El Papa asegura que la corrupción es la gangrena de un pueblo

  • El Pontífice, ante representantes civiles en Asunción (Paraguay), pronuncia uno de sus discursos más duros y carga contra las ideologías: “Terminan mal, no dejan pensar al pueblo”
  • “Ningún político puede cumplir su rol si está chantajeado por corrupción”, afirmó Bergoglio

Pablo Ordaz/Asunción / Enviado Especial 

El papa Francisco cargó contra la corrupción y las ideologías en uno de los discursos más duros y apasionados de su viaje a Latinoamérica. Ante representantes de la sociedad civil reunidos en un estadio de Asunción, Jorge Mario Bergoglio dijo que “la corrupción es la gangrena de un pueblo” y añadió que “ningún político puede cumplir su rol si es chantajeado”. Sobre las ideologías, aseguró que “terminan mal, no sirven; piensan por el pueblo, no dejan pensar al pueblo”.

En presencia del presidente de Paraguay, Horacio Cartes, el Papa contestó varias preguntas formuladas por un joven, un indígena, una campesina, una empresaria y un político. Lo hizo a través de un guión que traía escrito, pero se fue encendiendo a medida que avanzaba el encuentro y las palabras más duras fueron las improvisadas. “Una cosa que por honestidad quería decirles”, intervino Bergoglio, “es que un método que no da libertad a las personas para asumir responsablemente su misión de construir la sociedad, es el chantaje. Siempre es corrupción: si hacés esto, te hacemos esto. La corrupción es la polilla, la gangrena de un pueblo”.

Tras ser interrumpido por un gran aplauso, el Papa fue aún más tajante: “Ningún político puede cumplir su rol si está chantajeado por corrupción. Esto se da en todos los pueblos del mundo, pero si un pueblo quiere mantener su dignidad, tiene que desterrarlo”. Para evitar que sus palabras pudieran ser utilizadas como armas arrojadizas en guerras partidarias, aclaró: “Estoy hablando en general”.

Otro apartado del acto que enseguida levantó interpretaciones cruzadas fue su referencia a las ideologías. Leyendo el discurso que traía escrito, Francisco dijo: “Un aspecto fundamental para promover a los pobres está en el modo en que los vemos. No sirve una mirada ideológica que los termina utilizando al servicio de otros intereses políticos y personales”. Entonces, levantó la vista, y añadió: “Las ideologías terminan mal, no sirven, tienen una relación o incompleta o enferma o mala con el pueblo. Las ideologías no asumen al pueblo, piensan por el pueblo, no dejan pensar al pueblo”.

Estas palabras pueden interpretarse como una forma de desmarcarse de quien lo acusa de izquierdista o incluso de comunista por su sintonía, evidente, con las políticas que Rafael Correa y Evo Morales en Ecuador y Bolivia o por la asunción, desde el primer día de su pontificado, de la doctrina social de la Iglesia frente -lo volvió a repetir en Asunción- “a un modelo económico idolátrico que necesita sacrificar vidas humanas en el altar del dinero y de la rentabilidad”.

2 comentarios sobre “El Papa asegura que la corrupción es la gangrena de un pueblo

  • el 13/07/2015 a las 9:00 pm
    Permalink

    …”las ideologías no asumen al pueblo, piensan por el pueblo, no dejan pensar al pueblo”, así de claro lo dijo el Papa Francisco: “cambiar este sistema que ya no se aguanta,… a un modelo idolátrico que necesita sacrificar vidas humanas en el altar del dinero y de la rentabilidad…”el estiércol del diablo”…

    Respuesta
  • el 13/07/2015 a las 8:19 am
    Permalink

    textualmente copio.
    “Ningún político puede cumplir su rol si está chantajeado por corrupción.”

    Imaginense a quines se le aplica esta afirmacion del Papa en Nicaragua/

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *