Advertisement

La tormenta perfecta golpea a las divisas ‘commodities’

Por Javier G. Jorrín

Como si de una ciclogénesis explosiva se tratase, las divisas conocidas como commodities, esto es, las que están muy vinculadas a las materias primas, reúnen en estos meses todas las condiciones atmosféricas para sufrir la tormenta perfecta. La mayor parte son divisas de países emergentes concentrados en dos regiones, Latinoamérica y Oceanía. Tan severo está siendo el temporal que algunas de estas divisas han caído a mínimos históricos contra el dólar. Un buen ejemplo es el peso mexicano, que está en mínimos históricos contra el billete verde en 16 pesos por dólar, después de depreciarse más de un 8% desde el inicio del año.

Cada día que pasa es uno menos para que la Reserva Federal (Fed) realice su primera subida de los tipos de interés en una década. La entidad se reunirá la próxima semana, pero lo más probable es que mantenga sin cambios el precio del dinero hasta el próximo mes de septiembre. El mercado ya está descontando esta fecha con una fuerte subida del dólar, un escenario que perjudica a los países exportadores de materias primas, ya que cada subida del billete verde pasa factura al precio de las commodities.

De este modo, la balanza por cuenta corriente de estos países se deteriora más rápido (sus exportaciones se pagan a un precio menor), lo que contribuye a debilitar más a sus divisas en un círculo perverso en el que llevan inmersas desde el inicio del año. Todos estos países, desde los que exportan recursos energéticos, hasta los que venden  materias industriales, pasando por los productos de agricultura, han visto cómo su divisa se depreciaba contra el dólar. Sólo ha podido salvarse el rublo ruso, que en 2015 rebota un tímido 1,5%, eso sí, después de desplomarse en 2014 más de un 43%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *