caso de profesor pedófilo

  • Habilitan teléfono y portal de internet para facilitar denuncias
Tomado de Univisión
Centenares de personas se han puesto en contacto con el FBI sobre un maestro sospechoso de haber drogado y abusado sexualmente a niños durante una carrera de cuatro decenios en escuelas internacionales en cuatro continentes, los que amplía significativamente el número potencial de víctimas.
“El FBI dijo el mes pasado que William Vahey había abusado sexualmente de al menos 90 niños, cuyas”
El FBI dijo el mes pasado que William Vahey había abusado sexualmente de al menos 90 niños, cuyas fotos fueron descubiertas en una unidad de memoria robada por su mucama. La entidad policial dijo el martes ha sido “contactado ahora por varios centenares de individuos de todo el mundo que desean hablar con nosotros como potenciales víctimas o proveer información en la actual pesquisa”.
La agente especial Shauna Dunlap dijo que las autoridades desean que todas las personas posibles se pongan en contacto con el FBI por teléfono o a través de su portal de internet para recibir ayuda y ofrece información sobre el hombre al que el FBI califica de uno de los peores pederastas de los últimos tiempos.
Vahey se suicidó a los 64 años después que evidencia de sus actos fue encontrada en una unidad de memoria robada por una mucama en Nicaragua.
Fue uno de los maestros más queridos de las escuelas internacionales donde estudian los hijos de los diplomáticos y de los ricos. Era a menudo el primero en llegar por la mañana y el último en irse. Llevaba a los estudiantes a lugares exóticos y les daba galletitas con leche cuando se acostaban.
El descubrimiento de sus actos generó una crisis en la comunidad de escuelas internacionales, en la que a los padres se les está diciendo que sus hijos podrían haber sido víctimas y los administradores se afanan por tomar medidas para evitar que se repitan abusos como los de Vahey.
Víctimas no se dieron cuenta
Aparentemente, ni siquiera las víctimas de Vahey sabían que habían sido sometidas a abusos. Las galletitas Oreo que les daba tenían pastillas para dormir, en dosis suficientes como para que los niños perdiesen el conocimiento y pudiesen ser toqueteados y fotografiados desnudos.
Vahey intentó suicidarse en Nicaragua luego de que su mucama se robó la memoria. Sobrevivió, pero se mató en un segundo intento, clavándose un puñal a los 64 años y dejando a cientos de exestudiantes suyos con la incertidumbre de si fueron víctimas de abusos o no.
A lo largo de las décadas hubo numerosas oportunidades de desenmascarar a Vahey, empezando por el hecho de que fue convicto de abusos sexuales en California a fines de los años 60, lo que no impidió que fuese empleado varias veces en sitios donde estaba en contacto con menores.
En 1969 Vahey fue arrestado y acusado de abusos sexuales de menores luego de que la policía dijo que había manoseado las partes íntimas de ocho niños de entre siete y nueve años de edad en una escuela del Condado Orange de California en la que fue instructor de natación. Vahey tenía por entonces 20 años y le dijo a las autoridades que había comenzado a toquetear a niños sin su consentimiento cuando tenía 14 años.

Un comentario sobre “Univisión: Cientos contactan al FBI en caso de profesor pedófilo

  • el 15/05/2014 a las 7:53 am
    Permalink

    Pedófilos y pederastas degenerados, acostumbran dar rienda suelta a sus aberraciones de todo tipo en los países tercermundistas, aprovechando la corrupción de policías y militares, los que cuando logran echar el guante a uno de ellos, primero le dicen, “con la plata baila el perro”, dándole a entender que son sobornables con un plato de lentejas.

    Posiblemente el pedófilo y pederasta Vahey, el que se suicidó recientemente ante el peso de sus abominaciones, visitaba en Managua y cabeceras departamentales cercanas las famosas “salas de masajes”, las que siempre han existido y se amplían cada vez más en estrecha asociación con los miembros más corruptos y degenerados de la policía orteguista.

    Durante la primera dictadura de Ortega Saavedra, cuando se presentó como marxista-leninista, recurriendo a la dictadura revolucionaria del proletariado para justificar todos los abusos de los represores oficiales de su infame régimen, todos los degenerados proclamaron que en Nicaragua se había realizado la revolución del sexo.

    El Ministerio de Educación Pública de ese entonces, contrató como sexóloga a una farsante que se presentaba como orientadora y defendió que los estudiantes que fueron reclutados como “alfabetizadores” practicaran el amor libre, matrimonios por las armas, matrimonios de trinchera y sexo contra natura, por lo que fue muy felicitada por el respectivo ministro, Carlos Tünnermann Bernheim, conocido por su fanatismo orteguista con el sobrenombre de “el rectorcito”, dado su mínimo coeficienete intelectual, teniendo un cerebro que puede usarse como transplante, ya que nunca ha ejercido la función de pensar.

    Auxiliadora Marenco, profesora de aberraciones sexuales de toda índole, manifestaba en sus asquerosos escritos que no había relación sexual que superara a la que usaba como cama el suelo y como cubrecama, las hojas secas de los árboles, acompañados los amantes por el canto de los pájaros.

    Con tales antecedentes “revolucionarios” impuestos por los nueve Comandantes de la Robolución Sandinista, es que Nicaragua sentó las bases para convertirse en un paraíso sexual, donde dan rienda suelta a toda su concupiscencia todos los degenerados tanto nacionales como extranjeros. Por eso es que Vahey se trasladó a Nicaragua, para pervertir a los niños y adolescentes.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *