Advertisement

Iglesia admite fuga de católicos

Iglesia Colonial de Granada
  • Monseñor Bosco Vivas admite que la Iglesia y sus religiosos son responsables de la fuga de católicos
  • “La falla la tenemos que buscarla en nosotros mismos”, dice el obispo de León en una entrevista abierta sobre cómo entender los mensajes papales sobre los homosexuales, los divorciados y la doctrina

Por Xavier Reyes Alba/Trinchera de la Noticia

Monseñor Vivas: No se puede rechazar en la Iglesia a los homosexuales.

Monseñor Vivas: No se puede rechazar en la Iglesia a los homosexuales.

“La falla tenemos que buscarla en nosotros mismos”, respondió monseñor Bosco María Vivas Robelo, Obispo de León, a las preguntas sobre la causa de la fuga de católicos.

El tema es también de crucial importancia para la Iglesia en Nicaragua. Desde el pasado martes, los obispos nicaragüenses están en un retiro espiritual de cuatro días, en la casa de la orden de las monjas Carmelitas Descalzas en Carazo, haciendo la evaluación del 2014, planificando el 2015 y hablando de estos asuntos.

En una amplia conversación con Trinchera de la Noticia, Monseñor Vivas habla de la caída en el número de fieles católicos, de los cambios del Vaticano hacia los homosexuales, los divorciados que buscan recibir los sacramentos cristianos y otros temas que hasta hace poco eran tabú para los sacerdotes y los fieles.

A continuación la entrevista.

Monseñor Vivas ¿qué piensa del informe de que hay menos católicos en el mundo? ¿Es a causa de la pérdida de fé?

Monseñor Vivas: Yo creo que la verdad siempre es sana y hay que tener el valor de verla y aceptarla. Y la verdad es que ha habido mucha fuga de católicos a las sectas protestantes.

No voy a acusar a las sectas de que tienen mucho dinero o hacen esto…o lo otro. La falla tenemos que buscarla en nosotros mismos, los dirigentes católicos, los sacerdotes y los obispos especialmente. ¿Qué hemos hecho con el evangelio? ¿Cómo hemos presentado el evangelio a los jóvenes, a los obreros y a los campesinos? ¿Por qué se van ellos de la Iglesia? El tener sed de Dios es propio de los seres humanos. Ya lo decía San Agustín: “Señor nos hicistes para ti y nuestro corazón estará inquieto hasta que descanse en ti”. El ser humano tiende a satisfacer esa sed de Dios y quiere decir que si han buscado saciar esta sed de Dios en otras agrupaciones religiosas es porque quizás nosotros no los hemos saciado como debíamos haber hecho.

Para mi esto tiene que ser más bien un golpe de pecho para nosotros, pero también tenemos que decir que esto no es asunto que no se haya trabajado. En los últimas décadas y años el trabajo de la Iglesia ha sido fuerte. Los católicos jóvenes, ancianos, hoy en día no tienen pena de manifestarse como católicos.

En otros tiempos, cuando yo era un niño, los hombres se quedaban atrás como apenados, no eran de aquellos que hablaban de Jesucristo y mostraban sus sagradas escrituras, o andaban un rosario en la mano. Ahora si, hay valor, valentía y convicción en los católicos. Y esto es un avance maravilloso. Quiere decir que se ha trabajado en la catequesis, en la formación religiosa, y eso es lo que tenemos que hacer.

Eso y mucho más en todos los niveles, en todos los hogares. Si el católico conoce su fe y goza de los dones que el catolicismo le da, entre ellos la devoción a María Santísima y Jesús Sacramentado, por ningún oro del mundo abandonaría su religión.

No necesitaríamos hablar mal de nadie, yo no lo acostumbro tampoco, aunque los protestantes si hablan mucho contra nosotros, y muy mal, con ofensas como cuando hieren a nuestra madre santísima. Pero no es esa la manera con que queremos responder, sino que llamamos a los católicos a repensar sus decisiones y a retornar. La Iglesia siempre es madre y espera a sus hijos. No hay puertas para el católico que quiera retornar.

¿Está la Iglesia nicaragüense lista para enfrentar los cambios? Estuvo en Roma, ¿cómo vio al Papa Francisco?

Monseñor Vivas: Estuve en Roma dando gracias a Dios por la beatificación del Papa Pablo VI que me ordenó sacerdote, tuve esa gracia inmensa de Dios y quise ir a Roma para alegrarme de su glorificación.

Como todo creyente, como todo peregrino, me di cuenta de que el Papa Francisco tiene una aceptación muy grande entre la cantidad inmensa de peregrinos que llegan, la alegría con que lo reciben demuestra la esperanza que tienen en la sinceridad del Papa cuando les habla, incluyendo a nosotros los sacerdotes y los obispos.

El Papa es sincero, no cabe duda, y esto es bueno para la Iglesia porque tenemos que actuar con la verdad, no temer a las circunstancias y el qué dirán, simplemente tenemos que testimoniarlo con la vida a costa de la vida misma si es necesario.

Esto me lleva a dar un vistazo un poquito más atrás del Papa Francisco. Con el Papa, el Santo Juan Pablo II, creo que la cercanía del mundo al Papa, o el Papa al mundo, fue algo providencial. El Sumo Pontífice dejó de ser algo lejano y se convirtió en un amigo.

El Papa Santo, Juan Pablo II, llevó a la Iglesia, impulsado por el Divino Espíritu, como es la misión que le encomendó el Señor, llevó a la Iglesia a amar y a expresar el amor al mundo. Es decir, no al pecado, porque el pecado es contrario a Dios, y le hace daño al hombre.

El Papa Benedicto que también demostró una virtud extraordinaria, con su valiente dimisión al pontificado, con su ministerio que ejerció de manera valiente, poniendo los puntos sobre las íes de la doctrina de la Iglesia. Es un hombre que trabajó en la doctrina de la fe, un teólogo extraordinario. La Iglesia se benefició de la sabiduría de este hombre que clarificó su doctrina, para mostrarla al mundo.

Y ahora viene Francisco, ya con el mundo disponible para dialogar con la Iglesia, con las ideas claras de los católicos porque Benedicto nos acostumbró a apreciar las verdades de la Iglesia, entonces, viene el diálogo con el mundo de una manera más natural, menos violenta y sin ninguna ofensa. Podemos y debemos dialogar con todos, porque con todos debemos construir y reconstruir el mundo en que vivimos.

¿Qué tan abierta está la Iglesia Católica de Nicaragua para los cambios que el Papa Francisco propone, en el campo de la vida conyugal, los homosexuales, el ejercicio de la fe?

Monseñor Vivas: Depende de lo que entendemos por cambio. El cambio debe darse fundamentalmente en el corazón del ser humano y hacia allí apunta el Santo Padre. No es un cambio de la doctrina de la Iglesia. No puede cambiar la doctrina de la iglesia.

Yo estoy claro de lo que me estás preguntando, porque ya no es un secreto, estás hablando de lo que se ha publicado, que se debatió en el Sínodo, los matrimonios de hombres con hombres, de mujeres con mujeres, la comunión de los que ya se casaron, se divorciaron y volvieron a casarse, y están viviendo con alguien que no es su marido ante la Iglesia y quieren recibir los sacramentos.

Aquí lo fundamental y que no ha variado es la doctrina de la Iglesia siempre, que no ha cambiado, y creo que no variará, es el respeto supremo a la persona. El hecho de que una persona que tenga estas inclinaciones u opciones de su vida, si hay ofensa a Dios…, no son los homosexuales exclusivamente los que pueden ofender a Dios, pueden ser personas heterosexuales o cualquiera que desobedeciendo la ley de Dios comete pecado.

No es estigmatizar a la persona por las tendencias que tengan prescindiendo de su origen, no entramos en ese sentido a una discusión, entramos a una realidad que existe en el mundo. Ésos son seres humanos y por tanto merecen respeto e incluso merecen que la iglesia les abra sus puertas y les acompañe en su caminar, que ciertamente en algunos es más difícil que en otros.

Igual para los que se han casado, se han divorciado y vuelto a casarse, quizás no lleguen a comulgar, no creo que llegue a esto, pero bueno si el Papa lo dijera tampoco me asustaría yo aunque allí hay una tesis teológica muy profunda, que es de que la comunión no es solo la gracia de Cristo Sacramentado que viene a mi sino que es la confirmación de mi fe vivida y profesada.

Entonces, si la persona tiene un obstáculo para profesar esta fe que es no vivir su Sacramento, entonces, la comunión no tiene el sentido que debería tener. Pero que la Iglesia, porque están casados, se divorciaron y tienen ahora a una persona que no es su marido u esposa, eso jamás. La Iglesia es madre y es misericordiosa y en este aspecto de la misericordia Juan Pablo II convirtió la expresión de la misericordia, del respeto al ser humano, cualquiera que sea su condición, en su bandera de pontificado.

Y dijo en una ocasión: Estoy seguro que Dios me eligió para esta misión, para proclamar en estos tiempos la misericordia divina. Esa puerta ya está abierta. Ya no se puede entender a la Iglesia de que, porque tiene una tendencia homosexual lo va a condenar antes de su muerte. Para todos hay salvación y para todos hay gracia de Dios en Cristo Jesús.

¿Hay algún cambio en el concepto de la familia? ¿Podrá aceptarse la unión de parejas del mismo sexo?

Monseñor Vivas: No. Eso está fundamentado en las Sagradas Escrituras. Desde el primer libro del Génesis lo expresa claramente: Dios creó al ser humano, y los creó como hombre y mujer, hombre y mujer los creó, repite nuevamente y les dijo crezcan y multiplíquense y para crecer y multiplicarse tienen que ser pareja complementaria. Eso no puede cambiar, esa es la naturaleza según el plan de Dios y Jesucristo no vino a deshacer lo que ya estaba proclamado desde un inicio. Vino a cambiar algunas cosas que el pecado había hecho que se oscurecieran algunas verdades.

Pero, jamás vino a corregir lo que ya estaba establecido por la misma naturaleza, y por eso Jesucristo lo dice claramente y repitió lo que dice el antiguo Testamento: Dejará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne, y lo que Dios ha unido no podrá separarlo el hombre.

Por lo tanto, si Cristo es el fundador de la Iglesia, la Iglesia no puede proclamar algo distinto de Cristo, yo no puedo pensar que la Iglesia a esta altura, porque la mayoría, si es que vota la mayoría o porque hay un clamor inmenso, va a cambiar por esta razón.

Para nosotros en la Iglesia pesa más el mensaje de Cristo que la opinión de todo el mundo, aunque sea contraria.

3 Comentarios sobre: Iglesia admite fuga de católicos

  1. pedro pablo dice:

    la razon es clara asi como yo tambien me fui de la iglesia catolica por q.lei en la palabra de DIOS q.no debo ser idolatra adorando munecos de barro,yeso.madera etc,etc.si la biblia dice q. en EXODO no tendras dioses y no hagas imagen de lo q. esta arriba del cielo ni debajo de la tierra.2)una cosa es aconcejar a los homosexsuales q. dejen el pecado y orar para q. ese espirito diabolico de homoxecsualidad los deje,DIOS ama al pecador pero aborrece el pecado.y tu quien heres para haceptar el pecado.lee genessis 19:1;sodoma y gomorra fueron consumidas por q. hombres con hombres y mujeres con mujeres si DIOS aborrese este pecado como la iglesia catolica lo acepta?

    • El Observador dice:

      Hombre Pedro Pablo, ¿y, vos crees en todos esos cuentos chinos de Sodoma y Gomorra? Fíjate como empieza el cuento, cuando dice que Dios en compañia de unos Angeles visito a Abraham, comió, bebió y platicó con el como dos viejos amigos. Algo que segun la misma Bíblia en otro pasaje, dice que a Jeovah nadie lo puede ver y seguir viviendo. Pero el caso que Abraham le pregunta que anda haciendo y Jeovah le dice que tiene informes de la corrupción que existe en esas Ciudades. ¿ Como alguien que se supone conoce hasta el último pensamiento de lo humanos tuvo que viajar para comprovar esa corrupción. Lo más curioso del cuento, es que abraham le pregunta al colochón, de que si hubieran unos cuantos buenos no destruiría la Ciudad, y el regateo continúa hasta si hubieran solamente diez personas buenas, pero no las había. ¿ Como sabía Jeovah que no habían ni diez buenos? Ah!!!! porque Êl todo lo sabe, y si todo lo sabe, ¿que andaba haciendo? Así que amigo Pedro Pablo, no hay que andar creyendo todas esa leyendas, que fuero inventadas para mantenr domesticados a esos pueblos del Oriente en donde miles de años despues y ya en la era de Jesús, aun el 90% eran analfabetas.

  2. Armando dice:

    Los que se aleja de la Iglesia Catolica, son los debiles de FE, los ignorantes de la Doctrina Catolica, los confundidos, los que busca sectas “mas alegres”, mas “modernas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *