Advertisement

No son delincuentes comunes

tapir
  • Abogados ofrecen servicios a policías involucrados en masacre

La muerte de inocentes en operativos antinarcóticos o contra el crimen organizado no son ninguna novedad en México o en el llamado Triángulo del Norte de Centroamérica, pero…. en Nicaragua sí. Organismo como la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, han insistido en que las equivocaciones de los agentes policiales se han vuelto comunes y la Policía actúa con mucho sigilo cuando se trata de investigar a sus propios miembros, lo ciertos es que se abrió un debate por el accionar de los agentes del orden.

“No son delincuentes comunes, se trata de personas ejemplares, no estamos hablando de capos que se van a escapar si se les deja en sus casas”, señaló el abogado José Salazar, del bufete jurídico García Salazar, que ayer animó la opinión de los nicaragüenses al ofrecer sus servicios en defensa de los 14 oficiales que participaron en el fatídico operativo antinarcóticos que dejó la muerte de tres personas inocentes y colocó a la Policía Nacional en el centro de las críticas.

“Estamos hablando de hombres a los que se les han violado sus derechos humanos”, indicó el abogado Alvaro García, explicando que se desconocen las condiciones en las cuales están ahora y como se han pasado por alto los procedimientos establecidos por la ley. Recordemos que la Policía, diferente al Ejército que como órgano castrense tiene su propio Tribunal, debe someter a sus oficiales a los juzgados comunes de la justicia cuando cometen un delito o crimen. No obstante, los 14 agentes cumplirán 12 días de estar detenidos cumpliendo un proceso que se ha retrasado por la falta de autopsia, que es importante para determinar la responsabilidad de cada uno en la muerte de las personas.

Los abogados dijeron tener comunicación con los familiares, que manifestaron desconocer las condiciones de los tenidos y muchas dudas sobre como emprender una defensa cuando la propia jefatura de la Policía está manejando el caso con gran hermetismo. El bufete García Salazar indicó, que hasta ayer por la tarde, ni los familiares ni la Policía les había aceptado su solicitud de defender a los implicados.

El presidente de la República Daniel Ortega Saavedra, manifestó durante su discurso del pasado 19 de julio en la plaza la Fe, que Nicaragua no caeré en las redes del narcotráfico ni del crimen organizado que atenta contra la soberanía de los países, en una alusión a México y a El Salvador, donde los niveles de criminalidad son verdaderamente horribles, pero el empeño en librar con éxito esa lucha no puede ir en detrimento de los derechos de personas inocentes. Según lo establecido por las leyes de Nicaragua, el presidente Ortega es el jefe de la Policía Nacional.

Otros casos  

Muchos analistas no entienden porque la Policía Nacional expone su buena imagen, hasta este año está entre las instituciones mejor valoradas, incluso la Primera Comisionada Aminta Granera, directora general de la Policía Nacional, es la segunda persona con mejor percepción de la ciudadanía en Nicaragua, superada sólo por la primera dama Rosario Murillo, según datos presentados hace unos días por la firma consultora M&R.

Casos como el ocurrido recientemente en los tranques al transporte en el municipio de Rosita, en el Triangulo Minero, donde los agentes del orden detuvieron a Víctor Olivas y Roberto Martínez, no abonan al perfil de la institución policial. Según informaciones de sus familiares, estas personas fueron trasladadas a las celdas de El Chipote en Managua y se les han violado sus derechos. La denuncia ya está en manos de la CPDH, que ayer en conferencia de prensa respaldó a los familiares de los detenidos, cuestionando los procedimientos de la Policía, que no ha informada los detalles de la operación donde supuestamente se capturaron a estos hombres.

Piden piedad y orden

Todo parece estar listo para las Fiestas Patronales en honor a Santo Domingo de Guzmán en Managua, así lo expresaron ayer personas vinculadas a la organización de estas fiestas de los capitalinos.

“El fundador del Santo Rosario”, recordó el cura Boanerges Carballo, “nos invita a caminar y anunciar nuestra fe”. Estas celebraciones llaman “a la gente a participar con piedad y orden y a mantener la unidad de la familia”, sostuvo Carballo, quien es el párroco de la parroquia de Santo Domingo de Guzmán en la Sierritas. “En los últimos años se ha logrado alcanzar un mejor orden, el trabajo en colaboración con la Policía, los bomberos y la Cruz Roja es bien valorado”, agregó.

Se ha completado todo un periodo de preparación para cumplir con los retos espirituales y físicos que se presentan en todo el proceso de las Fiestas Patronales.

“La primera preparación es espiritual”, destacó Marlon Carranza, representante del Comité Organizador de Cargadores Tradicionales de Santo Domingo, mientras recordaba los retiros espirituales en los que participaron en el mes de junio. “Físicamente también estamos listo, porque en las últimas semanas hemos recorrido diferentes barrios de Managua con el mocito”, indicó Carranza. Cerca de 200 personas han tomado parte en los preparativos de las fiestas y uno de los inconvenientes que esperan superar este año, en el caso particular de los cargadores, es la coordinación con la Policía Nacional, porque el año pasado por falta de comunicación, varios cargadores de la imagen de Santo Domingo fueron golpeados por agentes del orden.

Para continuar la preparación espiritual, ayer iniciaría una Novena de Santo Domingo en la iglesia San Nicolás de Tolentino y el próximo 26 de julio se realizará la tradicional Roza del Camino y se entregará la tajona a la mayordoma, la alcaldesa Daysi Torres.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *