Gossip: Un nuevo mensaje

*La pauta que nos están dando los obispos debe ser tomada con urgencia por los políticos”

Por Hamlett

  • Un amigo me dijo que veía bien la precandidatura de Noel Vidaurre a la presidencia de la república. En esta columna no analizaremos los pro y contras del político conservador,  sus potencialidades y debilidades, sus oportunidades reales. Hablaremos de lo que el pueblo de Nicaragua espera oír de un nuevo líder.
  • Como ya sabemos y acaban de ratificarlo los obispos del país, el pueblo está dormido, su pólvora está mojada, el espíritu está apagado. “Es preocupante la indiferencia en que gran parte de nuestra sociedad ha caído frente a los graves problemas sociales y políticos del país”, señalan los dirigentes católicos en el punto 7 de su más reciente mensaje (8 de marzo).
  • “…es alarmante también la poca sensibilidad de quienes gobiernan y de la sociedad en general ante la protesta y el dolor de tantas personas, entre ellos, ancianos, obreros, mujeres, jóvenes y campesinos, quienes claman justicia ante la violación de sus derechos”, agregan.
  • Y vean cuán cierto es que el documento, si no recibe un empujón adicional de los medios de información independientes, de los curas en los púlpitos, de las organizaciones no gubernamentales, del mismo liderazgo político y empresarial, seguramente quedará como un mensaje más para el archivo.
  • Ni la presidencia, que en su torre de marfil se da cuenta de todo,  pero prefiere encerrarse para no reaccionar ni dar explicaciones, ni la sociedad civil –léase ONG´s- que sabemos está poblada de grupos anticlericales han dado crédito a la valiente denuncia de los obispos.
  • También hay un mensaje para los políticos, que es el tema de esta columna. “Se ha generalizado un modo de hacer política en el que parece contar poco la cercanía al pueblo, el interés por resolver sus problemas reales y tomar en cuenta sus expectativas y opiniones; es grave también que la práctica política del país siga dominada por el olvido del bien común, la ambición, el autoritarismo, la ilegalidad y sobre todo por la corrupción, un gravísimo pecado, «que al final lo pagan los pobres» (Francisco, Homilía del 16.6.14)”, expresa este punto en su parte toral.

Todos a cambiar

  • En la actualidad y desde mucho antes, el lenguaje de la parábola que utiliza la iglesia en sus mensajes se ha prestado para interpretaciones ambiguas y material para la manipulación. El Papa Francisco está dando un giro a la voz de la Iglesia. Sus declaraciones son duras y directas, raja-tablas en muchas ocasiones y así es como deben comenzar a hablar nuestros obispos.
  • Por ejemplo, cuando afirman que “es preocupante la presencia de grupos armados, no oficialmente identificados, en zonas rurales del país, a quienes no podemos ignorar ni desestimar”, están apretando el costado dolido del régimen sandinista y advirtiendo a la sociedad de que nos enfrentamos a tiempos que creíamos olvidados.
  • La pauta que nos están dando los obispos debe ser tomada con urgencia por los políticos. Los mensajes y discursos deben cambiar de contenido. Durante varios años hemos escuchado a los encuestadores decir que Daniel Ortega se ha fortalecido en la creación de esperanzas, muchas no cumplidas, muchas son mentiras, propaganda oficial, que ha combinado con regalías y obras visibles, algunas rocambolescas como la avenida de árboles de metal y no de madera pura. ¿Qué tal si cada 50 metros sembramos un roble, una caoba, un cedro real? ¡Qué hermosa sería la vista!

No reaccionar

  • Pero qué hacen nuestros políticos cuando el oficialismo propone una pauta o una idea: reaccionan, niegan y politizan. No hay una propuesta, simplemente hay un no.
  • Desde otro ángulo, se han tragado el cuento de que la “oposición debe ser constructiva”, lo que es sinónimo de sometida, y por eso, los diputados del PLI suelen usar la manida frase para lavarse las manos cada vez que votan a favor de un préstamo con la banca internacional. ¿Se habrán dado cuenta que el BID prestó –con su consentimiento- una millonada para poner el orden en ENACAL porque es un desastre? El punto no es el préstamo, es que nunca debió aprobarse sin una investigación de por qué esa institución es un desastre. ¿Por qué aprobar más préstamos si todos olemos corrupción en las licitaciones?
  • Volvamos al tema. La gente quiere tener esperanzas en su futuro y en el de sus hijos y ¿cuál es la propuesta de la oposición? ¿Pedirles que vayan ellos y sus hijos a la calle a enfrentarse con las manos vacías a las turbas sandinistas? ¿Creen que esa es la solución final del régimen?

Volver al pueblo

  • En Nicaragua hay más de un  ciudadano con posibilidades de ser un buen candidato. Vidaurre podría ser uno de ellos, pero ¿cuál es su real contacto con la gente? ¿Cuántas veces en el último año Eduardo Montealegre se ha reunido con grupos de ciudadanos en los barrios y las montañas para hablar cara a cara de sus problemas? Todos sabemos que pasa más tiempo consultando cómo van sus acciones en la bolsa de Nueva York que platicando con el pueblo, creyendo que al leer La Prensa ya sabe lo que está ocurriendo a la sociedad.
  • Los dejo una última reflexión del comunicado de los obispos: “Debemos superar el egoísmo y la indiferencia, redescubrir la fuerza del amor, llorar con quien llora y vencer al mal a fuerza de bien (cf. Rom 12,15.21)”.

Un comentario sobre: Gossip: Un nuevo mensaje

  1. Roberto dice:

    Deja al Papa Francisco fuera de tu analisis sesgado de la opinion porque el PAPA habla de PAZ y no anda de vocero de grupos armados, asi que los obispos de Nicaragua a falta de declararlo parecen que estan alejados de la linea de ROMA del Vaticano del PAPA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *