Advertisement

Gossip: Días malos para Eduardo Montealegre

ortega-montealegre-4-350x263

*La cereza en la torta nociva que nos presentó Eduardito la semana pasada fue su comparecencia en el programa de Jaime Arellano, el viernes pasado.

 Por Hamlett

  • La semana pasada fue pésima para Eduardo Montealegre. No sólo entró a la tercera edad,  sino que cometió una serie de errores que ayudan a explicar el por qué es el político activo más impopular de Nicaragua con opiniones negativas que superan sus positivas por más de 30 puntos porcentuales, según la más reciente encuesta de M&R.
  • Todo comenzó mal con declaraciones incendiarias en las que Montealegre pronosticó que Daniel Ortega terminaría sus días violentamente en Caracas de un bazucazo, trayendo recuerdos de la cruenta manera en que Anastasio Somoza Debayle fue ultimado en Asunción en 1980.  Muchos, incluyendo opositores del actual gobierno, consideraron que estas declaraciones fueron excesivas y que introducían un elemento de violencia que perjudicaban al tenso ambiente político que vive el país.  Representaban también una escalada de muchos decibeles en la retórica política de Montealegre y de Nicaragua en general y que demostraron una falta de criterio por parte del autoproclamado líder de la oposición.
  • Pero no fue todo. Montealegre implícitamente aceptó que Ortega ganará las elecciones de 2016 al anunciar que estaba deponiendo su candidatura para la primera magistratura hasta, al menos, el 2021. De nuevo trajo recuerdos amargos. Lo mismo en 2011, por las mismas razones, cuando buscó a un chivo expiatorio que sacrificar mientras él se aseguraba protección personal a través de una diputación en la Asamblea Nacional y con ello inmunidad por cinco años más.

El protegido

  • El anuncio nos recordó que Montealegre de nuevo piensa engañar al electorado buscando un escaño en el hemiciclo sin la más mínima intención de ocuparlo. Y nos trajo a la mente una de las grandes incógnitas de la política criolla. ¿Por qué ciertos medios de oposición no critican su ausencia de la Asamblea Nacional como que si esto fuera natural?  ¿Por qué Eduardo Enríquez y compañía le dan un “pase” en lo que en cualquier otro país serio y democrático sería visto como un escandaloso abuso que resultaría en su expulsión del parlamento?
  • Continuando con sus errores, Montealegre rechazó buscar la unidad de la oposición insinuando que no se juntaría a fuerzas “pactistas” como el PLC. Con esto descarriló la única esperanza que existía de darle la batalla a Daniel Ortega en 2016, como lo dijo el empresario César Zamora. ¿A quién favoreció con esta postura que facilita la estrategia del Carmen de “dividir y conquistar”? Y ¿quién es el pactista?
  • Escarbando un poco más en lo que ocurrió políticamente la semana pasada, voceros del PLI insistieron que el candidato de ellos sería escogido “democráticamente pero no a través de primarias.” O sea, prefieren el dedazo de Eduardito y cero democracia. Para justificar esta posición, adelantaron varios argumentos: que las primarias son caras y que no hay manera de asegurar la integridad del proceso. En el fondo, el PLI admitió que no cuenta ni con las estructuras ni la membresía para asegurar una votación partidaria. ¡Clase de revelación!

Parlacén

  • Mientras Montealegre y Cia. cometían pifia tras pifia, se anunció en Guatemala que el PLC y FSLN se habían puesto de acuerdo para elegir a José Antonio Alvarado del PLC como presidente del PARLACEN. Inmediatamente los acólitos de Montealegre tildaron de pactista al PLC porque éste desmanteló el plan que el PLI cocinaba en secreto con el FSLN para dar la presidencia del PARLACEN a Said Zavala, el administrador de la finca que Montealegre compró en Nandaime. ¿Acaso el acuerdo a través del cual la minoritaria bancada del PLI hubiera quedado con la presidencia del PARLACEN no hubiera sido fruto de un “pacto” también?
  • Finalmente, la cereza en la torta nociva que nos presentó Eduardito la semana pasada fue su comparecencia en el programa de Jaime Arellano el viernes pasado en donde aprovechó el tiempo cedido cortésmente por Jaime para tratar de borrar el daño hecho a su averiada reputación por sus declaraciones sobre el bazucazo y la acusación de su aliado Edmundo Jarquín de que entregó las elecciones del 2011 a Daniel Ortega a cambio del pago de sus deudas de campaña.
  • Increíblemente, Arellano se prestó al juego de Eduardito. En lugar de hacerle las preguntas duras que le había sugerido un par de días antes el ex canciller Francisco Aguirre Sacasa, a petición del propio Arellano, no fue hasta en los últimos minutos del programa que Montealegre, no Arellano, abordó uno de los temas fuertes. Nos referimos a la revelación de Mundo Jarquín de que el PLI había asumido sus escaños en 2012 para no ser castigado financieramente. Y Eduardito nunca explicó por qué se había precipitado en reconocer el triunfo de Ortega en 2006 el día después de la votación cuando a duras penas el tres por ciento de los votos se habían contados y el ocho por ciento nunca fueron escrudiñados.
  • Montealegre fue hábil en la entrevista con Arellano. Nunca hubiera podido capear al bulto con un entrevistador como Carlos Fernando Chamorro.  Pero, por otro lado, a nadie convenció con su argumento que el Gobierno hubiera pagado la deuda bancaria del PLI si sus diputados asignados, incluyendo Montealegre, no hubieran asumido sumisamente sus escaños en enero de 2012. Para el Carmen, “pacta sunt servanda” (los acuerdos se respetan) y el pacto entre Daniel y Eduardito era que el PLI se conformaría con el segundo lugar en el hemiciclo a cambio de legitimar los comicios.
  • Feliz cumpleaños Eduardito. Sólo lamentamos que la semana de tus sesenta años haya sido quizás la peor de tu larga y hasta la fecha infructuosa búsqueda para el poder.

Un comentario sobre: Gossip: Días malos para Eduardo Montealegre

  1. El Observador dice:

    Yo diría que no son días malos para Eduardo. Todo lo contrario, pues quien ha hecho de la política un negocio rentable, incluyendo los “negocios de su hermano Álvaro, no se puede decir que son días malos. No cabe la menor duda de que todos esos tapazos en contra de Ortega, son acordados con el “Jefe” para darle visos de oposición a la farsa que mantiene él y su grupo de acólitos pegados a la teta del Estado. Solamente habría que fijarnos los planteamientos del Ratón, en donde ya no es condición indispensable el cambio de toda la podredumbre del Consejo Supremo Electoral, en donde está todo el meollo de problema, Paro eso a Eduardo no le importa, pues él sabe que siendo un político quemado, lo único a lo que aspira es a seguir manteniendo su inmunidad y a su hermano fuera de la Modelo. De seguro que encontrará otro fantoche tipo Fabio Gadea, para que haga la mueca, y no hay ninguna duda de que muchos estarán deseando ser los elegidos para representar esa nueva farsa. Asi que lo siento Amlett, por el título de tu comentario, porque la verdad, pienso que todos esos tapazos del Ratón, como decía Chespirito, Estan fríamente calculados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *