Advertisement

La épica chilena que rompe el maleficio de un siglo

Santiago de Chile

El primer y demorado festejo por fin llegó. Chile quebró este sábado un maleficio de casi un siglo al ganar por primera vez la Copa América, tras superar 4-1 en penales a la favorita Argentina, cuyos jugadores arrastraban las piernas en los tiempos extra y llegaron sin aliento a la última instancia, en la que solamente anotó Lionel Messi.

Después de 120 minutos sin goles, la roja se impuso desde el manchón de pena máxima ante la albiceleste, que perdió su segunda final consecutiva tras caer el año pasado ante Alemania en el Mundial de Brasil.

Alexis Sánchez metió el último penal chileno, luego de las anotaciones de Matías Fernández, Arturo Vidal y Charles Aránguiz. Además, el arquero Claudio Bravo atajó el tiro del albiceleste Ever Banega y Gonzalo Higuaín mandó su remate por encima del travesaño.

Ante el subcampeón del mundo y con el mejor jugador del planeta enfrente (Messi), el conjunto andino consumó el triunfo en los penales, después de un partido sin goles, incluido el alargue. Argentina quedó sumida en la amargura, ya que cumplió 22 años sin conseguir un título oficial.

Chile, en cambio, rompió con 99 años sin ser campeón, exactamente desde la inauguración de la Copa América, cuyo centenario será en 2016 en Estados Unidos con la presencia de la roja, que en 2017 asistirá a la Copa Confederaciones (Rusia) como representante de Sudamérica.

Guerrero, bicampeón de goleo

El peruano Paolo Guerrero y el chileno Eduardo Vargas, con cuatro tantos cada uno, fueron los máximos goleadores del certamen. El primero, máximo anotador en Argentina 2011 (sumó cinco tantos) logró el bicampeonato consecutivo, al igual que el uruguayo Pedro Petrone, quien lo consiguió en las ediciones de 1923 y 1924.

Fue un partido intenso, dominado por la presión alta y circulación del balón, con un Chile que alzó la bandera de la localía y, alentado por un estadio desbordante, manejó los hilos con salidas limpias desde el fondo.

Argentina también imprimió toque y verticalidad en sus ataques, con Messi creando zozobra cuando se volcaba del centro a la derecha.

Con Jorge Valdivia como eje y los desbordes de Mauricio Isla, la roja se adueñó del terreno y mostró las uñas cuando una volea de Arturo Vidal generó una magistral atajada de Sergio Romero volando hacia su derecha.

Un ¡uhhh…! de emoción y descontento se escuchó al unísono desde las gradas chilenas cuando Valdivia entró al centro del área y prefirió ensayar un pase cuando se imponía el remate y la albiceleste respondió con un tiro libre de Leodesde la izquierda que cabeceó Sergio Agüero y tapó Bravo a quemarropa.

En general, los argentinos, dirigidos por Gerardo Martino, soportaron un aluvión que se diluyó a la entrada del área y no respondieron al golpe por golpe que propuso su colega Jorge Sampaoli.

Más bien, los albicelestes trataron de quitar ritmo al partido con los toques de Messi y Javier Pastore, y al principio con Ángel di María, quien al minuto 29 dejó su lugar por lesión a Ezequiel Lavezzi.

Al 88 se presentó una jugada polémica. En un centro a balón parado, Marcos Rojo se disponía a rematar con la cabeza, pero fue abrazado por Francisco Silva durante toda la acción. Los argentinos pidieron penal pero el silbante nada marcó.

Antes del alargue, un susto para cada lado: Alexis Sánchez, bastante deslucido al igual que el goleador Eduardo Vargas, encaró apenas en diagonal y la mandó afuera sin marca alguna, y luego arrancó Messi con un toque para Lavezzi quien la cruzó para Higuaín, que llegó tarde arrojándose casi pegado a un poste.

Con Leo apagado y Javier Mascherano sobrepasado en el medio, durante los 30 minutos de la prórroga Chile estuvo a punto de liquidar el duelo con un remate desviado de Marcelo Díaz y poco después se perdió otra clarísima de Sánchez.

Chile primero puso contra las cuerdas y después noqueó en los penales a una Argentina que salió a la cancha con sólo cuatro cambios con respecto de la final mundialista de Brasil 2014 que perdió ante Alemania: Nicolás Otamendi por Ezequiel Garay, Pastore por Enzo Pérez, Di María por Lavezzi y Agüero por Gonzalo Higuaín.

Era el momento de ganar: Bravo

El andino Claudio Bravo declaró.Nuestro propósito era ganar algo, sabíamos que este era el momento. Había que dejar la historia negativa; esta era la generación privilegiada. El triunfo va dedicado a todo el mundo, especialmente a los chilenos que la han pasado mal este año (tras aluviones, erupciones volcanes y temblores).

De su lado, Arturo Vidal señaló:Esto es algo muy lindo para todos mis compatriotas. El pueblo chileno necesitaba triunfos, algo así como la Copa America, y hoy dimos un paso increíble. Somos los mejores.

Resignado, el Tata Martino anotó:Vamos a seguir intentándolo (un título). Eludió hacer un análisis, pueshablar de fallas es difícil porque todavía no tenemos la cabeza fría.

No obstante, dijo que los dos equipos armaron un dispositivo para no permitir al rival desplegar su futbol, fue recíproco. Sabíamos que íbamos a tener que saltear líneas, lo hicimos correctamente. Tuvimos opciones claras que a mi criterio pudieron cambiar el partido.

Añadió: Insistiré en la búsqueda del logro que estamos necesitando. El día de mañana me lo imagino exactamente igual con estos mismos futbolistas, estos 23 sin ninguna duda seguirán.

El entrenador campeón, Jorge Sampaoli, comentó: Quiero disfrutar este momento con los jugadores. Haber ganado la Copa en Chile y con toda la gente eufórica es grandioso… Agradecer a mis dirigidos que me permitieron ser parte de este logro ante una selección que es de las mejores del mundo como la argentina.

Aseguró que “la propuesta de Chile fue superior (a la del rival). Tuvimos mayor volumen de ataque, fue colectivo con una defensa sólida. Pudimos ganar en los 90 minutos. Es un equipo ante el que me tengo que sacar el sombrero porque trató de jugar con jerarquía y sobriedad.

Se pasaron momentos difíciles, había que fortalecer al grupo… Los medios de comunicación siempre estuvieron en contra o tratando de invadir nuestra privacidad y de sacar información de manera lamentable. Se superaron contrariedades, resumió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *