La ciencia en apoyo al combate de la delincuencia

  • Modernización de la Policía Nacional

Visión Policial

“El cuerpo produce diversas huellas con nuestra piel, por ejemplo los labios, se han dado casos de acoso sexual donde se mandan tarjetas con labios pintados, de ahí nosotros podemos identificar o vincular a una persona con determinado hecho”, explicó el Comisionado Marcio Hernández, durante su comparecencia en el segmento de Visión Policial, en la revista matutina de Canal 8, donde se abordó el trabajo que se implementa a través de la especialidad de Dermatoscopía dentro del  Instituto de Criminalística y Ciencia Forense de la Policía Nacional (ICCF).

Esta especialidad es la encargada del rastreo, identificación, comparación y extracción de huellas humanas vinculadas en un hecho delictivo, que a primera vista no son visibles en la escena del crimen.

“Hay un montón de objetos que son receptores de huellas que por la complejidad no se pueden trabajar en la escena del crimen, entonces son mandadas al Instituto y se le aplica el reactivo correspondiente”, expresó el también Jefe de Dermastoscopía del ICCF, haciendo referencia que con esta especialidad se puede extraer huellas de diferentes cosas como las motocicletas, bicicletas, armas de fuego, bolsas plásticas, vasos de vidrio, muebles, entre otras, que sirven como evidencias de los casos.

“Nosotros no compartimos características con ninguna otra persona, ni los gemelos nacidos en una misma bolsa comparten las mismas características”, reconoció Hernández, por ello, cada huella humana es única  como el ADN.

Para poder vincular a una persona en un hecho a través de la extracción de su huella “establecemos una huella con valor identificativo con ocho puntos característicos mínimos”, agregó, lo que representa una efectividad del 99.9 por ciento en el esclarecimiento de los casos.

Sin embargo, el Jefe reconoció que en muchos casos se encuentra con dificultades ya que se presenta una alteración de la escena del crimen, por ello, hizo un llamado a la ciudadanía en general, que si en determinado circunstancia son víctimas de un hecho delictivo como robo con fuerza, eviten manipular los objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *