Segundo muerto por dengue

  • Días feriados para abatizar

Un niño murió víctima del dengue el municipio de Rivas. El pequeño se llamaba Ariel José Martínez Flores y tenía sólo cinco años, vivía en el barrio Anibal Espinales, mientras tanto el Ministerio de Salud, MINSA, mantiene las jornadas de fumigación, pero los trabajadores dedicados a abatizar siguen enfrentando la resistencia de muchas personas que les niegan el acceso a sus hogares por temor o desconfianza.

Según las autoridades, hasta el momento se han confirmado 403 casos de dengue y 2704 de chikungunya, está última enfermedad, aunque menos mortal que el dengue, hace estragos en la población adulta, porque los dolores que provoca en las articulaciones son insoportables.

El pasado 10 de agosto pobladores de los distritos seis y siete de Managua recibieron la visita de los abatizadores del MINSA, quienes explicaron haber tomado la medida de trabajar los días feriados para poder cumplir con el programa de visita casa por casa en los barrios.

“Los días feriados son adecuados para abatizar porque podemos encontrar a los jefes de familia en sus casas. En un día normal de trabajo, muchas casas están cerradas o las personas que se encuentran en ellas no abren la puerta porque son jóvenes menores de edad o porque no son los responsables, y hay que decirlo, también porque tienen desconfianza y piensan que uno llega con malas intensiones por la cuestión de los ladrones”, comentó un trabajador del MINSA.

La clave para evitar el dengue es la limpieza en los hogares, la eliminación de los criaderos. Los gabinetes del poder ciudadano, órganos del partido de gobierno, aplican el llamado Plan Calache, orientado a ayudar a las personas a eliminar todas las cosas viejas que se acumulan en los patios, pero no siempre tienen éxito porque mucha gente prefiere acopiar para vender a los chatarreros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *