Advertisement

Llamado a no “instrumentalizar” fiestas patronales

Portada abajo 2 julio 23
  • La objeción de conciencia frente a la manipulación política y económica

Monseñor Silvio Fonseca, vicario de la pastoral de la Familia, Vida y Niñez de la Arquidiócesis de Managua, llamó a no “instrumentalizar” las fiestas patronales en honor a Santo Domingo de Guzmán, patrono de los capitalinos.

Cuando se presentan manifestaciones de piedad en la iglesia siempre se corre el riesgo de caer en la “manipulación económica”, pues hay sectores que aprovechan los eventos de participación masiva para sumar a sus propios intereses. También hay un peligro de “instrumentalización” política. “Son dos aspectos en los que no se debe caer y el llamado es a respetar el verdadero sentimiento de piedad” manifestado por el pueblo católico, indicó Monseñor Fonseca ante la cercanía de las Fiestas Patronales en Managua, que se hacen sentir en toda Centroamérica el primero de agosto.

“La iglesia no tiene el dinero, ni quiere tenerlo, ni debe tenerlo”, para engrandecer aún más las fiestas explicó el sacerdote. Y es ahí donde actúan los agentes económicos y políticos, que aprovechan las circunstancias para un beneficio particular como sería ensalzar su propia imagen con proselitismos, poniéndose por encima del verdadero sentido de la celebración, que invita a realizar verdaderos actos de penitencia y de piedad.

No se pueden tapar las cosas y “hay una mezcla de religiosidad con paganismos”, sobre todo al terminar las ceremonias. Entre los grandes beneficiados “están quienes se dedican a la venta de licor”, sostuvo el vicario de la Familia.

La objeción de conciencia  

Monseñor Fonseca ha estado siempre al frente en la defensa de los valores morales y religiosos del pueblo católico de Nicaragua. En sus editoriales en el medio escrito La Voz Católica, ha asentado su posición frente a los atropellos que, incluso en nombre de la ley, se quieren cometer desde diferentes organismos u oficinas del gobierno de Nicaragua.

Una de las prácticas a las que ha llamado es hacer “objeción de conciencia”, que es negarse prudentemente a participar o hacer algo cuando se sabe que es incorrecto o violatorio a las enseñanzas de la iglesia. Esta iniciativa es una herramienta ética de gran valor en los tiempos actuales, cuando el código de la familia, es en muchos casos, es una herramienta de manipulación utilizada por las instituciones gubernamentales, que pretendiendo ser juez y parte, quieren asumir todos los roles incluyendo el de las mima iglesia.

Las pastorales en las diferentes parroquias, sobre todo las de la Familia y la Juventud, deben estar atentas siempre para defender el verdadero cristianismo, la catequices y el magisterio de la Iglesia, ha reflexionado monseñor Fonseca.

Mientras tanto, la alcaldesa de Managua, Daysi Torres, agradeció ayer al Cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de la arquidiócesis de Managua, la confianza depositada en ella para ser por sexto año consecutivo mayordoma de la Fiestas Patronales de Santo Domingo de Guzmán.

“Es una fiesta de amor y fe entre hermanos, que une los corazones de toda Nicaragua, estamos en peregrinación y hay que pedirle a Santo Domingo que interceda por la unidad de la familia”, destacó Torres durante el acto de su nombramiento como mayordoma celebrado ayer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *