Advertisement

El Papa se inscribe en una tableta

  • Ante miles de fieles para la JMJ de Cracovia

Ángeles Conde/Ciudad Del Vaticano

Francisco, que mantiene estos días un perfil público más bajo, ha explicado que quería ser él, en persona, quien inaugurase el periodo de inscripciones

El Papa ha pedido a los cristianos que usen «sus cinco panes y dos peces» para que «el mundo tenga un poco más de amor, de paz, de justicia y de alegría»

Aunque el calor hace algo más que «apretar» en Roma, los más de 30 grados de temperatura y la humedad del 51% no han detenido a las riadas de peregrinos que se dirigían hacía la plaza de San Pedro. Protegidos con paraguas, banderas o pañuelos han escuchado las palabras del Papa que hoy versaban sobre el milagro de la multiplicación de los panes y los peces.

El Santo Padre ha mantenido estos días un perfil público bajo. Ha estado trabajando en su despacho de casa Santa Marta pero ha reducido sus audiencias. No descansa como tal, sino que, para Francisco el descanso se cifra sencillamente en un cambio de actividad. En el mes de julio se han suspendido las audiencias públicas de los miércoles y tampoco recibe peregrinos en la misa matutina de casa Santa Marta, que retomará en septiembre bajo esta modalidad. Además a la vuelta de la esquina está el viaje a Cuba y a Estados Unidos y, acto seguido, el Sínodo sobre la Familia.

Este domingo en la alocución previa al rezo del ángelus ha explicado que Jesucristo no sólo sació el hambre físico de esas personas que lo seguían sino que sacia un hambre más profunda, «el hambre del sentido de la vida, el hambre de Dios». Por eso, ha pedido a los cristianos que usen «sus cinco panes y dos peces» para que «el mundo tenga un poco más de amor, de paz, de justicia y de alegría». «Quejarse no resuelve nada», ha asegurado y ha propuesto como fórmula para mitigar el sufrimiento, la soledad y la pobreza algo sencillo: «Ofrecer lo poco que tenemos. Puede ser una hora de nuestro tiempo, nuestro talento, alguna de nuestras competencias…».

Cracovia 2016

Después del rezo del ángelus el Papa se ha inscrito en la Jornada Mundial de la Juventud de Cracovia del año 2016. Él mismo ha explicado que quería ser él, en persona, quien inaugurase el periodo de inscripciones y, usando una tablet, ha formalizado su inscripción en la web del evento como primer peregrino.

Antes de despedirse también ha recordado que dentro de pocos días se cumplirán dos años de secuestro en Siria de un sacerdote jesuita italiano, el padre Paolo Dall’Oglio. Desapareció en Raqqa, epicentro y capital del cruel Estado Islámico, el 29 de julio de 2013. Desde entonces, se tiene escasa información del paradero de este sacerdote que llevaba más de 30 años en Siria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *