Advertisement

Honduras: Alarmante muerte de ganado y pérdidas por sequía

Ganado flaco
  • En el valle de Jesús de Otoro, los daños en cultivos ascienden a 263.7 millones de lempiras en arroz, frijoles y maíz
  • Gobierno construirá 2,800 cosechas de agua en el corredor seco para paliar un poco la crisis de agua

Por Bessy Lara Barrera

Jesús de Otoro, Intibucá, Honduras. En el corredor seco, las pérdida de cultivos de granos básicos y la muerte de ganado se elevaron considerablemente, por eso se presume que los daños causados por la sequía serán más severos que los registrados el año anterior.
Los niveles de afectación en los cultivos de maíz, frijoles y arroz fueron del 69% en 2014, y este año “podría ser igual o más severo”, dijo Dolan Castro, director de Preparación y Respuesta del Comité Permanente de Contingencias (Copeco).

La semana pasada se declaró emergencia por sequía en 12 departamentos del país mediante un decreto ejecutivo y se aprobaron L100 millones para ejecutar un programa de asistencia alimentaria para las familias afectadas en las zonas del corredor seco. “81 municipios contaron daños severos y 61 niveles moderados”, manifestó Castro.

Crisis

En el valle de Jesús de Otoro, adonde se cultiva entre el 15 y 20% (240,000 quintales) de la producción de arroz que se consume en el país, el recuento de las pérdidas asciende al 100% de la cosecha.

José Roger Cantarero, alcalde del municipio, aclaró que no podrán recuperar el ritmo de producción durante el ciclo de postrera porque después de octubre no vuelve a llover en la zona. “El 95% del arroz se cultiva en el ciclo de primera, solo las personas que tienen sistemas de riego pueden hacaerlo en postrera.

Además, estaríamos fuera de mercado porque los convenios con la agroindustria cierran en diciembre”, informó. El grano que se cosecha en el valle se vende a molinos de San Pedro Sula y Villanueva, a los que “ya se les notificó que no habrá abastecimiento”, lamentó Cantarero.
Las pérdidas totales de granos en el municipio suman L263.7 millones: L103.2 millones en arroz, L112.5 millones en maíz y L48 millones en frijoles, detalló.

Reducción del hato

La sequía extrema que abate al país, influenciada por el fenómeno de El Niño, también consumió la hierba de todos los potreros de este municipio, poniendo en vilo la supervivencia de la ganadería local.

César Augusto Guevara tuvo que cambiar la dieta de sus animales, sustituyendo el pasto por calabazas, en un intento de evitar que estas muriesen de hambre.

De 90 libras diarias de alimento que deben consumir las vacas, solo reciben 30. Aunque la ración no es suficiente para estimular la producción de leche o el engorde para la venta, “ayuda a mantenerlas vivas”, explica Guevara, con la esperanza de que comience a llover pronto para poder salvar su ganado.

Debido al alto costo del concentrado (L900 el quintal), solo se lo da a los animales que se ven “más flaquitos”, a los que sirve tres libras por semana. Jorge Handal, expresidente de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Sula (Agas), advierte que la crisis causada por la escasez de carne de res en los últimos dos años, se agudizará por la falta de lluvia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *