Advertisement

Cuando éramos muchos menos

Foto. 1. Managua. 11 de octubre 1962,

1962: Este rótulo fue instalado a la entrada de la ciudad de Managua en octubre de 1962. Como pueden apreciar el número de habitantes de la capital era entonces de 235 mil 600 habitantes. 53 años después, la población supera los dos millones de personas. Dejamos de ser una pequeña ciudad para ocupar los cuatro puntos cardinales de Managua para ser una urbe súper poblada.

Foto. 2. Billete de 1 peso. Diciembre 66.Repudio

En diciembre de 1966, el rechazo al régimen de los Somoza continuaba creciendo en la oposición. Una evidencia es este billete de un córdoba sobre el cual escribieron: “De que se van se van, cueste lo que cueste, no más Somoza”. La consigna fue creada por el equipo de campaña del candidato presidencial del Partido Conservador Fernando Agüero Rocha por las elecciones del año siguiente, frustradas por la masacre del 22 de enero de 1967. El billete traía el retrato de la hija de Somoza García, Lilliam.

Foto. 3. Construcción Auto Cinema de la Centroamérica. Oct. 67.El autocinema

Esta fotografía de octubre de 1967 muestra el momento en que obreros de la construcción instalan la pantalla del primer Auto Cinema del país, que estuvo localizado durante muchos años en la colonia Centroamérica de Managua. El auto cinema estuvo tenía capacidad para acomodar a 204 automóviles y 200 sillas. En cada parqueo de los autos, estaba colocado un tubo donde estaba instalado el parlante, el cual podía descolgarse del tubo para introducirlo al carro y escuchar mejor el audio de la cinta. El novedoso cine fue inaugurado en diciembre de ese año.

Foto. 4. Construcción Bco. de América.Banco de América

Imagen del edificio en construcción del Banco de América, a finales de los años 60. Vemos el levantamiento del piso número 5. El rascacielos sigue en pie y alberga oficinas de la Asamblea Nacional. Enfrente está aún los restos del Banco Central. Ese año eran los dos gigantes arquitectónicos de Nicaragua.

El Banco de América con sus 17 pisos llegó ese año a ser el edificio más alto de Centroamérica. Se utilizaron más de nueve mil metros cúbicos de concreto, más de un mil quinientas toneladas de acero, transportadas en más de 300 camiones. Más de 80 mil ladrillos de un pie cada uno, 450 puertas y un mil trescientas ventanas. Este material usado podría haber servido para construir un mil trescientas casas. Contaba con más de 90 km de cables eléctricos, 1, 500 lámparas fluorescentes. La facturación mensual de energía de todo el edificio era de 35 mil córdobas, hoy esta cantidad es consumida apenas por unas 35 casas cuyo consumo no llega a los 200 KW.

Foto. 5. Aleyda Flores.La revelación escolar

En octubre de 1970, una adolescente de 14 años de edad, Aleyda Flores, se perfilaba como una futura estrella del atletismo. El entrenador húngaro Itsvan Hidvegi la definió como una estrella en potencia. Según Itsvan, ella contaba con las cualidades natas de una atleta, reunía un equilibrio físico mental único y óptimo, sus dos ojos siempre bien abiertos y con la mentalidad ganadora de una consagrada, su concentración en la pista no admitía pausas. Ese año cursaba el sexto grado en el Centro Escolar Panamericano, cuando el profesor Alejandro Ochomogo le dijo que la llevaría al estadio nacional para que la observara el entrenador húngaro. La especialidad de Aleyda eran los 400 y 800 metros planos, aunque ya había ganado el primer lugar en los 100 metros, salto largo y segundo lugar en 200 metros. El entrenador afirmaba que Aleyda estaba morfológicamente apta para el semifondo, es baja pero con una gran resistencia y buena velocidad para este tipo de especialidad, dijo. La atleta de ayer hoy es una fotógrafa profesional, desempeñándose como tal en la Corte Suprema de Justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *