Gigantesco esfuerzo para alcanzar los ODS

Las Instituciones Financieras Internacionales anuncian planes de aportar US$400.000 millones para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible

WASHINGTON, DC – Los Bancos Multilaterales de Desarrollo (BMD) y el FMI señalaran que extenderán más de US$400.000 millones en financiamiento durante los tres próximos años y se comprometieron a trabajar en forma más estrecha con sus socios de los sectores público y privado para movilizar los recursos necesarios para cumplir con el desafío histórico de lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Las instituciones—El Banco Africano de Desarrollo, el Banco Asiático de Desarrollo, el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, el Banco Europeo de Inversiones, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Grupo Banco Mundial (conocidas conjuntamente como BMD), y el Fondo Monetario Internacional—divulgaron sus planes en vísperas de la Tercera Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo a realizarse del 13 al 16 de julio en Addis Abeba.

Los ODS son ambiciosos y exigen igual grado de ambición para la utilización de “miles de millones” de dólares en actuales flujos de asistencia oficial para el desarrollo (AOD) y todos los recursos disponibles para atraer, apalancar y movilizar “billones” de dólares en inversiones de todo tipo: públicas, privadas, nacionales y globales.

La AOD, calculada en unos US$135.000 millones al año, provee una vital fuente de financiamiento, especialmente a los países más pobres y frágiles. Pero se necesita aún más que eso. Las necesidades de inversión tan solo en infraestructura alcanzan los US$1,5 billones al año en los países emergentes y en desarrollo. Cumplir con las extraordinarias pero factibles metas de la agenda de los ODS requiere que todos hagan el mejor uso posible de cada dólar procedente de cada fuente y que consigan atraer e incrementar las inversiones públicas y privadas. Los BMD—motores del financiamiento para el desarrollo—están evaluando una serie de opciones para alcanzar dicho aumento.

El financiamiento para el desarrollo de los BMD se ha elevado desde US$50.000 millones en 2001 a US$127.000 millones en 2015. Por cada dólar invertido por sus accionistas, los BMD están en capacidad de comprometer de US$2 a US$5 en nuevo financiamiento cada año. Las propias inversiones directas en el sector privado de los BMD se cuadruplicaron durante dicho período. Asimismo, movilizan otros US$2 a US$5 en inversiones privadas por cada dólar que invierten directamente en operaciones del sector privado. El compromiso a incrementar sus contribuciones a más de US$400.000 millones durante los tres próximos años refleja en parte sus esfuerzos por hacer un uso aún más eficiente de sus balances contables.

Los esfuerzos adicionales por apalancar nuevos recursos incluyen el desarrollo de nuevos métodos y herramientas para ayudar a los países en desarrollo a desempeñar un papel más vigoroso para aprovechar sus recursos nacionales. Los BMD y el FMI se están vinculando con los países para, por ejemplo, introducir un nuevo conjunto de herramientas para evaluar y mejorar las políticas impositivas y expandir instrumentos tales como las compras gubernamentales en línea (o e-procurement) para mejorar el gasto público.

Un mayor flujo de recursos externos para la inversión en los países en desarrollo es esencial para alcanzar los ODS. Sin embargo, dichos flujos solo puede esperarse que se materialicen bajo circunstancias en las que los países posean estrategias de desarrollo coherentes y consistentes con el mantenimiento de la estabilidad macroeconómica y que al mismo tiempo aseguren la provisión de cruciales servicios públicos y un ambiente de negocios conducente al crecimiento. Mediante su asesoramiento sobre políticas y su asistencia técnica, los BMD y el FMI apoyan a los países en el diseño de políticas económicas para lograr dichos objetivos; a través de préstamos de los BMD para apoyo de políticas y de programas apoyados por el FMI, estas instituciones proveen soporte financiero destinado a cubrir las necesidades presupuestarias y de balanza de pagos.

El sector privado está desempeñando un creciente papel en el financiamiento de productos, servicios e infraestructura. Los BMD han asumido el compromiso de involucrarse de manera novedosa con sus socios del sector privado en una amplia gama de intervenciones, incluyendo conectar a inversores con oportunidades de negocios, ayudar a los países a tornar más atractivas sus inversiones, y desarrollar mercados financieros locales.

Los BMD también se están asociando con otros actores para desarrollar innovadoras formas de financiamiento que den apoyo a necesidades globales tales como la salud y el clima, basándose en su extensa labor ya en marcha.

Citas de los Jefes de los Bancos Multilaterales de Desarrollo 

Donald Kaberuka, Presidente, Banco Africano de Desarrollo

“El 2015 es un año crucial para planificar el futuro del desarrollo de África—el continente que presenta a la vez las mayores necesidades de desarrollo y las mayores oportunidades—, tanto para sí misma como para el mundo. El nivel de colaboración entre los BMD en la preparación de la conferencia sobre Financiamiento para el Desarrollo no tiene precedentes en cuanto al aporte de soluciones innovadoras para incrementar el financiamiento para el desarrollo. Estas incluyen el intercambio de riesgo soberano (sovereign exposure exchange), en la que el Banco Africano de Desarrollo trabaja en estrecha colaboración con el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo para ampliar nuestros balances de modo de que podamos incrementar los préstamos a nuestros clientes de África del Norte”.

Takehiko Nakao, Presidente, Banco Asiático de Desarrollo (BAD)

“Este es un momento crucial para que los gobiernos, el sector privado y los BMD unan fuerzas para hacer frente a los desafíos fundamentales de desarrollo de nuestro tiempo. Por su lado, el BAD ya ha tomado la medida sin precedentes de apuntalar su capacidad crediticia. Mediante la fusión de sus ventanillas de préstamos concesionales y no concesionales, el BAD podrá aumentar su financiamiento a los países miembros en un 50 por ciento. Con su apoyo al sector privado, incluyendo el reciente establecimiento de la Oficina de Asociaciones Público-Privadas, el BAD intensificará sus esfuerzos para liberar la enorme cantidad de recursos privados disponibles en la zona Asia-Pacifico para el financiamiento del desarrollo.

Werner Hoyer, Presidente, BEI

“El compartir la experiencia técnica y financiera es crucial para encarar de forma eficiente la cuestión del cambio climático y asegurarse de que el desarrollo sustentable beneficiará a las futuras generaciones. El Banco Europeo de Inversiones ha trabajo estrechamente con los otros BMD durante largos años para reforzar las inversiones en las áreas de clima, infraestructura y sector privado que mejoren la calidad de vida en todo el mundo. Compartimos el firme compromiso de los bancos públicos de todo el mundo de seguir apoyando las inversiones futuras que contribuyan a lograr los ODS mediante la promoción del crecimiento verde, el soporte a la transición hacia energías más limpias, y el impulso a la innovación”.

Suma Chakrabarti, Presidente, BERD

“Para poder ampliar el impacto y la inversión de todas las fuentes para el desarrollo sostenible debemos aportar asesoramiento sobre políticas y conocimiento además de financiamiento. En el BERD nos proponemos galvanizar el financiamiento privado para apoyar las inversiones, particularmente en infraestructura, incluyendo la energía sostenible y la lucha contra el cambio climático. Con el fin de atraer las inversiones privadas en forma eficaz para que contribuyan a lograr estas metas públicas, también damos asesoramiento sobre políticas para mejorar el marco regulatorio y fortalecer las instituciones”.

Luis Alberto Moreno, Presidente, BID

“Es fundamental que los bancos multilaterales y el FMI trabajen estrechamente, tanto entre ellos como con los gobiernos y el sector privado, para movilizar los recursos adicionales necesarios para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Todos compartimos las mismas metas, que incluyen la reducción de la pobreza y de la desigualdad, la promoción del crecimiento económico y de la productividad que creen empleos bien pagos, la mejora de la infraestructura social y física, la prosecución de políticas de energía sustentable, garantizar la seguridad alimentaria y proteger la biodiversidad, entre otros apremiantes desafíos. La reciente decisión del BID de crear una entidad separada que se aboque exclusivamente a nuestro portafolio del sector privado refleja nuestro compromiso de echar mano a todas las fuentes posibles de financiamiento para el desarrollo”.

Christine Lagarde, Directora Gerente, FMI

Este año se presenta una oportunidad para el desarrollo global de las que surge una sola vez por generación. La única forma de aprovecharla es mediante asociaciones. Si queremos llegar lejos, debemos hacerlo juntos. El FMI—con su membresía global y mandato de promover el crecimiento económico y la estabilidad—es un socio consustanciado con dicha causa. En este año crucial, nos hemos enfocado en áreas en las que el aporte de apoyo adicional generará grandes beneficios: acabamos de incrementar el acceso a todas nuestras líneas de financiamiento concesional en un 50 por ciento; nos disponemos a ampliar nuestro importante programa de apoyo a los países en desarrollo en la movilización de sus ingresos por impuestos internos; y profundizaremos nuestra política de vincularnos con los países en cuestiones cruciales para el desarrollo, tales como la necesidad de infraestructura y la promoción de la equidad y la inclusión sociales”.

Jim Yong Kim, Presidente, Grupo Banco Mundial

“Debemos dejar de lado los estereotipos de ayuda y pensar en forma innovadora sobre el desarrollo. Se trata de crear oportunidades para todos, de dar a la gente oportunidades iguales de prosperar en la vida, y de preparar al mundo para que afronte los desafíos del cambio climático y de la próxima pandemia. Necesitamos billones, no miles de millones de dólares para lograr esas metas, y el dinero provendrá de muchas fuentes distintas: los países en desarrollo, las inversiones del sector privado, donantes, y las instituciones financieras internacionales. Mediante el trabajo mancomunado podemos ayudar a la gente a mejorar su nivel de vida mediante una buena educación, servicios de salud de calidad, agua limpia, y saneamiento adecuado. Esas inversiones en la gente contribuirán a poner fin a la pobreza extrema en sólo 15 años”.

2 Comentarios sobre: Gigantesco esfuerzo para alcanzar los ODS

  1. Sin duda que la pobreza y el hambre será un lejano recuerdo en el mundo, con esa extraordinaria iniciativa de los “mejores amigos de la humanidad”

  2. isabel ortiz dice:

    Las instituciones estadounidenses aportarán según este artículo 400.000 millones de dólares para el desarrollo sostenible, es un monto para 3 años y cuánto se gasta en armas, guerras, diversionismo ideológico, manipulación política, financiamiento de sus organizaciones que buscan el derrocamiento de gobiernos progresistas. Que la pobreza y el hambre sea un lejano recuerdo, claro que lo dudo, ya que esto no da para erradicar tales males. Mejores amigos de la humanidad a don Francisco Corrales, no lo son, ya que promueven los genocidios en países del medio oriente y en otros territorios a través de la OTAN y sus drones, ojalá no seamos objeto algún día de tales actos criminales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *