Advertisement

Lo que dice Fitch Ratings sobre Nicaragua

  • Proyecta un crecimiento del 4.5% en el 2016

El gobierno de Nicaragua planea mantener su curso de política para profundizar las ganancias macro. Sosteniendo la inversión y el crecimiento económico es una de las principales prioridades políticas, y Fitch proyecta un crecimiento de 4,5% en 2016. El Presidente Ortega ha colaborado estrechamente con el sector privado para implementar políticas a largo plazo orientadas al crecimiento.

Esta relación de trabajo ha sido importante para la confianza empresarial y la inversión privada. Nicaragua diversificó sus socios comerciales e inversionistas, en parte para compensar la reducción de los flujos financieros provenientes de Venezuela. Un nuevo marco de asociación público-privado pasó a la ley en 2016 para apoyar la inversión en nuevas infraestructuras. Sin embargo, los controles y balances políticos de Nicaragua siguen siendo débiles, limitando sus indicadores de gobernabilidad.

El presupuesto del gobierno de 2017 establece un déficit del gobierno central al 0,9% del PIB. El gobierno planea ejecutar pequeños déficits para aumentar la inversión en infraestructura pública que será financiada principalmente por bancos multilaterales de desarrollo. El aumento del gasto de los municipios elevará probablemente el déficit de las administraciones públicas al 1,5% del PIB en 2017.

FMI recomienda cambios en el subsidio eléctrico

El gobierno de Nicaragua podría introducir medidas para preservar el espacio presupuestario. El historial de gestión financiera pública prudente de Nicaragua y su oportuna adaptación a los shocks es una fuerza de calificación comparativa en la categoría de calificación “B”.

El FMI recomendó cambios en el subsidio de electricidad para dirigirse mejor a los hogares de bajos ingresos y la reforma de la Seguridad Social. Las proyecciones fiscales de Fitch para 2017 suponen que las reformas al INSS se implementan para detener sus pequeños déficits de efectivo, el 0,3% del PIB en 2015, y devolver la posición de operación del INSS al equilibrio.

Alto nivel de dolarización en Nicaragua 

Algunos de los retos macroeconómicos a los que se enfrenta Nicaragua son su alto nivel de dolarización (73% de los depósitos y 91% de los préstamos). Del mismo modo, el país tiene un pequeño mercado de capitales nacionales. El sector privado tiene sólo el 5% del PIB en instrumentos de tesorería del gobierno central – un tercio de la deuda interna del gobierno central según la medida de Fitch. El crédito privado, que representa el tamaño del mercado de capitales nacional, es bajo en un 37% del PIB en 2015 y la tasa media de ahorro interno a cinco años, el 10% del PIB, es la mitad de la media de los mercados emergentes.

Vulnerabilidades externas

Nicaragua también tiene vulnerabilidades externas. Su déficit por cuenta corriente, el 7,8% del PIB en 2016, y su deuda externa neta, cerca del 100% de los ingresos externos actuales en 2016, superan con mucho las medianas de la categoría B. Sus necesidades de financiamiento externo son sensibles a los flujos de inversión extranjera ya la disponibilidad de financiamiento oficial. Los productos básicos constituyen una parte importante de las exportaciones.

Nicaragua ha avanzado reduciendo su déficit en cuenta corriente y reduciendo la deuda externa del sector público con el perdón de la deuda hace unos años. El fortalecimiento de las reservas internacionales a cuatro meses de pagos externos actuales y una línea de liquidez de 200 millones de dólares amortiguan parcialmente los riesgos externos.

Nica Act reduciría comercio e inversiones

Los riesgos para la inversión privada extranjera directa y el crecimiento podrían materializarse a medio plazo si las relaciones bilaterales con Estados Unidos empeoran. Aunque no es el caso base de Fitch, el proyecto de ley “Nica” de 2016, si se aprueba y promulga la ley, podría reducir el comercio y la inversión entre los dos países.

La perspectiva de Nicaragua es estable. Fitch seguirá enfocándose en las perspectivas de inversión y crecimiento de Nicaragua, el impacto de los desarrollos políticos en el acceso a financiamiento externo y liquidez, y los avances en la reducción de los desequilibrios externos y los riesgos para la estabilidad macro y financiera.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *