No basta con lo dicho

Por Hamlett

El diputado Eduardo Montealegre Rivas necesitó de una conferencia de prensa para desmentir que él haya viajado a Taipei, capital de China Taiwán, para pactar con el sandinismo la ruptura de las negociaciones con el PLC.

Tiene razón. No es necesario viajar tanto para amarrarse, de nuevo, con el FSLN. No tengo necesidad de repetirlo, pero sí de subrayarlo: Al único que no le conviene la unidad de la oposición es al FSLN y el único que tiene problemas judiciales que pasan irremediablemente por las manos del sandinismo es Eduardo Montealegre –con su hermano, con la personería jurídica del PLI y hace algunos meses con un familiar muy cercano.

En esa conferencia de prensa dijo algunas cosas que no pueden pasar desapercibidas, sobre todo porque el esfuerzo de unidad estaba comenzando a tomar forma cuando él rompió las pláticas.

Se equivocó cuando acusó a la dirigencia del PLC de haber despertado la sospecha de su viaje a Taiwán. El diputado Wilfredo Navarro, quien nació políticamente en el PLI y que se ha mantenido fiel al PLC, fue quien dijo dos cosas a las que Montealegre no respondió satisfactoriamente en esa conferencia de prensa: 1) Que pactó con el FSLN –en este caso con el presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez- en ese viaje, y del que regresó “con los demonios adentro”; 2) Que le “sonaron las llaves de la cárcel” (para su hermano Alvaro) cuando el proceso fue agarrando forma y por eso rompió la semana pasada.

En los círculos políticos dicen que Montealegre no negocia directamente con Daniel Ortega, con quien no ha hablado desde hace años, sino que lo hace con los mensajeros, uno de ellos el diputado Edwin Castro. El otro, por obvia naturaleza, sería el presidente de la Asamblea Nacional, al que llaman con la manida frase “el foro político por excelencia”.

¿Qué de malo tiene?

¿Qué de raro tendría que debido a que no puede hablar con Daniel Ortega, de quien no tiene siquiera su número celular, utilice a cuadros de confianza del FSLN, como René Núñez Téllez, para mandar mensajes, recados o para hacer compromisos? No veo el problema.

La semana pasada, el juez Octavio Rosthchuh en cuyas manos está el proceso judicial de Álvaro Enrique Montealegre Rivas, dictó un auto judicial rechazando las peticiones de los abogados acusadores para iniciar ya el juicio. Esta es la tercera ocasión que es pospuesto oficialmente, solo que esta vez no hay fecha.

El juez Rosthchuh es contundente cuando dice que los tiempos procesales están detenidos y que él es quien dirá cuando arranca el juicio de un caso que ya lleva un año y dos meses en la tubería de los tribunales, mientras las víctimas por estafa están desesperadas.

No le importa

Yo tampoco creo que sea descabellado pensar que Montealegre haya sacrificado la unidad liberal para mantener a su hermano en su casa desde la cual ha seguido haciendo negocios. Dicen que está reactivando, desde su “cárcel” virtual, un proyecto de generación de energía eólica que había planificado antes de caer “preso”.

Además, según la resolución del juez, Montealegre tiene todo el tiempo del mundo para “negociar” con las personas a las que le dio vuelta, pero, desde que le pagó hasta el último centavo a las monjitas del Teresiano no ha pagado ni un peso más ni llegado a acuerdo alguno con los demás.

Es decir, Álvaro Enrique se siente tan blindado por el acuerdo de su hermano con el sandinismo que le vale pagar o no pagar. El “limbo” jurídico en que se encuentra, le da el espacio suficiente para vivir bien y hacer negocios por internet, como mover dinero desde sus cuentas en Dubai, por ejemplo.

Algo remoto

Existe otra posibilidad, para mí remota, y es que Eduardo haya aceptado hacer el viaje a Taiwán para reunirse con el congresista republicano de la Florida, Mario Díaz-Balart Caballero, quien asistió a la fiesta taiwanesa.

Montealegre no tenía que ir tan lejos para ir a ver a uno de sus principales soportes políticos en la Unión Americana, a menos que haya sido para tramar algo más grande, más peligroso, y por eso no convenía que los vieran juntos en Miami. No sé, talvez.

En general, recordemos que el llamado a la unidad de los liberales fue pedido hace más de cinco años por empresarios, sectores religiosos y organismos no gubernamentales. A regañadientes, Montealegre hizo una alianza en 2008 pero la evitó en 2011. A partir de 2012, el PLC puso una fuerte presión para obligarlo a sentarse a la mesa. Le mandaron tres cartas públicas hasta que finalmente envió a una delegación.

Completó la orden

Esta la presidió su primer vicepresident, el diputado Luis Callejas, quien rápidamente alcanzó acuerdos con el PLC. Fue entonces que se dio cuenta que estaba entrando a un terreno movedizo para él –talvez fue cuando le sonaron las llaves- y empezó a hacer algunas “ratonadas”. Después, anuló a Callejas y mandó a su “rompe pláticas”, Kitty Monterrey, quien no pudo cumplir su misión.

Así, Eduardo regresó “con los demonios adentro” de Taiwán, en donde esperó que Kitty hiciera su labor, y vino a acabar con el intento de unidad.

 

 

5 comentarios sobre “No basta con lo dicho

  • el 27/10/2014 a las 11:10 pm
    Permalink

    En palabras llanas eso se llama chantaje! Deduzca usted lo que haría en la posición del corrupto también de Eduardo!

    Respuesta
  • el 27/10/2014 a las 3:52 pm
    Permalink

    Por favor señores, mientras su hermano Alvaro tenga el clavo de la estfa encima, no hay unidad ni que Dios la pida. Es la unica salvacion que tiene el hermano, de lo contrario estaria ya en la Modelo.

    Respuesta
  • el 27/10/2014 a las 2:13 pm
    Permalink

    Como persona bien documentada podria dona Mimi exponernos detalladamente en que consistio ese pacto a nosotros los neofitos.Se le agradeceria mucho.

    Respuesta
  • el 27/10/2014 a las 8:12 am
    Permalink

    perjudicial o una muerte segura politica al tratar o posar junto a Arnoldo Aleman y los de la cupula, yo lo he dicho que las fotos donde sale Aleman y su cupula no ayudan a la unidad, ya que ellos y sobretodo Aleman estan muy desprestigiados y tienen una imagen completamente negativa que produce una reaccion contraria con los que quieren un cambio en Nicaragua por la trayectoria politica poco deciable de estas personas de las cuales nadie quiere saber nada ni tener ningun tipo de coneccion con ellos esa es la realidad nos guste no, es tiempo de ser realista y no ignorar la realidad de las cosas.

    Respuesta
  • el 27/10/2014 a las 5:40 am
    Permalink

    Segun Nicho Marenco el pacto Aleman / Ortega se hizo en el chile. Es que se necesita viajar tan largo para pactar? sobre todo con la tecnologia moderna ,que que puede hablar (y con imagines) por facetime, viber,skipe, por chat, celulares, correo electronico , ete, etc.
    No estoy insinuando que MOntealegre no es capaz de hacerlo; pero ahora en estos tiempos mejor cuenteme UNA DE VAQUEROS.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *