Loma de los lamentos

Por Hamlett

La tragedia del jueves pasado, avisada desde hace tiempo, nos trajo de regreso a la realidad, al país que tenemos, al que debemos sacar del hoyo antes de que sigan ocurriendo situaciones dolorosas como la muerte de nueve personas ahogadas en el lodo y la pobreza.

Venir a buscar culpables es inútil, encontrar soluciones es lo obligado. Sacar lecciones para el presente y el futuro, evitar más dolor y vergüenza como la que el país debe estar sintiendo por la muerte de niños, jóvenes y adultos, es lo que debemos hacer ahora.

Evitar olvidar mañana lo ocurrido, como suele suceder en este país en donde la agenda de arriba combate a la realidad, como si se tratara de borrar la miseria con una fotografía o un video, una sonrisa en las vallas de carretera, una banderita azul y blanca.

Tampoco debemos rasgarnos las vestiduras y como fariseos llorar lo que en el fondo no sentimos. Como dijo Jesucristo sentir por dentro lo que se expresa por fuera.

Ahora tenemos 18 muertos en dos semanas, todas víctimas de las lluvias, todos provenientes de las clases más pobres, campesinos y habitantes de las villas de miseria.

Esa es la realidad, la vulnerabilidad de un país que continúa siendo el segundo más pobre de América Latina junto a nuestro eterno acompañante Haití. Los números están allí, no nos dejan mentir aunque el asesor económico de la presidencia dijo la semana pasada que ellos –en el gabinete económico- saben más que el Banco Central o FUNIDES.

Los 18 fallecidos son el resultado de esta miseria a la que todos los días combaten los empresarios invirtiendo en desarrollo, en la que gastan esfuerzo y dinero naciones amigas y organizaciones internacionales, en las que el gobierno pone su cuota y al que todos le demandamos explicaciones. Sí, porque no podemos ir esta noche a la cama para olvidar lo que pasó en la trampa mortal del barrio 18 de Mayo, una fecha emblemática para los sandinistas, porque es el nacimiento del héroe liberal privatizado por el FSLN, no debemos pasar la página pensando que “mañana hijo mío todo será distinto”.

El juego del poder

Estoy de acuerdo en que no debemos culpar a los pobres de lo ocurrido pero sí a las autoridades de la Alcaldía de Managua que los trasladaron de allí en 2009 pero que se hicieron de la vista gorda cuando volvieron. Ellos sabían que el muro de piedra cantera y losetas de Lomas del Valle no aguantaría un palo de agua como el del jueves y tampoco hicieron nada.

Cuando ellos quieren, pueden. Así fue, cuando contra toda opinión pública, derribaron edificios y la Concha Acústica en la antigua Managua. Gastaron una millonada en derribar y no construir. Llenaron una avenida con árboles de la vida, en vez de hacer un nuevo barrio 18 de Mayo y clausurar la zona mortal en la que sobrevivían familias que levantaron sus casas sin permiso. La mayoría de las casas del, ¿barrio?, eran de piedras canteras y zinc, del que les regalan a cambio de su fidelidad política el día de las elecciones.

No debemos culpar a los pobres que, como siempre, sacrifican sus vidas porque es lo único que tienen. Pero tampoco hay que obviar lo dicho por el alcalde de facto, Fidel Moreno, de que esas personas habían regresado pese a que se les dio un pedazo de terreno y una “casita para el pueblo”. Seguramente las vendieron o acomodaron a sus familias y volvieron al sitio esperando conseguir otro lote y otra casita.

Cumplir la ley

El muro perimetral de Lomas del Valle, un reparto criticado por los errores cometidos por el desarrollador y el constructor, era una fachada. ¿Dónde quedaron las críticas de los habitantes del reparto? En nada. ¿Dónde está el flamante Procurador de Derechos Humanos que se levantó contra las doctoras de Salud Integral?

Fidel Moreno no dijo una sola palabra sobre el incumplimiento a las normas de construcción que la Alcaldía debe tutelar porque sabe que hay importantes tagarotes del FSLN metidos en el negocio, como su amigo del alma Yasser Martínez, quien recibe contratos a manos llenas que no cumple. Recibe adelantos jugosos pero no concluye las obras, para argumentar que salió más caro de lo previsto, para que le den un sobrepago, para hacer más dinero, para seguir estafando a los managuas.

El oficialismo se ha llenado la boca elogiando el “modelo” de reacción preventiva, las brigadas de respuesta rápida con militantes de la Juventud Sandinista, pero, ¿con 18 muertos a quién hay que elogiar?

Trabajar más

El oficialismo pronosticó toda una semana la inminencia de un terremoto –en un país del círculo de fuego en donde tiembla a diario y en el que el ciclo de las probabilidades del mega terremoto cada 40 años ya se cumplió- y resulta que la tragedia nos llegó con las lluvias y no con un sismo.

Es tiempo de volver a la realidad y darnos cuenta de que el “modelo” aún no lo es y que falta mucho para echarse flores. Hay que trabajar más, con ahínco y humildad, con empeño y sin descanso, sin fanfarrias.

3 comentarios sobre “Loma de los lamentos

  • el 24/10/2014 a las 1:55 am
    Permalink

    muy bien dicho senor Astorga, eso que sucedio a estas pobres familias son el reflejo de la irresponsabilidad de la municipalidad, de no velar por la comunidad cuando se hacen nuevas viviendas ud y yo sabemos que Deben ser conforme especificaciones hechas por ing. civiles, acreditados, no pericos que como bien ud. lo dice no le llegan ni al calcetin a Buenos maestros de obras, esto es parte del engranaje de irresponsables que en parte dtienen parte de la danza de criminals que iresponsablemnte danzan a la fiesta de la piñata que hoy sontinua, y falta la otra danza de todo lo que le quieren dar a al chino, esto ya es el colmo nos vamos a dejar que nos arrebaten lo poco que nos quedan de nuestros recursos naturales, puesto que han hecho maravillas en la Montana con la madera preciosa… y asi por el estilo, ya no se aguanta en este pais, como se burlan del pueblo a diario

    Respuesta
  • el 20/10/2014 a las 10:30 am
    Permalink

    Corrección. “sentir por dentro lo que se expresa por fuera” nunca lo dijo Jesucristo.

    Respuesta
  • el 20/10/2014 a las 9:19 am
    Permalink

    Las tragedias ocurridas recientemente en diferentes puntos de Managua por las fuertes lluvias y corrientes que arrastran todo tipo de desechos sólidos por la falta de limpieza que debiera realizar la Alcaldía de Managua, la que se ha saldado hasta ahora con más de 20 muertos contabilizados en la cifra macabra de Fidel Moreno, Daisy Torres y restantes beneficiarios del alto grado de corrupción imperante en la ciudad de Managua, revelan una vez más que los jerarcas del orteguismo están dedicados al saqueo de todos los recursos de las instituciones que han caído en sus manos, porque temen que más temprano que tarde se les termine esta oportunidad de enriquecerse sin realizar ningún trabajo, como no sea meter “las manos”, únicamente.

    La proliferación de empresas constructoras, en manos de vividores orteguistas, como es el caso de EMDECO, propiedad del socio de Telémaco Talavera en el saqueo de los recursos del CNU, Yaser Martínez, realizan todo tipo de obras sin disponer de personal calificado, echando mano de los “ingenieros” egresados de las 53 universidades existentes en el país, con conocimientos inferiores a los de un maestro de obras, están a la vista. El muro perimetral de Lomas del Valle colapsó porque las espeficiaciones técnicas no fueron elaboradas por un ingeniero civil con experiencia, sino por pericos que representan una seria amenaza a la vida y haciendas de los habitantes de la ciudad de Managua.

    Lo más lamentable del caso es que estas situaciones se repiten todos los años sin que los responsables sean nunca procesados penalmente, porque pertenecen al entorno de mafiosos que cantan loas a los disparates de la familia presidencial, Ortega-Murillo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *