Advertisement

Operación Cadena: 114 kilos incautados

  • Policía detiene a un taxista y a dos mujeres

Redacción Central/Trinchera de la Noticia

La Policía Nacional incautó más de 114 kilos de cocaína en una operación realizada la madrugada de este jueves a la altura del km 96 de la carretera Managua-Rivas.

El jefe de relaciones públicas de esa institución, comisionado mayor Fernando Borge, informó que aún se contabiliza la droga y que en la acción realizada por los agentes antinarcóticos fueron capturadas dos personas, ocuparon dos vehículos y allanaron una vivienda.

Durante la operación “Cadena”, la policía arrestó a Javier Peña Berrios y Nadieska Masiel Álvarez Avellán, quienes llevaron la droga en el taxi con placa de Rivas 459.

Además se capturó a Junieth Ponce Dinarte, propietaria de la vivienda donde guardaban la cocaína y ocuparon el auto particular con matrícula RI 7727.

El jefe de la Policía de Rivas, comisionado mayor Sergio Gutiérrez Espinoza, ofreció detalles de lo ocurrido. Los 99 paquetes de cocaína estaban ocultos en cuatro sacos y en el baúl de un automóvil color blanco, que era usado como taxi y conducido por Peñas.

La droga era trasladada a la casa de Ponce en el kilómetro 96 de la Carretera Panamericana, próximo a la frontera con Costa Rica.

La directora de la Policía Nacional, Aminta Granera, aseguró recientemente que la estrategia de la nación se está cumpliendo: la droga no pasa y Nicaragua está fuera del mapa de los países con pistas aéreas narcos y con bodegas de almacenamiento.

Granera sostuvo que se persigue golpear la base logística, para que los narcotraficantes no pasen por Nicaragua y no nos vayan dejando el derrame de la droga.

Un comentario sobre: Operación Cadena: 114 kilos incautados

  1. Fernando Carrillo Astorga dice:

    La cocaína que cae en manos de los efectivos de la policía orteguista dedicada a echar mano de las drogas y el dinero en efectivo que llevan los narcotraficantes, queda siempre en manos de los Comisionados Mayores de ese brazo armado del FSLN. Otro tanto puede decirse de los vehículos que son incautados y que terminan en manos de jueces y magistrados del corrupto poder judicial de Nicaragua.

    Todo ese dinero y drogas que luego son objeto del narcomenudeo en Nicaragua se traducen en lujosas mansiones de varios pisos, piscinas, lujosas camionetonas donde se desplazan los familiares de los Comisionados Mayores de la Policía Orteguista.

    Mr. Obama debe convencerse que la unidad antidrogas de la policía orteguista, persigue a los que hacen competencia desleal a los carteles mexicanos que se encuentran coludidos con sus Comisionados Mayores. Basta ver en los Altos de Santo Domingo el palacio donde viven la Primera Comisionada Mayor y su familia, Aminta Granera, para llegar a la conclusión que con sus salarios no podrían disponer de ese tipo de residencias.

    Carece de sentido que Mr. Obama entregue millones de dólares anuales al régimen orteguista para evitar que por el territorio nacional pasen indocumentados rumbo a los Estados Unidos y se almacenen drogas que luego son entregadas a los carteles mexicanos, los que ya tienen efectivos de los Zetas que se desplazan en el norte del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *