Managua 1972: ¿Cuál fue el mejor barrio?

— Recuerdos de viejos managuas que intercambiaron experiencias sobre uno de los temas más polémicos

Por Bosco León Báez
Tomado de LA CALLE

Reunidos varios amigos en la casa de Fernando Alvarado, quien reside desde hace 20 años en Barcelona, España, hablamos de cómo era la Gritería en la vieja Managua de los años 70, la ciudad más bonita, alegre, fiestera y comunicativa de Centroamérica.

¿Qué recuerdos tenés de esa Managua?, le pregunté a Fernando. Él se recostó en la silla abuelita, y, con sus ojos perdidos en el tiempo nos dijo: Managua era una verdadera ciudad, podíamos caminar por cualquiera de sus calles y avenidas sin peligro alguno. Mi barrio era el Bóer. Nací aquí, era un barrio bravo pero fraterno. Como voy a olvidar a Doña Mercha que tenía una gran pulpería como a media cuadra de mi casa. Ella hacía unos helados de maní que ni en Europa los he podido comer. Las perreras de hándbol todos los domingos eran un verdadero espectáculo”.

Y luego profundiza en sus recuerdos: “En una de esas perreras un domingo llegaron los del barrio San Antonio y los de San Sebastián. Me acuerdo que la cazada llegó ese día a dos mil pesos, una cantidad  equivalente a tres años de alquiler de una casa en la colonia Tenderí”.

“Uno de los que se ponía feliz era “Claudio Enchilada”, dueño de una cantina enfrente donde se armaban las perreras. Todos los acompañantes de los jugadores, se instalaban a echarse sus tragos de 50 centavos con boquita de enchilada, por eso tenía ese apodo”, agrega Fer.

Pero lo más lindo de esa Managua era el gran sentido humano y solidario que reinaba en un barrio. Si alguien se enfermaba, de inmediato todos los vecinos llegaban a verlo, otros llevaban sustancias de hígado de pollo. Este desborde de cariño y solidaridad se perdió para siempre.

También perdimos los rótulos que habían en cada barrio: se cose, se inyecta y se pone suero, hay frijoles cocidos. El pregón diario del fontanero, de las vendedoras de frutas, del soldador con su tarro de pintura convertido en fogón, del zapatero y hasta los gritos ensordecedores de la Martha “Puya”, ofreciendo sus deliciosos tamales con queso.

“Como puedo olvidar tanta frescura, sabor y olores de los restaurantes improvisados en las esquinas de cualquier barrio de Managua, llamadas cariñosamente “fritangas”. A lo mejor, nos dice Fer, ustedes no estarán de acuerdo conmigo, pero la mejor sopa de mondongo con huevos de toro la hacía doña “Maruca”, y que la vendía todas las tardes  del cine Boer, media cuadra al lago. Ese mondongo era comida de príncipes, miren -nos dice enseñando su brazo derecho- hasta la carne se me pone como de gallina al recordar nuevamente ese olor inconfundible del mejor mondongo del mundo”.

Todos eran amigos

En el barrio todos éramos amigos, boeristas, otros eran fanáticos del 5 Estrellas. Somocistas, conservadores, estudiantes de colegios privados y públicos, nadie era enemigo de nadie. Mi papá (qepd), fue ardiente anti somocista pero don Alcides Pavón, (qepd), era somocista empedernido. Sin embargo, los dos bebían guaro juntos, eran compadres ya que mi papá fue el padrino de Mercedes, la hija menor de don Alcides. El respeto por las creencias políticas y religiosas en la Managua de antes , por eso nos hemos estancado como país, a causa del odio, la murmuración, los cuechos y la politización reinante, han hecho que no caminemos, nos dice Fernando.

Otro participante de la rueda, Armando Estrada,  agrega que “Managua nunca volverá a ser lo que fue. Ni que la iluminen con el propio sol en la noche, será igual. Soy nacido y criado, con mucho orgullo, en el barrio Santo Domingo”.

Entre sus recuerdos nos suelta algunos. “Alquilábamos bicicletas donde el “viejo” Mundo para ir a visitar  en otros barrio a las enamoradas que teníamos y no nos pasaba nada. Entrábamos a jugar al billar del “Cinito”.

Armando dice que su primer trago de lija “me lo tomé en la famosa Tostadita, que quedaba media cuadra al lago del cine Fénix, casi enfrente de la parada de buses a Masaya. El barbero de la esquina tenía una moto Vespa. Éste señor era terrible, nosotros pasábamos jodiéndolo, y él, solo nos decía, aquí me van a caer, van a ver qué lindo los voy a dejar”, mientras sostenía la tijera puntuda en sus manos.

Los burdeles

Estrada agrega: “Como voy a olvidar la bella y recordada Conga Roja, aunque no me crean nos dice, me llevaron a la fuerza, era mi primera vez con una mujer. Aún recuerdo los “pereques” del Internacional. Salíamos como a las dos de la mañana y entre todos recogíamos para comer en la carne asada del Gran Hotel. Hoy existen panaderías que están lejos de hacer un verdadero pan blanco. El mejor pan se hacía en la panadería “El Colmado”, en la propia calle 15 de septiembre”.

Los recuerdos siguen saliendo a chorros. Estrada recuerda a “Pantoja quien se lucía fabricando guantes de béisbol, máscaras para cátcher, frente a la Iglesia estaba la casa de los Guadamuz donde nos vendían a 50 centavos la bola de trapo. Tremenda alegría nos dio cuando Ricardo Palma y sus Rockets instalaron la discoteca The Happening, a media cuadra de la iglesia, en plena calle 15 de septiembre”.

El mejor barrio

“No se enreden, nos dice con orgullo y valentía, Orlando “Chupa” Delgadillo, el mejor barrio de todo el planeta era San Sebastián. Las mujeres más lindas de Nicaragua estaban en mi barrio, las tortillas más deliciosas eran hechas donde la Salvadora Arcia, en mi barrio nacieron los famosos barquillos, que son los conos de hoy, con la diferencia de que en aquellos años salía don Alberto “Barquillo” Mondragón, con el turul de metal en cuyo interior llevaba los barquillos. La tapa del turul tenía una ruleta, con números del 0 al 9. Así por un chelín (25 centavos) girábamos las agujas y dependiendo del número en que caía así era la cantidad de barquillos que uno ganaba.

“Chupa”, seguía soñando despierto, no quería dejar de recordar nada de esa ciudad llena de alegría y fiesta. Mis primeros pasos de baile los aprendí, donde el gran Cardoza. La Chalupa del Triunfo, otro lugar imborrable en nuestra memoria, en cuya acera habían más de 10 fritangas.

El Focker alegre y bullanguero con sus confortables mecedoras de mimbre. El palco del cine Tropical, y sus bancas de madera de guayacán, tan duras como el mismo pecado y su luneta separada del palco por una pequeña verja de madera, la cual en cuanto comenzaba una brisa, todo el mundo saltaba. En las afueras del Tropical se instalaba una señora con un carretón que vendía un atol de trigo que hasta los reyes lo envidiaban. Sería un irresponsable, nos relata “Chupa”, dejar de mencionar los prostíbulos de Managua, el “Cuarto Bate”, la “Conga Roja” y los más de 30 cuartos de las meretrices del Barrio Maldito.

El Candelaria

Podríamos pasar días enteros, hablando de cada barrio de la Novia del Xolotlán de antes del terremoto. En el barrio Candelaria fabricaban el mejor tiste del universo. Doña Chonita era la que elaboraba tan delicioso refresco. Las tortillas de la Nanda no se quedaban atrás, las cantinas de Chicho y Agripito, los lustradores del parque, comandados por el tremendo Espolita. Los bazuqueros como Leandro, Cara de León, Julio “ambulancia” Tijerino, alquimistas cuuyas mezclas de alcohol, gaseosa roja y cáscara de limón, producían el mejor elixir etílico del país.

El parque Candelaria con su amargado parquero “Mano de Punche”, hacía de nuestras jóvenes vidas un verdadero calvario, al enfrentarse con nosotros con una enorme “verga de toro”. La pulpería de Las Masayas, frente al parque Bartolomé, en ella se encontraban, todas y cada una de las delicatessen gastronómicas de la ciudad de las flores.

8 comentarios sobre “Managua 1972: ¿Cuál fue el mejor barrio?

  • el 23/12/2014 a las 2:59 pm
    Permalink

    Felicidades Señores de Trinchera en Navidad y Año Nuevo, deseando que el 2015, sigan informándonos con la misma objetividad y profesionalismo.

    Muy bonito y anecdotario reportaje, ustedes son los únicos que hoy 23 de diciembre elaboraron un trabajo sobre el fatídico terremoto. Otros medios escritos, creo que se les olvidó esta fecha de tanto recuerdo para nosotros los Managuas. Tenía 20 años cuando ocurrió este desastre, por eso me hace falta Managua, yo, disfruté cantinas y burdeles que en este trabajo aparecen. Al autor de este, se le olvidó muchas de ellas, pero me alegré mucho cuando leí de la cantina La Tostadita, quiero decirles el secreto de tan deliciosa boca propia de esta cantina. Resulta que Toño Huevo quien era el dueño, tenía en su casa una venta de tortilla, a este vivo cantinero le sobraban tortillas, esta las recalentaba, las llenaba de frijoles molidos con chilito y tremenda boca, eran tortillas viejas y amanecidas. Eran sumamente deliciosas.

    Gracias por llevarme nuevamente a Managua de 1972, sigan con estos trabajos, nuestros jóvenes tienen que saber de nuestra capital.

    Luis Almendárez.

    Respuesta
  • el 23/12/2014 a las 3:23 pm
    Permalink

    Todos los barrios fueron los mejores, el barrio San Antonio, de la Iglesia una cuadra y media al lago en la casa de los paguaga, frente a los caldera,frente a Abraham Gorn, contiguo a la casa del perro Buitrago q.e.p.d.,contiguo a la fábrica de los caldera,en la esquina opuesta al perro la miscelanea fátima y en el frente la pensión san antonio,una cuadra mas al lago la farmacia alvarado,la Uca despues el ministerio del trabajo,dos abajo la hormiga de oro, la rosa blanca,de allí media abajo o una y media vivían los hermanos Ortega Saavedra,Camilo,vecino a la hormiga de oro el doctor Joaquin Cuadra Chamorro q.e.p.d. y familia,el bar de Rigo,cantinas casi no habían en San Antonio pero visitábamos a Juan Culón en el Boer,la zona roja de la 15 de sept por santo domingo,como el tico nica, detrás de la Iglesia San Antonio los Delagneu, Pablo Pereira al costado de abajo,los lacayo nuñez,los hermanos alvaro y rafael alvarado,Ciro Molina q.e.p.d.,Edmundo Pallais q.e.p.d. en el edificio de la Kodak el Dr.Alvaro Alvarado Abaunza,y muchos,pero muchos mas,la casa de las paguaga era un punto de reunión de esos jóvenes de la época, en fín es grande la lista ¿ DOnde estarán los amigos,distancia y que habrá sido de ellos? dice alberto cortéz. Un especial y cariñoso saludo a los amigos y vecinos que por gracia de DIos aun tienen la dicha de estar con vida!Viva Managua y Nicaragua tal a como la recuerdo, siempre en Paz.

    Respuesta
  • el 23/12/2014 a las 5:12 pm
    Permalink

    Aunque naci en el barrio America, me crie en mi barrio del Estadio Somoza, lo mejor que tuvo Managua, ademas de tener la alegria de las series de beisbol profesional, alli teniamos los mejores y mas concurridos juegos de handbol ya que disponiamos de una de las mejores calles para jugar que era la 4th. Avenida SO. por su anchura, frente al parque triangular del Estadio. Como no recordarme de los mejores handboleros que teniamos, como el Chelin, y Romeo, ( que eran los mejores )Cacho de Pelo ( que vergueo a Puñalada..( Humberto Ortega que vivia enfrente del parque ), Juan Chocoyo, Patita de breke ( Tavo Porras), Rufino Escobar (cucaracha), Chompipe (Donald Velez) Ken-ken ( Ivan Turcios) y tantos otros. Disfrutabamos tambien a pesar de que no eramos iglesieros la Navidad y las Purisimas con las agarradas a cañazos o huevos podridos con “pandillas rivales” (lo pongo entre asteriscos) por que no eramos mala gente..!

    Respuesta
  • el 23/12/2014 a las 5:49 pm
    Permalink

    Bárbaro Bosco León. Creo que uno de los mejores artículos de Trinchera de la Noticia y del Semanario La Calle.

    Bosco, permitime el abuso de sugerirte algo esperando no te moleste porque sería un honor que tomaras a consideración mi sugerencia. Nicaragua tiene más historia en todos sus departamentos que Managua. No te quedes en la capital. Salí a la calle y te darás cuenta de las miles y miles de remembranzas que te vas a topar en nuestros barrios.

    NO creo que la alta Gerencia de la Trinchera de la Noticia o del Semanario La Calle no cubran con tus gastos para visitar cada rincón de nuestra patria. Tu pluma es afable. Me dan ganas de seguir leyendo. Pregunta: ¿Ya pensaste en escribir un libro? – Te aseguro que vas a encontrar quien te patrocine.

    Segui adelante Bosco. Segui regalándonos más anécdotas.

    Juan Pablo

    Respuesta
  • el 23/12/2014 a las 6:00 pm
    Permalink

    Continuo con mi comentario…. Como decia en mi barrio del Estadio eramos una pandilla, pero nada parecido a las pandillas de USA o de las que hay ahora en Nicaragua y peor aun en el Norte de CentroAmerica..! Nos agarrabamos a los vergasos y nada mas.. El que ganaba, ganaba y el que perdia, perdia y punto.. No habian rencores, ni mucho menos sacar navaja o cuchillo..! Nos colabamos al estadio (sin pagar) las veces que queriamos, pues era como un reto el hacerlo, a pesar de que nuestros padres nos daban para pagar, preferiamos la aventura de escalar hasta el techo del Estadio y caer en Palco o en Gradas, el DESAFIO a Los celadores nos motibava a ESA AVENTURA..! Pura vagancia… PERO SANA..! Tambien gozabamos de las carrozas que salian en Semana Santa, cuando les hincabamos el c…. a los bueyes para que respingaran con toda la carga encima y nos escabulliamos entre el gentio…!, haa.. Que tiempos esos..!

    Respuesta
  • el 30/12/2014 a las 2:21 pm
    Permalink

    Agradezco al periodico Trinchera, que da esta Bonita oportunidad de recordar nuestra amada Managua..! Estoy de acuerdo con muchas anecdotas contadas aqui, pero que barbaro este Armando, decir que la Conga Roja era un lugar bello..ja..ja.! Era uno de los putales mas horrible y balurdes que habian en Managua..! Oye Armando, no Te emociones tanto..! Una vez se me ocurrio irme a meter alli con unos amigos y donde senti el tufo a semen, y ver guarditas rasos por todos lados salimos en carrerea….! Ja..ja..! Ya solo falta que digas que el Cuarto Bate tambien era bello..JA..ja.! Ayy.. Dios mio..! Me imagino que este Armando dijo tal cosa por la EMOCIONES de cosas ya vividas y le comprendo ya que nos traen tantos bonitos recuerdos sobre todo cuando estamos entre viejos amigos recordadndo el pasado..! Recordar es VOLVER A VIVIR..! Pero lo que mas nos entristeze es saber que ya esas calles ya NO EXISTEN..!

    Respuesta
  • el 31/12/2014 a las 2:23 pm
    Permalink

    Una sugerencia a Trinchera…! Por que no aprovechar este espacio de intercambio de viejos recuerdos y anecdotas de los managuas pre-terremoto, con fotos de esa Managua desaparecida, fotos personales de cualquiera calle o lugares publicos que Los comentaristas puedan tener, que nos hagan recordar como era tal lugar..! Digo esto por que lastimosamente todas las fotos que hay en articulos anteriores referente a la vieja Managua en Trinchera no aparecen al hacer clik en Los recuadros..! Seria bueno que trataran de corregir ese problema, pues habemos muchos que nos gusta recopilar fotos de Managua, que no aparescan en libros y revistas ya conocidas, como las del Sr. Maltez, que nos dio “gato por liebre” en su ultima edicion, pues casi el 90% de las fotos son repetidas..! Desgraciadamente yo perdi mi album de fotos personales de calles y lugares tenia, y me hubiera gustado mostrarlas..!

    Respuesta
  • el 30/11/2016 a las 7:42 pm
    Permalink

    Asi como dice Roger, La Conga Roja era de lo peor, era visitado por lo mas bajo y en verdad hedia a diablos, lo del barrio maldito era igual, lugar peligroso para gente de bien porque amanecian muchos muertos con frecuencia, era nota roja de los periodicos a diario. Lo mas placentero para cualquiera era caminar por las calles de la 15 de Sewptiembre y la Ave. Roosvelt que en los dias de Navidad eran engalanadas y alumbradas muy bonito y asi pasaban hasta los primeros dias de Enero. Esos panoramas no los he vuelto a ver nunca mas, es mas o menos parecido como pasear por el downtown de Miami-USA, que se nota la alegria y jolgorio

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *