Dar con los criminales

  • Clamor generalizado pide una investigación rápida y profesional que encuentre a los responsables de los atentados
  • Iglesia dice que autoridades deben “asegurar que nuestra sociedad no se construya sobre el terrorismo, la impunidad o el encubrimiento cobarde de eventuales actores intelectuales”
  • Gobierno de Estados Unidos declara que “continúa apoyando una Nicaragua segura, libre y democrática”

Redacción Central/Trinchera de la Noticia

Una ola de indignación y de reclamo de una profunda investigación que dé con los responsables de los atentados en contra de simpatizantes sandinistas, encabezada por la Iglesia Católica a la que se sumaron muchas instituciones del país, ocurrió ayer mientras la Policía Nacional, apoyada por el Ejército de Nicaragua, avanzaba las pesquisas.

La Policía no agregó elementos nuevos de la investigación o de los interrogatorios a los cuales ha sometido a cuatro jóvenes, miembros de este partido político, los primeros detenidos por la emboscada ocurrida en Las Cabalazas, departamento de Matagalpa.

No hay información sobre las averiguaciones del grupo que atacó en San Ramón a otra caravana de simpatizantes rojinegros, la noche del sábado 19 de julio.

La Arquidiócesis De Managua publicó un comunicado firmado por el Cardenal Leopoldo Brenes Solórzano y su Obispo Auxiliar, monseñor Silvio Báez Ortega, que reproducimos a continuación:

“A nuestros Sacerdotes, Religiosos (as), agentes de pastoral, pueblo católico, hermanos en la fe cristiana, nicaragüenses, hombres y mujeres de buena voluntad:

1. En nombre de la Arquidiócesis de Managua, como pastores del pueblo de Dios, deseamos manifestar nuestro profundo dolor e indignación ante el terrible acto criminal perpetrado el sábado pasado contra hermanos nicaragüenses que regresaban a sus casas después de la celebración del 19 de julio en Managua. Como creyentes y obispos condenamos absolutamente este acto violento que viene a enlutar a las familias de estas personas fallecidas y a todo el país que vive con dolor y repudio este hecho tan inhumano e irracional.

2. Iluminados por la palabra de Jesús quien non invita al diálogo tolerante y al encuentro reconciliador (cf. Mateo 5,25-26), que nos ha propuesto como ideal de convivencia el amor de unos por otros incluidos los propios adversarios (cf. Mt 5,44) y nos ha dejado como don de su pascua la verdadera paz (cf. Juan 14,27), hacemos un llamado a todos los nicaragüenses para que finalmente erradiquemos de nuestra historia y de nuestro corazón el odio, la confrontación irracional y la violencia. La paz exige fortaleza y esperanza, la violencia es una vil debilidad que no resuelve nada. «Imitemos la paciencia de Dios, alimentando la esperanza con la sólida confianza en la victoria final del bien, es decir de Dios» (Papa Francisco, Angelus del 20 de julio de 2014).

3. Al condenar el acto terrorista del sábado, pedimos a Dios que toque con el corazón de estos agentes de iniquidad, que han desoído el mandato divino: «No matarás» (Éxodo 20,13). Elevamos nuestras oraciones por estas víctimas inocentes para que sean acogidas por Cristo, el Señor, en la gloria de una vida que no termina. Oramos también por sus familiares, para que experimenten el consuelo del Dios de la vida y nuestra cercanía amorosa a través de la oración.

4. No debemos olvidar que la caridad evangélica exige la justicia (Caritas in Veritate, 6). Y cuando la justicia ha sido quebrantada, hay que restablecerla con las penas correspondientes establecidas en nuestras leyes. En primer lugar para asegurar que nuestra sociedad no se construya sobre el terrorismo, la impunidad o el encubrimiento cobarde de eventuales actores intelectuales. Y para que este reprobable acto criminal nos ayude a todos a purificar nuestros corazones para amar y construir la paz. No olvidemos que el mal brota del corazón del hombre (cf. Marcos 7,21-23) Que todos los nicaragüenses, creyentes y no creyentes, instituciones gubernamentales y sociedad civil, al  comprometernos a erradicar del corazón el odio, rechacemos todo acto violento y no cometamos nunca más en Nicaragua ningún atropello contra los derechos humanos de nadie. ¡Condenemos la violencia y no la justifiquemos, pero tampoco la promovamos y provoquemos nunca más en nuestra amada patria que ya ha visto tanta sangre de sus hijos derramada injusta e inútilmente!

5. Les pedimos a nuestros sacerdotes y a nuestras parroquias y comunidades que este jueves 24 de julio, ofrezcamos la Eucaristía por las víctimas de este acto terrorista y una Hora Santa frente a Jesús Sacramentado implorando el don de la paz sobre nuestra patria y la gracia de escuchar de Jesús en el corazón sus palabras: “Felices los que trabajan por la paz, porque Dios los aceptará como sus hijos” (Mateo 5,9).

Dado en la Curia Arzobispal de Managua el veintiuno de julio de dos mil cuatro.

Estados Unidos

El gobierno de los Estados Unidos también condenó la “violencia posterior al 19 de julio” y la embajada en Managua envió a los medios de información el siguiente comunicado:

“El Gobierno de los Estados Unidos condena los ataques violentos contra buses que transportaban personas civiles cuando regresaban de las festividades del 19 de julio, resultando cinco personas fallecidas e hiriendo a un número considerable. Expresamos nuestras condolencias a todas las familias de las víctimas. El Gobierno de los Estados Unidos continúa apoyando una Nicaragua segura, libre y democrática”.

También la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, AMCHAM, emitió otro pronunciamiento en que “expresa su más firme condena a la acción perpetrada el pasado 19 de julio a víctimas inocentes” y en el que rechaza “cualquier forma de violencia como mecanismo de promoción o de protesta”.

También expresan su “solidaridad para con los familiares de las personas que fueron asesinadas, y deseamos que los heridos se recuperen prontamente, a la vez que exigimos de la Policía Nacional, un actuar profesional e imparcial en el pronto esclarecimiento de este lamentable suceso, para que se conduzca a los responsables de tan vil acción ante los tribunales de justicia”.

Un comentario sobre “Dar con los criminales

  • el 22/07/2014 a las 9:24 am
    Permalink

    tenemos que matener el repoudio contra todos los asesinos ,solo por mensionar a dos de estos asesinos , preguntenle a Lenin Cerna cuantos mato, al gral Soplete caunto asesino en Masaya y el norte de Nicaragua solo por pensar diferente,y el resto de pantiones clandestinos de los 80 y 90 que son cienes en todo el territorio nacional ya no a Tomas Borges por que a ese ya el diablo le paso la cuenta

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *