Combatir la espiral perversa entre familia y pobreza

  • El Papa Francisco en la audiencia general

Ciudad del Vaticano (VIS). Las condiciones de vida que ponen a prueba la familia y la hacen vulnerable, empezando por la pobreza seránlos temas de la catequesis del Papa Francisco, como el mismo anunció durante la audiencia general de este miércoles ante veinte mil personas en la Plaza de San Pedro.

El Santo Padre habló de la miseria y la degradación que puede conllevar la pobreza, tanto en los suburbios de las metrópolis como en las zonas rurales. Una situación que en muchas ocasiones se ve agravada por la guerra que azota a la población civil. ”En verdad -dijo el Pontífice- la guerra es la “madre de todas las pobrezas”, una depredadora de vidas, de almas, y de los afectos más sagrados y más queridos”.

El Papa reza por las víctimas del naufragio en el Yantgze


Ciudad del Vaticano (VIS). El Papa expresó su cercanía al pueblo chino por el trágico naufragio de una nave en el río Yantgze que ha causado centenares de víctimas, asegurando sus rezos por las víctimas, por sus familias y por todos los que trabajan en las operaciones de socorro.

También dedicó unas palabras especiales a los obreros de una sucursal italiana de Whirlpool manifestando el deseo de que su grave coyuntura laboral encontrase una solución rápida y equitativa en el respeto de todos y, en particular, de las familias. ”La situación de todo el país es muy difícil”, afirmó- Es importante que haya un compromiso decidido para abrir caminos de esperanza”.

Pero la lección de tantas familias que intentan vivir esa situación con dignidad, no debe justificar la indiferencia de los demás, sino al contrario, ”aumentar nuestra vergüenza porque haya tanta pobreza”. ”Es casi un milagro que a pesar de ella -observó el Papa- sigan formándose familias y de que incluso conserven – como pueden – la humanidad especial de sus vínculos. Es un hecho que irrita a esos planificadores del bienestar que consideran los afectos, la generación, los lazos familiares, como una variable secundaria de la calidad de vida. ¡En cambio, debemos arrodillarnos ante estas familias, que son una verdadera escuela de humanidad que salva a la sociedad de la barbarie!”.

”¿Qué nos queda si cedemos al chantaje de… la violencia y del dinero, y renunciamos también a los afectos familiares?”- se preguntó Francisco- Llegaremos a una nueva ética sólo cuando los responsables de la vida pública reorganicen el vínculo social partiendo de la lucha contra la espiral perversa entre familia y pobreza, que nos conduce al abismo’’. Y llamó la atención sobre la contradicción de que en nuestra época la economía parezca haberse especializado en el goce de bienestar individual, aunque explote ampliamente los lazos familiares. ” ¡Por supuesto la inmensa obra de la familia no cotiza en los balances! –exclamó. “No es sólo una cuestión de pan. Hablamos de trabajo, de educación, de salud. Es importante entenderlo”.

”Debemos estar cada vez más cerca de las familias sometidas a la prueba de la pobreza- reiteró el Papa- Efectivamente la miseria social afecta a la familia y a veces la destruye. La falta o la pérdida del trabajo, o su fuerte precariedad, repercuten gravemente en la vida familiar poniendo a dura prueba las relaciones. Las condiciones de vida en algunas barriadas, con problemas de vivienda y transporte, así como la reducción de los servicios sociales, sanitarios y educativos, provocan todavía más dificultades. A estos factores materiales se añade el daño causado a la familia por esos pseudo-modelos difundidos por los medios de comunicación basados en el consumismo y el culto a la apariencia, que influencian a las franjas más pobres y aumentan la disolución de los lazos familiares”.

”La Iglesia es madre, y no debe olvidar esta tragedia de sus hijos. Para ser fecunda y responder a tanta miseria, también ella tiene que ser pobre. Una Iglesia pobre es una Iglesia que practica una simplicidad voluntaria en su vida – en sus instituciones, en el estilo de vida de sus miembros – para derribar todos los muros que nos separan sobre todo de los pobres. Hacen falta oración y acción. Recemos con fuerza al Señor, para que nos sacuda, para que nuestras familias cristianas sean protagonistas de la revolución de la cercanía familiar que es ahora es tan necesaria. De esa cercania, desde el principio, está hecha la Iglesia. Y no nos olvidemos -advirtió Francisco al final – de que el juicio de los necesitados, de los pequeños y de los pobres anticipa el juicio de Dios”.

Un comentario sobre: Combatir la espiral perversa entre familia y pobreza

  1. rosa dice:

    Este papa solo es cuento, habla, habla y habla, es puro bla, bla pero en concreto nada, a ver si quire terminal con el espiral del mal aqui en Nicaragua ese espiral se llama Daniel Ortega, quien es jefe de una familia de brujos coordinada por la chamuca oficialmente destapa como una de las brujas con mas poder economico y politico del mundo segun el programa brujos en el poder de history chanel, si en realidad el papa quiere terminar con este eje del mal o espiral del mal en Nicaragua que le ordene a us nuncio en managua que le exija a Daniel Ortega que elimine los palos amarillos metalicos embrujados con los que adoran a lucifer en toda managua,,, si es cierto obligue a este gobierno deboto de satanas a eliminar la brujeria que tiene por todo el pais en paeples oficiales del gobierno impresos y digital etc, etc. Si el gobierno de los brujos ortega murillo que estan en el poder porque se robaron las elecciones no porque el pueblo quiera, no quita la brujaria en nicaragua entonces lo menos que debe hacer el papa es retirar a su nuncio de managua que no sirve para nada mas bien da la impresion que la chamuca esposa de ortega lo tiene comprado con prebendas y dinero y el esta feliz con eso, ademas el papa debe ordenar a sus sacerdotes que denuncien esto en todas las iglesias de managua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *