Gossip: Es mejor decir la verdad

Por Hamlett

La Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, AMCHAM, publicó en su cuenta de Twitter un mensaje titulado Reflexión y que dice: “Existen dos causas que producen todas las confusiones: No decir lo que pensamos y no hacer lo que decimos”.
Un buen propósito en el marco de una sociedad ideal o menos intoxicada que la mayoría de las naciones del mundo; un propósito a lograr y en especial, una nueva forma de vida a la que todos nos oponemos porque preferimos vivir en la hipocresía y la mentira.
Lo digo porque esta semana aún siguen los ataques injustos en contra de monseñor René Sándigo, obispo de Chontales, por haber dicho lo que pensaba. Quiero hacer notar que los hechos y la verdad no suelen ser lo mismo. La verdad es la realidad definitiva expuesta con evidencias o pruebas irrefutables. Los hechos son la realidad momentánea, sujeta a su confirmación, pero, que en muchísimas ocasiones suele ser usada o manipulada.
Hay dos anécdotas que podrían ser -o no- ejemplos de cómo la media verdad o la media mentira, reflejada muchas veces en los medios de información, o ahora en las redes sociales se tornan en hechos irrefutables que crean conciencia pública. Yo estoy claro que muchos políticos del país mienten. Prometer obras y no cumplir es mentir, aunque sepamos que en campaña electoral dicen y ofrecen lo que sea para conseguir votantes. Esto es como los coloridos anuncios de las hamburguesas que no tienen nada que ver con la que recibimos en el mostrador de un negocio de comidas rápidas al momento de recibirla.

¡Qué cáscara!
La primera. Jaime Morales Carazo, un personaje harto conocido en el país, dijo esta semana a la televisión rusa, RT, que él fue “engañado” por el gobierno de Estados Unidos para involucrarse con la Contrarrevolución de la que llegó a ser miembro del directorio.
Según el portal de Actualidad RT, Morales denunció que ellos “fueron utilizados… para tratar de impedir, aunque nos dimos cuenta tarde, que la Revolución Sandinista se trasladara a El Salvador y llegara a ocurrir allí lo mismo que en Nicaragua”.
Y más adelante cuenta, mostrando una cara como que va a romper a llorar en cualquier momento, que “Morales Carazo recuerda lo que le contestaron en una reunión con la plana mayor de EE.UU. en víspera de los últimos procesos de negociación: “les pregunté: ‘¿qué podemos esperar nosotros, los de la Contra, de nuestro aliado, que son ustedes? La respuesta fue muy cruda: ‘están abandonados a su propia suerte'”.

Hizo un negociazo
¿Alguien puede creer que este personaje, que sacó, a cada uno de los gobiernos de Violeta Barrios y Arnoldo Alemán, la indemnización por la casa que hoy en día ocupa Daniel Ortega y su familia? Alemán, a quién llamaba “ahijado”, autorizó un pago de C$70 millones de córdobas, que salieron a nombre de un asistente-testaferro mediante un cheque del ministerio de Hacienda y Crédito Público.
Luego de gozar de contratos en la Alcaldía de Alemán (1990-1997), una asesoría súper pagada en el gobierno de éste, en el que además consiguió la segunda indemnización por su casa, fue diputado del PLC (2002-2007), período en que se convirtió en bolañista, luego en vicepresidente de Daniel Ortega (2007-2012) y heredando luego la diputación constitucional (2012-2017).
Solo en salarios netos, en los 10 años que lleva Ortega en el poder, Morales Carazo ha recibido la suma de $585,000 dólares, sin contar la doble indemnización pagada y los 16 años que se voló al lado de Alemán.

Granera y el CONPES
Segundo caso. Violeta Granera, flamante lideresa de la “verdadera oposición”, contó en un largo artículo que me despaché ayer su largo camino en el “servicio público”, de su carrera en las oenegés y de su participación en el gobierno de Enrique Bolaños.
Tiene algunas cosas discutibles, pero me voy a concentrar en una. “Entonces me llamó el Presidente Enrique Bolaños para que me hiciera cargo de la dirección ejecutiva del CONPES. Allí estuve año y medio más o menos, los últimos meses del gobierno de don Enrique”, dice en su artículo.
Y debemos preguntarnos: ¿Cómo salió del cargo? ¿Limpia? ¿Tiene el aval de la Contraloría General de la República confirmando que no tocó un peso de los recursos del pueblo de Nicaragua? Desafortunadamente parece que no lo tiene.

Ocultó la verdad
En marzo del año 2010, el diputado sandinista Gustavo Porras, quien fue miembro del CONPES en 2007, denunció a Granera ante la Contraloría por el presunto delito de desvío de fondos públicos hasta por la suma de C$250,000 córdobas. Una auditoría específica de la CGR comprobó la denuncia y encontró que Granera autorizó pagos indebidos por esa suma de dinero.
El 8 de octubre del 2009, la Contraloría había acusado a Granera por irregularidades en el uso de fondos del erario público, imponiéndole sanciones penales y administrativas, con sus correspondientes “glosas”, para que devuelva al Estado lo mal habido. Pero, no lo ha hecho aún.
Tiene razón Amcham, es mejor decir la verdad que quedarse callado.

4 comentarios sobre “Gossip: Es mejor decir la verdad

  • el 03/03/2017 a las 5:38 pm
    Permalink

    me decepciono el observador que se queda con Ortega, porque sera se esta convirtiendo en otro sapito limpiabotas…tipico crei que pensabas mejor… pero ya cob esta la cagas..

    Respuesta
  • el 16/12/2016 a las 8:14 pm
    Permalink

    Para empezar ponganle a Esto en español( chismes) ya sabemos que no hay mas grande lagarto que Ortega y secuaces! Vienen chupando Todo lo del petroleo y derivados( en ganancias ya que ellos manipulan petronic ! En Diez años se an hecho multimillonarios

    Respuesta
  • el 13/12/2016 a las 7:29 pm
    Permalink

    Foul del Monseñor Sandigo. No le lograron alertar que el movimiento anticanal nada que ver con MRS….Quien es Gustavo Porras para señalar a alguien?…

    Respuesta
  • el 13/12/2016 a las 7:10 pm
    Permalink

    Claro que es mejor Decir la Verdad. De acuerdo a este Gossipo, o chisme como se podría tradicir, esxisten muchos políticos con más colas que un lagarto, pero que descaradamente siguen tratando en embaucar al pueblo, algo que cada día se les hace más dificil. A mi no me importa quien gobierne en Nicaragua, pues se ha demostrado que tanto los gobiernos llamadosa democráticos como el gobierno del señor Ortega, mienten al pueblo descaradamente. ¿ Qué podemos esperar de una oposición desarticulada y donde todos sin exepción tienen mas colas que un cometa?. Me quedo con Ortega, pues al menos ha podido mantener el nivel de crecimiento económico como el mejor de varios países de de Centro américa y tiene el mejor record de criminalidad y seguridad a nivel centroamericano.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *