Advertisement

Gossip: “¡et tu quoque Brute fili mi!”

Eduardito ya no atrae ni a los más leales quienes, como Arteaga Cano, ahora le dan una patada, mientras afirman que andan buscando alrededor de quien unirse. 

Por Hamlett

  • No hay duda que el dirigente político más necesitado de oxígeno es Eduardo Montealegre Rivas a pesar de la bocanada de “cariño” que el presidente Daniel Ortega le dio en público hace unos días. En las últimas semanas ha cometido errores  graves y sufrido ataques imprevistos que han deteriorado aún más su nebuloso futuro.
  • Primero, fue ausentarse de su escaño en la Asamblea Nacional, la silla para la que fue elegido por sus votantes y que él ha desdeñado porque sólo le interesa la inmunidad política; segundo, el terrible anuncio de que el presidente Daniel Ortega podría morir de un bazukazo –sí, él usó la palabra- en Caracas y no en Asunción, como Somoza; tercero, haber exculpado a su hermano de la estafa a las monjitas y una decena de personas que confiaron en su empresa de maletín –dijo que había un mal negocio y “no una ladronada”; cuarto, el artículo  del ex candidato presidencial Edmundo Jarquín en que lo acusa de haber entregado al orteguismo las elecciones del 2011 a cambio de un cheque para pagar sus gastos de campaña; quinto, haber descubierto al público de que no ganarán las elecciones del 2016 y que por eso no se postula como candidato presidencial; sexto, la advertencia del presidente de la Sala Constitucional, magistrado Francisco Rosales Argüello, de que la personería jurídica del PLI podría ser entregada a las otras corrientes que disputan los sellos; séptimo, la petición de la Fiscal General de la República, comisionada Ana Julia Guido, para que su hermano Álvaro Enrique enfrente un pronto juicio por fraude y lavado de dinero.
  • Y de donde menos lo esperaba le ha llegado la octava. El presidente del organismo Hagamos Democracia, nacido en la administración de Enrique Bolaños para apoyar su candidatura presidencial en 2006, Róger Arteaga Cano –el clausurador de Trinchera de la Noticia– dijo ayer que andan buscando un eje para la unidad de la derecha radical y no alrededor de un “caudillo”, en obvia referencia a Montealegre Rivas.
  • No sé cuándo se acabó el apoyo de Arteaga a Eduardito pero ya es un hecho, uno de los que más ha querido verlo ciñéndose la banda presidencial descartó que la “unidad” que ellos buscan vaya a hacerse a su alrededor. Entonces, ¿alrededor de quién? Dicen que no hay procesión sin un santo milagroso que la encabece.

La campaña

  • Y aquí no debemos engañarnos porque Eduardito ya mostró el camino y la chequera que paga sus campañas. ¿Qué capital podrá reunir para pagar los gastos del 2016? Una campaña pequeña redondea los $6 millones de dólares y un poco más vistosa puede superar fácilmente los $10 millones de dólares. ¿De dónde los sacará? Indudablemente el Big Brother ya no le financia más su campaña como se demostró en 2011, cuando tuvo que vender las elecciones para salir silbando por la puerta de atrás. ¿El gran capital? Olvídenlo. ¿Hagamos Democracia o el Movimiento por Nicaragua? Menos, estos ONGs andan buscando quién les pague la planilla y por eso andan reinventándose.
  • De allí que Eduardito ya no atrae ni a los más leales quienes, como Arteaga Cano, ahora le dan una patada, mientras afirman que andan buscando alrededor de quien unirse. Además, el coro de organizaciones no gubernamentales que siguen al MRS y que también pasan por problemas de plata no estarán dispuestos a dedicar más tiempo y esfuerzos para impulsar a Montealegre.
  • Yo estoy seguro que él está convencido de esto y por eso se ha refugiado –de nueve de la mañana a cuatro de la tarde hora del este de los Estados Unidos- en la bolsa de valores en las que se juega lo que quedó de la venta de la finca El Escobillal a Daniel Ortega y por la que, aseguran, éste le dio un cheque por seis millones de dólares.

Mal cálculo

  • Por supuesto, a sus 60 años recién cumplidos seguramente ha revisado sus metas. No es un Daniel Ortega que se postuló a tres elecciones presidenciales hasta que la pegó, aprovechando su providencial alianza con Bolaños y Montealegre. Tampoco es Enrique Bolaños que esperó a los 80 años para rogarle a Arnoldo Alemán que le concediera su último deseo. El resto de la historia ya la conocemos.
  • Tal vez su cálculo es creer que aún tiene 20 años para esperar el desgaste de Daniel Ortega, quien ya advirtió que viene de una familia longeva. Pero, ¿cómo espera hacerlo si ahora tiene los negativos más altos de cualquier político del país según las encuestas? Su creciente autoaislamiento quedó demostrado hace unos días cuando celebró su cumpleaños con su familia y media docena de diputados y políticos, o sea excluyó a 16 miembros de su bancada y a miembros de la junta directiva de su partido. ¿Qué gran empresario, que no sea miembro de su familia o círculo íntimo, fue a la fiesta de cumpleaños?
  • Ahora, si hasta los más cercanos, como Arteaga Cano –que tampoco fue invitado a la fiesta- hoy escupen sobre Eduardito, ¿qué podrá esperarse de todos los demás que antes lo llamaban el Golden Boy de la política nacional?

2 Comentarios sobre: Gossip: “¡et tu quoque Brute fili mi!”

  1. Fernando Carrillo Astorga dice:

    Está plenamente comprobado que Eduardito Montealegre está más quemado que un cartucho de escopeta de hacienda, ya no admite más recargas. Todo intento que se haga por unir a toda la oposición en una poderosa alianza anti-orteguista, si incluye al mencionado testaferro de Ortega Saavedra está irremisiblemente condenada al fracaso.

    Su ex abrupto que Ortega Saavedra podría perder la vida de una bazucazo, como Somoza Debayle, no es más que una estratagema para presentare como opositor al orteguismo, siendo que en realidad es su mayor aliado. Quizás
    se refiriera a un buen trago de guaro lija, como llaman los llaman los borrachos, bazukazos, los que han reemplazado a los antiguos tragos de carreteros.

    Ortega Saavedra lo tiene bien agarrado de la cola con la presunción de responsabilidad penal impuesta por los Contralores Colegiados por el asunto de los famosos CENIS. Por eso necesita la diputación, convirtiendo la inmunidad parlamentaria en impunidad ante la ley.

    Además, está el caso de su hermano, Alvaro, fundador de la empresa de maletín ALMORI, cuyo único propósito era el de estafar a los incautos y blanquear dinero procedente del tráfico de drogas, por lo que lo acusan de crimen organizado. Si no cumplen las órdenes de Ortega Saavedra, ambos irán a la Cárcel “Modelo”, de Tipitapa.

    En cuanto a la posible candidatura presidencial de Róger Arteaga Cano, se trata de otro egresado de la escuela de traidores al liberalismo, fundada por Enrique Bolaños Geyer. Al final terminaría convirtiéndose en otro testaferro de Ortega Saavedra.

  2. Rambo dice:

    Como siempre Hamlet mostrando su inclinaciòn por el PLC, trata que los lectores ignoremos que si Ortega volviò al poder fue por el “providencial” pacto Alemàn – Ortega, lo que no menciona.
    Es que cuesta que los periodistas se desliguen del cesgo polìtico que sienten en su corazoncito cuando estàn escribiendo sus notas, y atacan con saña a unos y prefieren callar lo de otros.
    No hay materia de Etica Profesional en la carrera de periodismo en las universidades?
    No defiendo a ningun polìtico, por mi que desaparezcan todos y que surjan nuevos jòvenes que les inspire la patria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *