Nicaragüense celebran a Santo Domingo en LA

  • Devotos y nostálgicos residentes en Los Ángeles, California, hacen fiesta con todo y el Santito

Por Olga Rojas/Diario Unidos

Los Ángeles, CA. Durante 20 años, Jorge Obregón, promotor de eventos y presentador de la televisora Nicatele, ha estado organizando la Feria Internacional Nicaragüense en Los Ángeles.

“El año pasado estimamos que entre 1,000 a 1,500 personas asistieron a esta feria”, dijo Obregón.

Este año, esta celebración se realizó el domingo, 3 de agosto entre las calles Hoover y Temple y la cantidad de asistentes a lo largo del día fue muy similar.

“Hubo varios objetivos, el primero de ellos fue reunir a la comunidad en torno a Santo Domingo de Guzmán, que es el patrono de Managua, la capital de Nicaragua”, dijo Obregón.

El Fundador de la Orden de los Dominicos, Santo Domingo de Guzmán, es el patrono de esta ciudad centroamericana, cuyo santoral se conmemora el 8 de agosto, aunque los nicaragüenses les dicen fiestas agostinas, porque lo celebran por varios días.

De acuerdo a la Revista Nicaragua Actual, este santo sale de la parroquia Las Sierritas, cada año baja a la ciudad de Managua y celebran con un derroche de alegría, tradición y folclor… en una mezcla religiosa y pagana.

Obregón señaló que en esa feria se buscó también presentar la cultura de ese país.

“Tendremos a La Gigantona y el Enano Cabezón, que son personajes culturales nicaragüenses. Ella es una muñeca que mide más de 8 pies, con una persona por dentro que la hace funcionar. Se trata de una mujer blanca, elegante, alta, de pelo largo, porque es la imagen de una española”, explicó Obregón.

La tradición indica que los indios hacían bailar tambores a esta española, y con ello se sentían superiores. Mientras que el indio se representa a sí mismo como enano, pero cabezón porque se cree más inteligente.

En las ferias, el Enano Cabezón canta coplas, que son versos en rima e improvisa sobre cualquier situación.

Róger Martínez, un nicaragüense de 60 años, quien ha vivido la mitad de su vida en Estados Unidos, estuvo en esta feria. “La procesión del santo atrajo mucho mi atención, aquí tuvimos como una pequeña reproducción de lo que se ve allá”, dijo.

Igualmente, señaló que le parecen muy bien que se lleven a cabo este tipo de eventos porque le permite a la comunidad tener un espacio para encontrarse.

Al estilo nica

Durante la feria hubo venta de productos típicos nicaragüenses, así como de comida autóctona de esa nación, como el vigorón, que es un plato que se sirve en una hoja de plátano, donde se coloca yuca cocida, chicharrón y una ensalada de repollo y tomate. También hubo buñuelos y fritanga. Entre las bebidas: maracuyá, cacao, cebada con piña y cerveza nicaragüense llamada, Toña.

La entrada tuvo un costo de $15, lo que permitía a los asistentes ver el entretenimiento en vivo y también ser parte de una rifa de pasaje aéreo a Managua.

Entre esa música en vivo estuvieron las agrupaciones Marimba Nicaya, el Ballet Folklórico Mi Linda Nicaragua, además el Club Social Nicaragüense vino desde Las Vegas, y fueron los encargados de interpretar las canciones para la presentación de la Gigantona y el Enano Cabezón.

Se bailó al ritmo de merengue, bachata, salsa, cumbia y palo de mayo.

“Una parte de lo que se recaude en esta feria será para la Fundación de Niños de la Calle de Nicaragua”, dijo Obregón.

Este evento recibió la colaboración del Instituto Nicaragüense de Turismo. “Nos han dado maracas y folletos de información turística del país para regalar al público”, mencionó Obregón, quien agregó que el concejal del Distrito 13 de la ciudad de Los Ángeles, Mitch O’Farrell, también apoyó en la organización de esta feria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *