Advertisement

Capacitan a sacerdotes de la Diócesis de Estelí en el Código de Familia

Seminario Código Estelí

La Corte Suprema de Justicia capacitó el miércoles pasado al primer núcleo de sacerdotes del país sobre el Código de Familia (Ley 870), un total de 40 religiosos pertenecientes a la Diócesis de Estelí.
El seminario de capacitación fue inaugurado por el magistrado vicepresidente del Poder Judicial, doctor Marvin Aguilar García y Monseñor Juan Abelardo Mata Guevara, vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, Obispo de la Diócesis de Estelí.

“Este es el primer núcleo de sacerdotes que se reúne después de la presentación del Código de Familia al Card nal Leopoldo Brenes, para recibir  la primera capacitación sobre esta nueva ley de la familia”, dijo el vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

El taller fue impartido por el magistrado vicepresidente del Poder Judicial y el juez Cuarto de Distrito de Familia de Managua, doctor José Ramón Barberena.

Entre las interrogantes consultadas por los párrocos de Las Segovias sobre la preparación de los operadores de justicia que aplicarán la ley.
“Este código tiene muchas cosas positivas, pero considero que debe ser primordial garantizar que cada funcionario tenga la suficiente preparación técnica y teórica para la aplicación de ley, especialmente los profesionales de la psicología forense”, expresó el párroco  de Estelí, Francisco Valdivia.

El magistrado Marvin Aguilar García informó a los religiosos sobre el proceso de capacitación intensivo que está llevando a cabo el Poder Judicial para los operadores del sector justicia.
“Es una prioridad de la Corte Suprema de Justicia capacitar a todos los trabajadores y funcionarios de este poder del Estado, desde la conserje, agentes de seguridad, jueces, magistrados y demás funcionarios, sobre el Código de la Familia”, manifestó el magistrado Aguilar García.

Para la religiosa, sor Belkis Castillo, “el núcleo familiar es esencial, porque sin familia no hay nada. La familia es el elemento fundamental para la constitución de la sociedad. Para la Iglesia sin la familia no existe nada”.
Por eso, agregó la religiosa, “considero que este nuevo Código es fantástico y era necesario que nosotros recibiéramos esta capacitación para poder tener suficiente conocimiento y darlo a conocer”.

“Vamos a pedirle a Dios que este Código se logre implementar como se debe y vamos a formar parte de ese trabajo para el bienestar de las familias nicaragüense”, dijo sor Belkis Castillo.
“Estamos contentos como Iglesia Católica por este aporte tan grande a la sociedad, porque nosotros como templo hemos constatando mucha problemática en los núcleos familiares como es la violencia a los menores, a las mujeres, la desunión de las parejas y el machismo”, enfatizó la religiosa.

El padre Alejandro Rojas, misionero claretiano de Somoto, dijo que “siempre que conozcamos más y más de las leyes, nos ayuda asimilar y conocer el camino y cómo guiar a las familias. Todo cambio genera reacción, pero lo mejor de este Código es la participación ciudadana en todos los procesos y especialmente cuando se trata de proteger a las familias”.

“Vamos a sumarnos a la reproducción de este Código dentro de las homilías que a diario dirigimos a nuestro feligreses, ya que  es una obligación tanto de la iglesia como de las organizaciones que trabajamos con la sociedad dar a conocer y aclarar las dudas que tenga el pueblo”, aseveró el padre Rojas.

Destacó que con las charlas que impartan desde sus parroquias se garantizará “el objetivo de este Código que es la integración de las familias, la estabilidad y la seguridad del núcleo en un ambiente sano, buscando el bien de todos y especialmente el de las familias”.

Esta capacitación fue presidida por el magistrado vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, doctor Marvin Aguilar Gracia; Monseñor Abelardo Mata Guevara, vicepresidente de la Conferencia Episcopal; el juez Cuarto de Distrito de Familia de Managua, doctor José Ramón Barberena y la jueza Local Civil de Ocotal, doctora Yatzabel Gómez Gurdián.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *