Advertisement

1931: El día del horror llegó con la semana santa

  • A 84 años del terremoto que devastó Managua
  • Masaya, Granada y León se alagartaron queriendo ser la nueva capital

Por Bosco León Báez/Tomado de LA CALLE

Hace 84 años, la semana santa de 1931 iniciaba como cualquiera otra en Managua: calores intensos, almíbares, atados de dulce, pescado seco, visitas a las iglesias y los vía crucis. El 31 de marzo era martes santo y a las 10:20 de la mañana un temblor superior a los 5.0 grados en la escala de Richter, con duración de 8 segundos, quebró a la capital. Su epicentro fue la falla del Estadio Nacional, espacio que en esa época albergaba a la Penitenciaría Nacional.

En ese corto período de ocho segundos, el sismo empezó lentamente y fue aumentando en vitalidad hasta romper en pedazos a la ciudad.

El terremoto sorprendió al presidente de Nicaragua, el General José María Moncada disfrutando de sus vacaciones de semana santa en su residencia campestre llamada Palacete de Venecia, ubicada a las orillas de la laguna de Masaya.

Para darnos una idea de como funcionaban las comunicaciones en esos tiempos, la información del desastre natural llegó primero por los sistemas militares de radio de la infantería de Marina de los Estados Unidosa Washington, Nueva York y San Juan del Sur por cable y por telegrama a Masatepe de donde salió un mensajero a llevar la fatal noticia a Moncada.

En 1931 Managua tenía 60 mil habitantes y un poco más de seis mil viviendas y edificios. Testimonios de la época indican que por las materias inflamables de las boticas y las cocinas de leña iniciaron voraces incendios que arrasaron más de veinte manzanas del centro de la ciudad. Los sobrevivientes buscaban desesperadamente en medio del caos y la muerte a sus familiares.

Muchos importantes edificios quedaron en pie pero fueron consumidos por las llamas. En el Palacio Nacional se quemaron los archivos nacionales. El técnico de la compañía eléctrica, Central American Power Corporation, el ingeniero Moisés Henríquez, antes de escapar del edificio que se derrumbaba cortó el suministro eléctrico accionando el interruptor.

Las cañerías de agua quedaron cortadas. El servicio de agua en 1931 consistía en un conjunto de bombas que extraían el agua del lago Xolotlán.

Moncada decretó la ley Marcial. En un afán de controlar el pillaje, los marines norteamericanos disparaban sobre cualquier persona sorprendida sacando mercaderías o muebles de los edificios y viviendas.

El terremoto y los incendios destruyeron las 36 manzanas más valiosas de la capital. Cerca de 20,000 habitantes de la Leal Villa Santiago de Managua, un tercio de la población, emigraron a otras ciudades. Miles de familias se refugiaron en los parques Central y Darío. Se improvisaron refugios en la explanada de la Loma de Tiscapa, que entonces quedaba fuera de la ciudad, la costa del lago Xolotlán y en el campo de aviación de los marinos norteamericanos bautizado con el nombre de “Campo Bruce” en honor al Teniente USMC Thomas G. Bruce, muerto en combate contra la tropa del General Augusto C. Sandino en Las Segovias.

El 17 de abril de 1931 el Congreso Nacional trasladó sus sesiones al Club Social de Masaya, lo que despertó, en medio de la tragedia, un movimiento social en Masaya para quitar la titularidad de la capital a Managua para dársela a Masaya. Los promotores del movimiento fueron el senador Ramírez Mairena, presidente de la Cámara del Senado, y el magistrado Carlos A. Morales, presidente de la Corte Suprema de Justicia, ambos oriundos de esta ciudad.

En Granada surgió otro movimiento parecido en Granada mucho mejor orquestado. Inició con una carta pastoral del Obispo de Granada, Monseñor Canuto Reyes y Balladares que decía: “Dios ha creído necesario aplicar castigo, como lo ha hecho, a la ciudad más culpable de la República, la ciudad ha desaparecido, las casas que no han caído están por caer.

“… Allí descargó su justicia el Señor con mano fuerte. Allí se fabricaron baños sobre las azoteas donde se bebía y se bañaban los sexos desvergonzadamente, allí se asistía a bacanales, allí los periódicos vomitaron blasfemias contra la Iglesia y sus ministros, proclamaron las inmoralidades más asquerosas, se propusieron proyectos contra la libertad de la Iglesia en materia del matrimonio queriendo anular la unión eclesiástica, allí se han apoyado a los cines más inmorales que la maldad pueda inventar, Allí se preparaban para ir el Miércoles Santo a los baños de Casares para profanar los días santos de jueves y viernes, con infames bacanales que da vergüenza mencionar”, agregaba la pastoral de diez páginas.

El Embajador de Estados Unidos, entonces “Ministro Americano, Matthew E. Hanna declaró que no trasladaría su embajada a ninguna otra ciudad y que permanecería en Managua. Como por arte de magia, después de las declaraciones del Embajador Hanna los masayas se olvidaron de sus pretensiones, lo mismo que granadinos y leoneses.

2 Comentarios sobre: 1931: El día del horror llegó con la semana santa

  1. Edwin Sequeira dice:

    Breve, conciso y diafano, asi esta escrito este articulo. Es increible todo lo que un lector puede informarse con un articulo bien escrito y documentado. Ojala todos los periodistas escribieran de esta manera.

  2. Roger dice:

    Este “monseñor” Canutto Reyes Balladares si que le hizo HONOR a su nombre..! QUE HOMBRE MAS CANUTO..! Pero sobre todo que hombre mas “MALA LECHE”..! Dedusco que “Diosito” le hizo realidad probablemente UNO de sus mas ferventes deseos..! Que DESBARATARA la ciudad de Managua, con unos cuantos muertos para que aprendieran a amar a su Dios, a como el lo “amaba”..! QUE CLASE DE HIPOCRITA ESTE SOTANUDO…!! Hay un dicho muy cierto que dice..! El que de las peras habla,…comerselas quiere..! No sera, que este “SANTO VARON” vivia obsecionado con los managuas por que no lo invitaban a sus ORGIAS..? Entonces para EL DESQUITE recurrio a su Dios CASTIGADOR,.. y este, para su fortuna le hizo realidad SU DESEO y asi enseñarles a los pecadores que hay que “amar a Dios sobre todas las cosas”…! Ja..ja..ja..! Se estara REVOLCANDO en su tumba este “santo varon”…??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *