Gossip: Porqué va a ir a las elecciones

Por Hamlett

  • Algunos grupos políticos y medios de comunicación han comenzado a regar la especie, con tonos que van de la “preocupación” a la “alarma” por la posibilidad de que Eduardo Montealegre no vaya a las elecciones del próximo año.
  • El origen de este escenario es el mismo Montealegre, quien personalmente y algunos de sus más cercanos asesores ha solicitado entrevistas a algunos medios de comunicación para sembrar la idea de que él está “pensando” aún si va o no a los comicios presidenciales.
  • La Prensa y una radioemisoras ha comprado la teoría y divulgado como si se tratara de una nota de duelo o el aviso de que huracán Mitch número dos está a las puertas de Bluefields, con vientos de 200 kilómetros por hora.
  • De lo que se ha dicho hasta ahora, en público, y esto último subrayado, podemos extraer lo siguiente:
  • Montealegre ha pedido reglas electorales más claras, pero no ha dicho qué quiere, excepto una cosa: Que el calendario sea anunciado de una sola vez y no en partes (reforzado por María Eugenia Sequeira, vicepresidenta del PLI, y otros miembros de la bancada).
  • No ha pedido la cabeza de Roberto Rivas, ni la sustitución de todo el Consejo Supremo Electoral, ni siquiera ha anunciado la lista de personas que debería irse por su clara vinculación al FSLN y a las fuerzas oscuras.

Son muy pocos

  • No sabemos cuándo tomará la decisión, que además dice que no es exclusiva de él. Lo que dijo fue que “recomendaría” a su partido no asistir. O sea, el PLI podría “convencerlo” de lo contrario.
  • Como ocurrió con la marcha de los propietarios de tierras que serán afectadas por el canal, unos cinco diputados, porque no he podido contar más de esa cantidad, se han adueñado de las propuestas de una docena de activistas, que cambian de nombre a cada rato, y que cada miércoles hacen una protesta pacífica frente al CSE. La demostración, como una fuerza de músculo político, da más pena que interés.
  • En resumen, Montealegre no ha dicho lo que quiere, no ha soltado la baraja y todos sabemos por qué, hay una sola razón para ello: Eduardo Montealegre quiere o ya está negociando con el sandinismo.
  • Y para sostener esta tesis tengo dos evidencias:
  • El empresario César Zamora dijo el viernes pasado a Jaime Arellano, que él habló con Eduardo Montealegre y lo encontró dispuesto a negociar un acuerdo político (dejémonos de tontería, un pacto) con Daniel Ortega. Él dijo lo primero, yo agrego lo segundo, porque entre políticos lo único que cabe son pactos. Pueden preguntarle al PP, al PSOE y a Podemos, de España lo que significa pactar las sillas en las más de cuatro mil alcaldías españolas al margen de los resultados electorales.
  • El jueves pasado, el diputado Eliseo Núñez llamó a su partido a no zancudear en una clara alusión a que ya se está cocinando el arroz del 2016.

Más razones

  • Todos estos “fuegos artificiales” son un bluf. Hace algunos meses les comenté de los intentos de Eduardito para pedir un amarre con Ortega y lo que dos de los mensajeros del líder sandinista le dijeron en su propia cara.
  • Pero hay otras razones por las cuales Montealegre tendrá que ir. Les enumero algunas:
  • Si no va se acaba. Él mejor que nadie sabe lo mal que anda en las encuestas, es el político activo con más rechazo en Nicaragua y si se retira se inmolará y quedará expuesto a media docena de demandas que gustosamente el sandinismo reactivaría una vez que pierda la inmunidad.
  • El PLI desaparecería como por arte de magia. Todos sabemos que, a diferencia del PLC y del FSLN, el partido liberal independiente ya no existiría debido al retiro del maestro Virgilio Godoy. Los sucesores del dirigente histórico no han podido levantar cabeza y no lo habrían hecho sin Godoy. Las encuestas –para lo que sirvan- lo dicen, como partido es una minoría escandalosa y solo la fama de Pancho Madrigal –más otros factores que un día de estos analizaré si es factible que aún existan como el voto castigo al PLC- los hizo sacar una votación decente aunque lejos de ser competitivos, digan lo que digan.

Un sí obligado

  • El MRS no los dejará retirarse. El más necesitado de conservar los pocos espacios ganados es el sandinismo radical. Eduardo no ha decidido romper con ellos pero no duden que los negociará con Ortega si tiene la oportunidad. Los empresarios le han pedido a Montealegre que los saque de su alianza y si éste persiste no le darán un dólar de apoyo en las próximas elecciones.
  • Cuarto, finalmente, hay una razón poderosa, millonaria, que tiene amarrado a Montealegre a las próximas elecciones. Un día de estos se los cuento porque lo acabo de escuchar, fresquecito, de un cercano a Eduardito. No hay manera que el eterno aspirante presidencial hunda el barco del PLI porque él perdería millones de dólares. No coman ansias, un día de estos les digo de qué se trata.

Un comentario sobre “Gossip: Porqué va a ir a las elecciones

  • el 24/06/2015 a las 5:44 pm
    Permalink

    Eduardito Montealegre está negociando sus nuevas traiciones al liberalismo y al pueblo nicaragüense. Cada vez y cuando se reune con Ortega Saavedra para ir afinando detalles y los montos de las recompensas que recibirá Eduardito por contribuir a la reelección del secretario general del FSLN, el que deberá compleetar estos nuevos pactos con un megafraude electoral que realizarán los corruptos magistrados electorales.

    María Eugenia Sequeira ya se acostumbró a vegetar a expensas del erario nacional. Por tal motivo anda desesperada por ser incluida en la lista de candidatos a diputados que serán cómplices de Montealegre y Ortega Saavedra en todos los nuevos arreglos que formalizarán con los productores de drogas del ejército de Venezuela, el llamado Cártel de los Soles.

    Además, Eduardito debe tomar también en cuenta la situación de su hermano, Alvaro, fundador de una empresa de maletín, empleada por ambos hermanos para estafar incautos y lavar dinero procedente del tráfico de drogas.

    El nuevo pacto entre Eduardito Montealegre y Ortega Saavedra, ya está cocinado. En las nuevas negociaciones participó el chino, Wang Jing, el que ofreció dar buenas “mordidas” a todos los falsos dirigentes de la oposición que no se opongan al paquetazo del Gran Canal Interocéanico. Y Eduardito es uno de ellos.

    Las nuevas traiciones de Montealegre Rivas en favor de Ortega Saavedra, es para librarse él de la responsabilidad por la emisión de los CENIS, por lo que la Contraloría General de la República le estableció una presunción de responsabilidad penal y de paso proteger a su hermano, Alvaro, el que a través de su empresa de maletín, ALMORI, incurrió en una cantidad impresionante de delitos.

    Lo sorprendente es que la empresa privada está de acuerdo con esos pactos políticos concertados entre Eduardito Montealegre Rivas y Ortega Saavedra.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *