Advertisement

Managua supera una noche de tensión

Nueva imagen

Redacción Central
Trinchera de la Noticia

La ciudad de Managua durmió a medias la noche del martes.

La tensión de un día marcado por los efectos de nueve sismos que activaron mortales fallas locales ayudó a conciliar un sueño difícil y tenso.

La página de Ineter reportó a las siete de la mañana de este miércoles que no no hubo más sismos en Managua después de los nueve de ayer , el último de magnitud 4,1 y a una profundidad de 8,6 kilómetros.

Según la web de Ineter, que no refleja todo el movimiento sísmico, al menos para el público, a las 12:36 de la madrugada ocurrió un temblor de 2.6 grados Richter en Corinto. Ni uno solo en el departamento de Managua, ni siquiera en el distrito de la capital.

El octavo movimiento telúrico fue provocado este martes por un enjambre sísmico cercano a una familia de fallas grandes, mismas que devastaron Managua en 1972 cobrándose más de 10.000 vidas.

Los primeros tres sismos continuos, siendo el más fuerte el último de magnitud 4,1 ocurrieron después de las 6:50 a.m. y las 10:14 de la mañana. Los otros dos sismos fueron, uno de magnitud 3 y a 4,6 kilómetros de profundidad, y otro de magnitud 2,7 a 4,9 kilómetros de profundidad, ambos en los alrededores de la Plaza de la Victoria, situada en el centro de la capital.

Al caer la tarde, una conferencia de técnicos del gobierno llamó a la calma y reiteró que el presidente Daniel Ortega ordenó el cierre de las escuelas el día miércoles.

Mantienen cierre de colegios; gobierno trabajará

El gobierno pidió este martes a la población estar alerta luego de que una falla tectónica, que destruyó Managua en 1972, mantuvo el cierre de colegios y universidades públicas este miércoles no así el de las instituciones del gobierno, algunas tan importantes como DGI, cancillería y juzgados están en la principal zona de tensión telúrica.

Los técnicos del gobierno han usado un lenguaje extremadamente moderado para describir los acontecimientos. “Comenzó una actividad sísmica” que es “inusual” porque es la primera vez desde 1972 que se origina en el centro de la capital, afirmó Wilfried Strauss, experto del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) en rueda de prensa.

Strauss explicó que los primeros sismos se produjeron cerca de “una familia de fallas” ubicadas entre la laguna de la loma de Tiscapa y la colonia Centroamérica, “las mismas que estuvieron activas en el terremoto de Managua”.

“Lo más probable es que sea un enjambre que continuará unos días más y después va a terminar (…), pero tenemos que estar preparados”, recomendó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *