Advertisement

Fuerza Armada despliega sus vehículos para dar protección

Foto Militar Pp 5

Por Jaime García/El Salvador.com

  • Militarizan calles en El Salvador
  • Hasta cinco dólares por pasaje público en camionetas

La Fuerza Armada ha desplegado vehículos militares tipo Hummve en las calles capitalinas para que patrullen y protejan al transporte que se ha habilitado para paliar el paro de los buses y microbuses colectivos.

La entidad informó que acompaña el Plan Alternativo Barrios, del Viceministerio de Transporte (VMT) para trasladar a la población capitalina a sus hogares u otras actividades.

Informó que se da transporte a los residentes en Apopa, San Martín, Mejicanos, San Marcos, Miralvalle y La Cima.

También se han habilitado 25 camiones de 2 y 8 toneladas, que partirán de la Plaza Barrios, hacia las cabeceras departamentales de Chalatenango, Santa Ana, Sonsonate, Zacatecoluca, San Vicente y La Paz.

Todo es acompañado por 100 elementos de tropa que dan seguridad a los pasajeros.

La Fuerza Armada informó que en Chalatenango, Santa Ana y Sonsonate, la Cuarta Brigada de Infantería, Segunda Brigada de Infantería y Destacamento Militar Número 6, respectivamente, han habilitado vehículos militares para cubrir recorridos interdepartamentales.

La Brigada de Artillería también cubre la ruta desde San Juan Opico hasta el desvío de Sitio El Niño en el departamento de La Libertad.

Sufren pobladores

Salí de la casa y las dos rutas de buses que pasan enfrente no estaban circulando. Comencé a caminar por la calle sin rumbo, pensando que hacer para llegar al trabajo.

El sentido común me decía que caminara por la ruta donde van los buses usualmente con la esperanza de ver algún pick up que estuviera trasladando a las personas aunque sea cobrando.

De repente desde un pick up sin barrotes el motorista comenzó a gritar “al centro, por dos coritas” (0.50 centavos de dólar). No lo pensé más y de un brinco estaba en la cama del pick up.

Un hombre entrado en años que subió primero al vehículo me dijo que “lo importante era llegar al trabajo, no importaba que se pagara más”. Una vendedora subió a la parte de la cabina y emprendimos la marcha.

Poco a poco iban subiendo más hombres. Una mujer que cargaba a un bebé en brazos hizo la señal de alto. Sin pensarlo tanto, la vendedora se bajó de la cabina y cedió el asiento a la criandera.

La vendedora se pasó a la parte trasera junto con los hombres que iban renegando el pagar más cada día para llegar a sus labores.

“Uno como padre le duele que sus hijos le pidan una paleta cuando pasan por la casa los vendedores y no tenga ni para comprarles una. Por eso no importa como lleguemos al trabajo aunque tengamos que pagar más”.

La vendedora defendía al motorista del pick up diciendo que él tenía que ganar algo ya que hay que pagar la gasolina. Contó que anoche pagó cinco dólares para poder llegar a su casa, ya que pasaban las 9 de la noche cuando emprendió su camino.

Otro viajero, un hombre que dijo que al viajar en pick up recordaba su travesía a Estados Unidos como mojado, cuando viajó en el tren llamado popularmente como “la bestia”. “Esto no es nada para como me tocó viajar en el tren”, dijo el hombre.

Los viajeros se quejaban que el Gobierno no hiciera nada para frenar las acciones delincuenciales de las pandillas. “Con esos no se juega”, decía un hombre que bajó la voz.

“Imagínense que ayer mataron a 8 motoristas, ellos tienen familia, hijos y murieron por ganar unos centavitos”, dijo un hombre a los viajeros.

La travesía terminó entre comentarios entre los hombres sobre el amor que se le debe de tener a la esposa y que cuando un hombre deja a la compañera de vida es “porque no la quería”. Las risas no faltaron en el trayecto.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *