Gossip: “En política no hay enemigos ni amigos”

*Montealegre no tiene la talla para reconstruir esa épica o parte de ella. Se ha quedado corto y no ha entendido el juego político de los nuevos tiempos.

Por Hamlett

  • La frase que uso como título y que está completa el final del artículo la dijo una asesora de campañas electorales de Miami que hoy es noticia de primera plana porque en cuestión de días abandonó a su cliente, el alcalde y candidato a la reelección por Sweetwater, José M. Díaz, por su rival, el comisionado Orlando López cuando el primero fue descalificado de la contienda por no haber renunciado a tiempo al cargo para competir en los comicios.
  • La estratega política se llama Sasha Tirador y no tiene remordimiento alguno por haber cambiado de bando. El diario El Nuevo Herald informó sobre el polémico tema:
  • “La legalidad de la campaña de (José M.) Díaz todavía está pendiente en las cortes, pero (Saha) Tirador festejó el fallo judicial inicial dando un efusivo abrazo al principal oponente del alcalde: el comisionado Orlando López, quien también aspira a la alcaldía.
  • “Yo apoyo moralmente a Orlando López o a cualquiera que se postule contra Díaz”, aseguró Tirador, de 41 años de edad, en una entrevista con el Nuevo Herald. “Creo que es una victoria no para Orlando López, sino para la ciudad de Sweetwater, que haya ganado la demanda que puso Orlando López contra José Díaz por violar la ley”.
  • Pronto sabremos si esta “boletera” (embustera en Cuba), como la llamó uno de sus detractores el ex alcalde de Hialeah Raúl Martínez, volverá a ganar, lo que ya ha hecho antes. Según la estratega cada piedra que le lanzan la fortalece y la hace más fuerte en el negocio.

No tiene talla

  • Cuento esta historia porque muchos andan “asustados” o gozando con las declaraciones del presidente del PLI, Eduardo Montealegre, a Carta Bodán en la que pronosticó la muerte de Daniel Ortega de un bazucazo, como le ocurrió a Somoza Debayle, pero en Caracas y no en Asunción.
  • Su posición de jugar “rudo” contra Ortega suena a ridículo, si repasamos su historial opositor. Decirle a un medio de información que el líder sandinista terminará como Somoza no creo que le haya quitado el sueño a Daniel ni mucho menos. No tiene la capacidad para retar a los “golpes” al “soberano” entronizado en la silla presidencial. Además, ¿es ese el camino a seguir sin haber agotado las vías más lógicas como la unidad y crear un frente común contra el orteguismo?
  • Recordemos una historia reciente. El FSLN tuvo la virtud y el tino de poner a todas las carretas en la misma dirección entre 1978 y 1979 con apenas unos pocos movimientos tácticos: Consiguió la alianza y el apoyo del sector empresarial –a pesar de que el gran capital conservador tuvo temor a un cambio radical-, combatieron bajo la bendición de Monseñor Miguel Obando y Bravo y algunos curas se fueron a la guerrilla, nunca hubo una insurrección –como lo define el diccionario político- pero el pueblo con su actitud apoyó a los sandinistas.
  • Lo ocurrido entre 1977 y 1979 fue inteligente en muchos sentidos al punto que el gobierno de Estados Unidos contribuyó notablemente a la salida de Somoza, aunque luego recibieran todos los aliados la estocada del liderazgo sandinista.

Luego se fueron

  • Los primeros en renunciar a la junta de gobierno fueron doña Violeta Barrios –quien después llegó a la presidencia en 1990-, Arturo Cruz Porras –quien abandonó la carrera presidencial en 1984- y Alfonso Robelo, que se trasladó definitivamente a Costa Rica.
  • El cardenal Obando, con el apoyo del Papa Juan Pablo II, fue el opositor más efectivo –aunque hoy inexplicablemente esté junto a Ortega. Estados Unidos financió la guerra de la Contra y hoy cambió de política. Lo demás es historia nacional.
  • Montealegre no tiene la talla para reconstruir esa épica o parte de ella. Se ha quedado corto y no ha entendido el juego político de los nuevos tiempos. Se ha dejado atrapar en la telaraña de otros que están jugando al desgaste de los liberales para conseguir su oportunidad.

Los mismos

  • Entre 1995 y 1996, un grupo de partidos minoritarios en la Asamblea Nacional reformó la Constitución para asegurarse una cuota de poder, una bisagra con capacidad, para terciar entre los sandinistas y los liberales. El MRS y los socialcristianos manipularon el sistema y le pusieron un piso (40%) para ganar las elecciones presidenciales para que todos tuvieran que sudar más de la cuenta.
  • El objetivo no era mejorar la democracia del país, ni abrir un nuevo abanico de oportunidades a la sociedad política. Su fin era ser una palanca para catapultarse, con el tiempo, hacia mejores posiciones de poder.
  • Los liberales y sandinistas explotaron ese “puente sobre el río Kwai” y por ello han cargado con el rótulo de “pactistas”. A los acusadores se les olvidó que los reformadores de la Constitución del 95, el MRS y la UDC, corrieron a caer en brazos del FSLN en el año 2000 cuando Ortega los metió en un saco llamado Convergencia, porque no los quería de aliados y menos como parte del sandinismo.
  • Los llamados “pescaditos” han bajado la cabeza por los huesitos que les ha dado el orteguismo y el MRS sigue empeñado en hacer la tarea del FSLN: Dividir y dispersar a los liberales. Tal vez ahora entiendan el consejo gratuito de la estratega política de Miami: “En política no hay ni enemigos ni amigos, hay adversarios y aliados y todos son temporales”.

3 Comentarios sobre: Gossip: “En política no hay enemigos ni amigos”

  1. Ex almori dice:

    Como Eduardo Montealegre va a tener talla si tiene una cola muy larga que le pisa el FSLN, jamas va a poder hacer la gesta heroica de Violeta Chamorro, quien a pesar de tener a un regimen militar armado y el poder acepto la dificil tarea de derrocar al Tirano Ortega.
    Eduardo Montealegre, uno mas de los corruptos Montealegre, su hermano lo tiene en su casa por robarnos nuestras prestaciones, por estafar al estado, por estafar a inversionistas privados, por no pagar deudas a proveedores locales y eso que solo en Nicaragua, en los USA ahi tiene muchas cuentas pendientes con la justicia tambien.
    El mismo Eduardo que siempre dice no tener nada que ver con Bancentro, sin embargo este banco le sigue financiando sus fincas de cafe, este banco puso una cafeteria dentro del banco mismo para que la esposa de Alvaro venda su cafe, cafe sucio ya que ni ha pagado a su ex catador, ya que ni han pagado a COOPSAE, y muchas otras cosas mas que se le puede mancionar.
    Hasta cuando todas las victimas de estos delincuentes tendremos que esperar justicia.

  2. El Observador dice:

    Lo cierto es que no hay actualmente dentro de la llamada oposición, un lider confiable
    y Eduardo Montealegre es uno de los peores, pues arrastra un record nada envidiable por cualquier lado que se le mire. Pero lo más complicado para quienes adversan al gobierno actual, es encontrar caras nuevas y con un limpio historial. Eso dentro de la política nicaragúense, es como tratar de encontrar una aguja en un pajar. Así que los tapazos de Eduardo no son más que la lucha por aparecer en las noticias, pues de lo contrario pasaría inadvertido para la gran mayoría del pueblo que por varios años ha sido testigo de sus correrías en diferentes Organizaciones políticas y donde ha dejado la marca de su inhabilidad política. Por lo tanto, Eduardo seguirá siendo el “elegido” por el gobierno, para encavezar la llamada oposición, pues es el elemento ideal para manipularlo y darle algunas migajas a él y su grupo de asalariados del Estado

  3. Julio R. dice:

    Son chistosas esas declaraciones de Eduardito Montealegre, un personaje incapaz de convocar tan siquiera a una marcha de protesta en contra del régimen orteguista. En mi opinión, Eduardo Montealegre es un lastre pesadísimo para la oposición del país. Se trata de un político clientelista que tiene un coro de aduladores que incluye, entre otros, a María E. Sequeira (alias ¨doña Márgara¨, búsquen en Google para ver quién es ese personaje y se sorprenderán del parecido), Elifeíto, el diputado cantinflesco Benavides y Pedrín Chamorro. La oposición en Nicaragua está en añicos y gran parte de la culpa se la lleva el aludido Montealegre quien se encuentra muy tranquilo en su zona de confort como diputado, devengando miles de dólares mensuales en un país donde un salario mensual típico apenas sobrepasa los 200 dólares. Por otra parte ¡que familia es esa de los Montealegre! Aparte del nefasto de Eduardo está el estafador Alvaro y el infame charlatán Haroldo de Mpeso, en fin sería mejor agarrarlos a los tres y enviarlos bien lejos de aquí…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *