Pítcher de Grandes Ligas encantado con olas nicas

  • Daniel Norris lanza para los Azulejos de Toronto

Por Joe González

Estados Unidos.- Daniel Norris, lanzador de los Azulejos de Toronto, es uno los prospectos más preciados de las Grandes Ligas. Tal es su nivel, que el lanzador zurdo, recibió un bono de dos millones de dólares al firmar con el club de la División Este de la Liga Americana.
Muchos jóvenes al recibir cantidades grandes de dinero lo primero que hacen es comprar un auto de lujo del año, pero ese no fue el caso de Norris que con su nueva fortuna sorprendió a todos comprando una van Westfalia modelo 1978 de Volkswagen, a la que llama “Shaggy”.
El siguiente asombró fue que la llamo su hogar… Si, así es. Daniel pasa su temporada baja manejando su van al lugar que le plazca, acampando, cocinando y surfeando.
“Lo hago para estar solo y encontrar paz en mí mismo. Amo a mis compañeros  y a mi familia, pero no soy de esas personas que le gusta estar rodeado de mucha gente. Me gusta estar solo con mis pensamientos. Cuando estoy en la carretera solo somos Shaggy, Dios y  yo.  Así me preparo espiritualmente para mi trabajo. Es tan pacífico.”
La segunda pasión de pelotero es el surf y ha viajado a varios lugares en busca de las mejores olas; para él, en Nicaragua se encuentran los mejores sets.
Daniel, de 21 años, entra al 2015 como uno de los nuevos lanzadores a seguir de la MLB, pero a pesar de su fama y talento, él se mantiene humilde, vive en el momento y solo busca la paz en la soledad. Para el dinero no lo es todo, e incluso su van tiene más valor para el que cualquier auto del mundo.

Un comentario sobre “Pítcher de Grandes Ligas encantado con olas nicas

  • el 20/02/2015 a las 6:33 pm
    Permalink

    Este hombre si que tiene Los pies en la tierra,.. Pues la gran mayoria pierden la cabeza nublados por el dinero y la fama, lo cual lo podes tener hoy, y mañaña no…! Esa es una de las mejores virtudes del hombre…! La sencillez Humana..! Ojo, no confundir la sencillez con la humildad, que a pesar que esta ultima no es mala, la gente que padece de deliriio de grandeza, que son muchas te quieren ver por encima del hombro, o de lo que es peor avasallarte, confundiendo la humildad con la falta de valor humano..! A mi me encantaba andar solo antes de casarme a todos lados en Nicaragua, en mi carrito recorriendo lagos, rios y lagunas para bucear, pues era uno de mis pasatiempo favoritos, aunque peligroso y tuve la dicha de casarme con una mujer que le encanta la naturaleza, la cual se acoplo de maravilla con mis vagadas por todo Nicaragua, pero desafortunamente tuvimos que emigrar fuera, y hoy solo me quedan los recuerdos…..!!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *