Habla el Papa en el vuelo de regreso a Roma

  • He querido alentar a la Iglesia joven de América Latina

Ciudad del Vaticano (Vis). Como es habitual en el vuelo de regreso de Paraguay a Roma el Santo Padre respondió a varias preguntas de los periodistas que lo acompañaban en el viaje. Ofrecemos a continuación una síntesis de las mismas

Pregunta: El Ecuador estaba convulsionado antes de su visita. Después de que abandonó el país, volvieron las personas que hacen oposición al gobierno a salir a las calles. Parece ser que su presencia en el Ecuador se quiere utilizar políticamente, especialmente por la frase que usted pronunció: ?El pueblo del Ecuador se ha puesto de pie con dignidad?. Yo le pregunto de manera puntual, si es que es posible: ¿A qué responde esa frase?

Respuesta: ‘’Evidentemente que sé que había problemas políticos y huelgas.. No conozco los intríngulis de la política del Ecuador y sería necio de mi parte que diera una opinión. Después me dijeron que hubo como un paréntesis durante mi visita, lo cual lo agradezco, porque es un gesto de un pueblo en pie, respetar la visita del Papa… Ahora, si vuelven las cosas, evidentemente que los problemas y las discusiones políticas siguen. Respecto a la frase que usted dice ?me refiero a la mayor conciencia que el pueblo Ecuatoriano ha ido tomando de su valor?, hubo una guerra limítrofe con Perú no hace mucho. Hay historias de guerra. Después, una mayor conciencia de la variedad de riqueza étnica de Ecuador. Y eso da dignidad. Ecuador no es un país de descarte. O sea, que se refiere a todo el pueblo y a toda la dignidad de ese pueblo que, después de la guerra limítrofe, se ha puesto de pie y ha tomado cada vez más conciencia de su dignidad y de la riqueza de la unidad en la variedad que tiene. O sea, que no puede atribuirse a una situación concreta. Porque esa misma frase ?me comentaron, yo no lo vi? fue instrumentalizada para explicar ambas situaciones: que el gobierno ha puesto de pie a Ecuador o que se han puesto de pie los contrarios al gobierno. Una frase se puede instrumentalizar y en eso creo que hay que ser muy cuidadosos’’.

Pregunta: En el discurso que hizo en Bolivia a los Movimientos Populares habló del nuevo colonialismo y habló de la idolatría del dinero que somete a la economía, y de la imposición de la austeridad que aprieta siempre, como dijo “el cinturón de los pobres”. Desde hace semanas en Europa nos preguntamos por el destino de Grecia que es probable que salga de la moneda europea. ¿Qué opina de lo que ocurre en Grecia y que también se refiere al conjunto de Europa?

Respuesta: ‘’Yo estoy cerca de esta realidad, (de los Movimientos Populares) ya que es un fenómeno que existe en todo el mundo. Incluso en Oriente, Filipinas, India, Tailandia. Son movimientos que se organizan entre ellos, no sólo para protestar, sino para seguir adelante y poder vivir. Y son movimientos que tienen fuerza; estas personas, que son muchas, no se sienten representadas por los sindicatos, porque dicen que los sindicatos son ahora una corporación, que no luchan – estoy simplificando un poco – por los derechos de los más pobres. Y la Iglesia no puede permanecer indiferente. La Iglesia tiene una doctrina social y dialoga con este movimiento, y dialoga bien. Habéis visto el entusiasmo de sentir que la Iglesia – dicen – no está lejos de nosotros, la Iglesia tiene una doctrina que nos ayuda a luchar por esto. Es un diálogo. No es que la Iglesia haya decidido apoyar la anarquía. No, no son anarquistas: trabajan, tratan de sacar partido hasta de los descartes, son trabajadores de verdad.

En segundo lugar Grecia y el sistema internacional. Yo no entiendo muy bien lo que es… pero sin duda sería fácil decir que la culpa es solamente de una parte. Los gobernantes griegos que han llevado a esta situación de la deuda internacional, también tienen una responsabilidad. Con el nuevo gobierno griego se ha llegado a una revisión más justa.

Pregunta: Santidad, ¿Qué sintió cuando viste la hoz y el martillo con Cristo ofrecido por el presidente Morales? Y ¿dónde está ahora ese objeto?

Respuesta: ‘’No lo sabía y tampoco sabía que el Padre Espinal hubiera sido también escultor y poeta. Lo supe esos días. Lo vi y para mí fue una sorpresa. En segundo lugar, se puede describir como un tipo de arte de protesta. Por ejemplo, en Buenos Aires hace unos años se hizo una exposición de un buen escultor, creativo, argentino – ya fallecido – era arte de protesta, y recuerdo una obra que era un Cristo crucificado sobre un bombardero que precipitaba. Era una crítica al cristianismo aliado con el imperialismo que era el bombardero. Primer punto, yo no lo sabía; segundo, lo califico como arte de protesta que en algunos casos puede ser ofensivo, en algunos casos. En tercer lugar, en este caso particular: el Padre Espinal fue asesinado en el año 80. Era una época en la que la teología de la liberación tenía muchas vertientes, una de las cuales era el análisis marxista de la realidad, y el Padre Espinal pertenecía a ella. …. En el mismo año, el Padre General de la Compañía de Jesús, el Padre Arrupe, escribió una carta a toda la Compañía sobre el análisis marxista de la realidad en la teología diciendo: No, no es así, son cosas distintas, no es lo justo. Y cuatro años más tarde, en el 84, la Congregación para la Doctrina de la Fe publicó el primer volumen, la primera declaración sobre la teología de la liberación, que era muy crítica. Luego vino el segundo, que abrió perspectivas más cristianas… Hagamos la hermenéutica de esa época. Espinal era un entusiasta de este análisis marxista de la realidad, pero también de la teología, usando el marxismo. De allí nació esa obra. Incluso los poemas de Espinal son de protesta: era su vida, era su pensamiento, fue un hombre especial, con tanto genio humano, y que luchó con buena fe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *