Y después de la visita del Sr. Almagro, ¿qué?

Por Dr. Armando Mena Cuadra*

Después de la visita – relámpago- del Sr. Luis Almagro a nuestro país, sobre la que han corrido ríos de tinta, la opinión pública representada por la ciudadanía en general, se pregunta qué pasará, en qué se traducirá la misma, para que traiga beneficios al pueblo en general.

La mayoría ha opinado que traerá indudables beneficios al pueblo nicaragüense en materia de gobernabilidad, futuras elecciones, institucionalidad, en definitiva, que redundará beneficios en materia democrática para beneficiarán a la ciudadanía en general.

Trataremos nosotros desde nuestro punto de vista personal de diseccionar como se pueden producir esos beneficios, y que tengamos en consideración que el Sr. Almagro, representa un organismo supranacional que consiste en velar por el funcionamiento democrático y la paz social de los países que la componen.

Indudablemente es una organización que tiene – o debe tener – un calado profundo en la toma de sus decisiones que atañen a sus asociados, sobre todo cuando hay carencias o déficits democráticos en algún país miembro, en los que los derechos humanos, la paz social, la seguridad, la expansión del comercio y otros problemas como la lucha contra la droga y la cada día más profunda corrupción están presentes en los países miembros.

Por lo cual la visita a Nicaragua de su Secretario General puede encajar en cualquiera de las áreas que arriba he mencionado, pero fundamentalmente creo que esta invitación de la OEA, en la persona de su Secretario General, tiene una doble dimensión, por parte del gobierno que indudablemente necesita de un soporte para de alguna forma legitimar las pasadas elecciones del 6 de noviembre en las que resultó vencedor y que para la mayoría de los nicaragüenses fueron un fiasco y por lo tanto esta visita serviría para poner de manifiesto esas carencias a las que antes me referí.

Para otros, entre los que creen que Daniel Ortega y su gobierno se han visto forzados por las circunstancias actuales de toda índole a invitar al Secretario General, Sr. Almagro, atendiendo principalmente a la preocupación latente de que hay un peligro inminente de la aprobación de la ley conocida como Nica Act, que persigue fundamentalmente trabar los préstamos que sean solicitados por Nicaragua a los organismos multilaterales como BID, FMI, Fondo Monetario Internacional, si es aprobada por el Senado de los Estados Unidos y refrendada por el presidente  de esa poderosa nación sea posiblemente el Sr. Trump.

Creo que el gobierno – léase Ortega y Murillo- tendrán que flexibilizar su actuación y ajustar reformas que satisfagan de alguna forma a una oposición fragmentada y debilitada, que vive entre pleitos internos eternamente, lo que se ha evidenciado por la propia visita del Sr. Almagro, en la que cada quién fue a exponer conforme a sus intereses lo que ellos creen que el gobierno hace mal.

Es posible que el Presidente afloje un poco las tuercas que hasta ahora ha aplicado con dureza a los opositores, ya que si no es así, quedaría en evidencia las repetidas carencias democráticas de su gobierno y el manejo de la gobernabilidad, el paulatino retroceso de la institucionalidad y el uso indebido de las fuerzas de seguridad ante cualquier brote libertario de los grupos que le adversan, especialmente el de los campesinos que realmente es a mi parecer el único grupo organizado con su dirigente la Sra. Francisca Ramírez, que no tienen intereses políticos y que defienden algo tan profundamente arraigado en sus corazones como el amor a la tierra propia-de propiedad- en la nacieron y que de realizarse el proyectado canal les afectaría profundamente.

El Sr. Almagro llegó y escuchó a todos muy apretadamente, gobierno y oposición, se ha llevado una serie de impresiones personales y documentales, que su equipo analizará detalladamente en Washington y en vista de ello emitirá su dictamen y sus conclusiones, las que seguramente no coincidirán con las del gobierno y de allí brotarán medidas que son aplicables a estos casos, usando entre otros instrumentos la Carta Democrática Interamericana, cuyo ideario principal consiste en que los pueblos de América tienen derecho a la democracia y sus gobiernos la obligación de promoverla y defenderla.

Pero para que todo esto llegue hay un proceso a seguir, que entre otras cosas previene más visitas y reuniones entre los funcionarios de la OEA y los del gobierno de Nicaragua, en las que habrá negociaciones, debates, discusiones que pueden coincidir o no, y allí es cuando la OEA entrará rectamente en el terreno de las decisiones y cuando realmente sabremos si la visita ha tenido buenos resultados o no.

Pero recordemos que si los resultados de las negociaciones, son contrarios al ideario del organismo supranacional puede haber sanciones de varios tipos, que desafortunadamente no son de estricto cumplimiento, pero que pueden llegar hasta la expulsión de nuestro país de ese foro, que solo se ha producido en el caso cubano.

Esto daría lugar a que la espada de Damocles que pende sobre el gobierno y que daña directamente a los nicaragüenses, consistente en la llamada Ley Nica Act, si es aprobada definitivamente con todos sus trámites privaría a Nicaragua de fondos de cooperación y préstamos por un volumen importante que harían un grave revés para la economía nacional en la que como siempre quien más saldría perjudicado sería el pueblo llano, en definitiva quien pagaría los patos de la fiesta serían los de siempre, los desafortunados, los que viven bajo el umbral de la pobreza.

Ojalá pues que el gobierno de D. Daniel y Dña. Rosario, en definitiva, del FSLN, reflexionen positivamente ante esta encrucijada en la que se encuentran, que piensen con la debida profundidad y seriedad los pasos que deben seguir de ahora en adelante y que siguiendo su lema de gobierno socialista, solidario y cristiano les ilumine con la ayuda de nuestro Señor al que tanto se refiere Dña. Rosario en sus alocuciones diarias

El destino bueno o malo que nos depare el tiempo en esta tierra bendita sea una realidad iluminada por el Espíritu Santo.

2 comentarios sobre “Y después de la visita del Sr. Almagro, ¿qué?

  • el 08/12/2016 a las 3:54 am
    Permalink

    Despues de la visita de la OEA. 1. La OEA oyo. Recogio quejas y opiniones. Nadiellevo “quejas” que recogieran de la union de grupos grandes. En la estrategia maquiavelica tambien organizaciones colaboracionista del regimen se incluyeronpara “dividir”. 2. Luego vendra un informe y recomendaciones. 4. Por supuestoque el hombre fuerte hablara “conciliatoriamente” y cedara solo apariencias.Los ciudadanos que buscan como para la dictadura tendran que seguir adelante con mediacion de la OEA y sin ella. La lucha tiene que ser tenaz y continua. Algo importante: para el acoso y desprestigio a Dona Francisca Ramirez.- La recomendacion de a todas las organizaciones antidictadura: a continuar y no poner todos los huevos (la esperanza) en una sola canasta.
    (En este caso no corresponde la cancion: despues de ti…no hay nada (Alejandro
    Sanz). El norte es la democratizacion y la soberania.(la concesion canalera
    es por un siglo, renovable, mas los danos anunciados). Con OEA y si OEA
    hay que estar claros hacia donde ir.

    Respuesta
  • el 05/12/2016 a las 11:39 am
    Permalink

    Si el gobierno del Sr. Ortega va a reflexionar positivamente, ya lo hubiera hecho desde el momento en que hubo el primer cambio de correspondencia con el Sr. Almagro. Que hizo? respondio con mayor restriccion y control a la movilizaciones de ciudadanos. Cuasntos retenes, muchos. Que diferencia a las movilizaciones oficialistas, que hasta las escoltan y dirigen el trafico para que lleguen a su destino. Nos olvidamos ya de estas pasadas elecciones? Donde estan los datos de cada junta receptora de votos. No lo publican, ni lo publicaran porque no hay manera de hacer cuadrar estos resultados, pues tendrian que acomodar el millon de votos adicionales que sumaron para que hayan podido decir, que hubo solamente un 38% de abstencion, cuando en realidad fue cerca del 75%. No esperemos mucho de un cambio.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *