Advertisement

Gossip: Si está pasando, y mucho en política

*El pueblo no es tonto, es “pasa facturas”, y aunque hoy no se exprese lo hará en su momento. 

Por Hamlett

  • ¡Qué no está pasando nada en política! Claro, y mucho, aunque no lo veamos o percibamos. No es lo más deseado ni siquiera lo que debería estar ocurriendo, pero la sociedad nicaragüense no está “muerta”, solo dormida y esperando. Como dice el abogado Róger Guevara Mena, el pueblo nicaragüense es “pasa facturas”.
  • Decía que están pasando muchas cosas políticamente relevantes que no necesariamente son buenas o malas noticias para el sandinismo gobernante o para la oposición, pero que abonan a mejorar o deteriorar el ambiente. Si usted cree que solo los liberales se pelean entre sí, son carnívoros, fratricidas o tontos, se equivocan. El Frente Sandinista tiene problemas serísimos que no puede controlar pese a todo lo sólido que nosotros nos vivamos diciendo que es –un error de los demócratas: vivir proclamando su admiración por la supuesta solidez del soberano- porque nunca lo ha sido y tampoco hoy lo es. Este tema podría abordarlo en otra columna porque el sandinismo ideologizado, motivado de los años 70 y 80, no existe más. La masa amorfa de muchachos vestidos con una camiseta para borrar las diferencias entre ellos es lo único sólido que tenemos a la vista. Como diría el recordado Alejandro “yo se por qué se los digo”. Déjenme aterrizar un poco.
  • Los problemas del orteguismo. Ahora mismo hay una mega batalla en la cúpula del sandinismo que está causando problemas internos serios al presidente Daniel Ortega, quien no sabe qué hacer. Es tal el enfrentamiento que, dicen, en las últimas semanas uno de los contendores, y el más fuerte, despidió a 20 funcionarios de mediano nivel que estaban ligados al oponente. Efectivamente esta es una lucha por el poder, porque no puede haber dos tigres en la misma colina ni en las faldas, ni en los alrededores.
  • La concepción familiarizada y absorbente del poder es tal que ya no cabe nadie más alrededor del presidente Ortega. Se trata del líder y su mano derecha punto. Que eso pasa en todos los gobiernos y familias poderosas del mundo, si y no, pero esta batalla está desgastando y degastará más al grupo.
  • Si bien ambas partes tienen mucha fuerza y juego de cintura, lo más importante es que está llegando el momento en que uno de los dos tendrá que salirse del juego porque ya no cabe más y les aseguro que Daniel no dudará en apoyar a uno de ambos –si es que no es él quien está azuzando a su mano derecha para impedir que el otro siga agarrando más terreno y poco a poco se convierta en un jugador inevitable en los próximos años.
  • La corrupción. Lo hemos venido diciendo. La corrupción desgasta y rápidamente, aquí y en la Conchinina. Si ustedes han escuchado historias acerca del enriquecimiento ilícito de una cúpula o de grupos, yo les aseguro que eso también ha llegado a los oídos de la gente. El pueblo no es tonto, es “pasa facturas”, y aunque hoy no se exprese lo hará en su momento. Vean lo que han hecho: 1) El pueblo se unió al FSLN para derrocar a Somoza; 2) Una parte del pueblo se fue a la guerra contra el sandinismo; 3) Otra parte, la más grande, se despachó sin asco a Daniel Ortega en 1990; 4) Facturó los errores de los liberales –por segunda vez en 35 años- pero no los ha descartado; 5) Premió al sandinismo en 2011 –aunque con la ayudadita de Roberto Rivas- pero no le juró amor eterno –los liberales desunidos lograron más del 35% en esos comicios; 6) No lo aprueba pero tampoco ha desaprobado las movilizaciones de protesta cuando se han dado, sean por el tema del canal o por las tarjetas de MPeso.
  • El liberalismo. Le guste o no lo que le voy a decir es una realidad. Aunque no tengo respeto por algunas de las encuestas hechas en el país hay algunas revelaciones que, más o menos, coinciden con nuestra propia observación empírica: 1) Los liberales son la opción ideológica alternativa al sandinismo, no es el MRS, los socialcristianos ni los conservadores; 2) Los dos partidos liberales son los únicos que obtienen puntos en esas encuestas, ¿de un dígito?, así es pero todos los demás no pasan del 1%; 3) El monto de los que declaran no tener partido o por quién votar ya se acerca al 50%. Recuerden que el simpatizante sandinista no duda en declararlo. Además, históricamente, el que dice no tener partido es un demócrata por definición al que no le gusta el sandinismo o bien espera el momento final para no desperdiciar su voto.
  • El desgaste. En cuanto a los partidos de la oposición, lo que está más claro es su desprestigio y su capacidad latente de ser la alternativa para volver al poder, repito son la única posibilidad hoy en día según las encuestas. Tanto las luchas genocidas entre liberales como el golpeteo del orteguismo han dado como resultado: 1) Acabar con el liderazgo de Eduardo Montealegre, quien no parece tener futuro electoral; 2) Terminar con La Prensa como el gran elector opositor aunque mantenga intacta para capacidad de destruir al que no les caiga bien; 3) Arrasar con una parte de la generación política que surgió en los años 90 aunque no veamos las luces de sus sucesores.

6 Comentarios sobre: Gossip: Si está pasando, y mucho en política

  1. Julian dice:

    Dicen que los negros, si no la hacen a la entrada la hacen a la salida pero la hacen, y digo esto porque el mencionado articulo del Sr. Tefel alias Hamlett, despues de redactar un articulo medianamente bueno, al final tenia que terminar refiriendose a su amor imposible, “EDUARDO MONTEALEGRE” y de refilon al diario La Prensa, porque no ensalsa al delincuente jefe vitalicio del PLC ARNOLDO ALEMAN, sea serio Sr. Tefel, y aprenda de una vez y para siempre a ser objetivo y no se refiera a los que odia, por su nombre y apellido, aprenda a diferenciar sus odios personales de sus posiciones politicas adversas a algun dizque dirigente, a los que ud. llama lideres de la oposicion, que incongruencias las suyas, odia y despotrica en contra de Montealegre y le da el titulo de lider, las suyas son relaciones de amor y de odio.

  2. El Gordo dice:

    Se le salio el eructo al final del articulo, no se aguanto Hamlet.Al Tamalon nadie lo quiere ver!! ni mucho menos al raton.

  3. El Observador dice:

    Me parece muy centrado el análisis que hace Hamlett del panorama políco del país. Además que no observo que despotrique en contra de Eduardo Montealegre, ya que la conducta política de ese señor, está a la vista de todo el mundo. Además, cuando dice Hamlett que es un lider, no está diciendo más que la verdad. Lo único que se le pasó por alto, fue aclarar que es un lider prefabricado a la medida de los intereses de la pareja de El Cármen, porque en sentido estricto de la palabra, no lidera nada más que al grupito de vividores que junto con él estan pegados a la teta del Estado. Además, el caso de Eduardo es muy especial, pues aunque ya no tenga ni la menor posibilidad de aspirar a la presidencia, al menos con su “trabajo” y cooperación con el gobierno, mantiene su inmunidad que tanto necesita y además ha evitado que el sinverguenza de su hermano vaya a vacacionar a la Modelo

  4. Sonny dice:

    Hamlett!No Siga durmiento de ese lado!…porque decir que los Sandinistas de antes de los 70 “no existen” ès verdaderamente es una inocentada única!. Eso sí…”existen” pero tan decepcionados de lo mismo y de las nuevas paralelas históricas, que aùn esperan por una caravana que los conduzca “a la tierra prometida”. Creo que finalmente ellos daran la sorpresa en las elecciones -en porcentajes- y echaran por tierra la tesis de Dña Rosario qué estan viejos y …¡son cero en la izquierda!.

    La “compañera” del Presidente padece de “juventismo” y exclusionismo”. Eso no se cura sinó electoralmente.

    Por otro lado, el artículo no aclara quiènes son los supuestos pùgiles al seno del Ejecutivo, ni quienes fueron “los despedidos”.

    Le sugiero seguir investigando y comunicar a los lectores.

  5. Fernando Carrillo Astorga dice:

    Los orteguistas que todavía no han tenido la oportunidad de neter “las grapas” en las arcas del Estado y no tienen licencia para dedicarse al tráfico de drogas, está seriamente molestos con los que ya han amasado millones de dólares y los tienen a buen recaudo en los paraísos fiscales.

    Lo peor del caso es que Ortega Saavedra cuenta todavía con el respaldo irrestricto de los altos oficiales del Ejército Popular Orteguista y de los Comisionados de la Policía Orteguista, los que han aprovechado el tener a su disposición las “cañas huecas” para enriquecerse a expensas del pueblo nicaragüense.

    Un sector apreciable del orteguismo no está de acuerdo que en las próximas elecciones generales, Rosario Murillo, corra como candata a la Presidencia de la República. La consideran una mujer mediocre, llena de complejos de inferioridad y aficionado a la brujería y la magia negra.

    Ortega Saavedra está seguro que si presta la banda presidencial a algún miembro de su entorno mafioso, terminará dándole la patada en el trasero, porque al final el pueblo terminará dándose cuenta que el famoso Gran Canal Interocéanico no es más que un expediente elaborado por el propio Ortega Saavedra en complicidad con su socio chino, Wang Jing, para apoderarse de valiosos terrenos y todas las playas del pacífico de Nicaragua, donde construirían lujosos condominios y casinos, sirviendo también de refugio para todos los que son reclamados por la justicia de otros países, siempre y cuando dispongan del dinero para pagar su protección y no ser extraditados a sus países de origen.

    Además, la utilidad de sus testaferros, como Eduardito Montealegre Rivas, ya llegó a su triste final. Nadie cree en este vulgar aventurero.

    En cuanto a los egresados de la escuela de traidores al liberalismo de Enrique Bolaños Geyer, nadie los toma en cuenta y hasta ahora, ninguno de ellos ha manifestado deseoe alguno de figurar como candidato de la oposición al orteguismo. Julio Vega Pasquier y Avil Ramírez Valdivia, están conscientes que harían el papel de bufones si se lanzan como candidatos a la Presidencia de la República.

    Ortega Saavedra, contando con el aval de los corruptos magistrados del Consejo Supremo Electoral, no tendrá más remedio que buscar la reelección mediante fraudes, lo que significará el final del orteguismo.

  6. El Observador dice:

    Realmente respeto las opiniones de todos los que usamos este espacio y quiero decir que siempre he cosiderado los comentarios del señor Fernado Carrillo Astorga como muy positivos. Esta vez solamente quiero mencionar que ya en Nicaragua, lo de las “brujerías” que se le achacan a la señora Murillo, se ha convertido en parte de la crítica de la paraja de El Cármen. Está bien que muchos supersticiosos que aun existen en el país, hagan caso de esas tonterías, pero que una álguien como el señor Carrillo Astorga, quien por lo visto es una persona ilustrada, nos hable de brujerías y magia negra, me parece raro. Ya en el siglo XX1 creo que deberíamos dejar de hablar de esas supercherías que son producto de la ignorancia de los pueblo atrazados. Todo lo contrario, deberíamos ilustrar a la ciudadanía de que no ande creyendo esas tonterías. Creo que la señora Murillo es muy inteligente, y conociendo lo supersticioso que somos los nicas, se ha propuesto sugestioarlos usando esa rera indumentaria y tantos adornos que sa cuelga en cuello, brazos y manos, así como mandar a construir árboles metálicos con diseños raros. Eso la pone en posición de control de las mentes infantiles que aun creen en esas tonterías. Decir que Rosario Murillo es mediócre, no me parece acertado. Todo lo contrario, porque es inteligente se ha valido de tantas artimañs para embaucar a gran parte del pueblo. Saludos señor Carrillo Astorga y discúlpeme por disentir en parte de su excelente comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *