Gossip: El último Top Ten del 2016

Por Hamlett

Este es el último Top Ten del año, el número 47. Esta sección se publica cada viernes y como el próximo 21 de diciembre Trinchera de la Noticia inicia sus vacaciones, dedicamos esta última columna a revisar los grandes temas del año.
1. CRISIS POLÍTICA. La crisis política del país entró en una nueva fase en el 2016, más grave y mucho más preocupante. Dos nuevos actores aparecieron en juego, uno -el Congreso de Estados Unidos- para recalentar los circuitos ya tensados, y el otro -la plácida OEA de Luis Almagro- para calmar y frustrar la creciente ola antiorteguista. 2016 pasa a la historia como el año en que el Ejecutivo forzó tanto que rompió el entendimiento de ocho años con la Casa Blanca mediante el cual “si Ortega los llamaba “prostituta”, ellos allá escuchaban “señorita”. El dirigente sandinista vuelve a revolver las aguas, a maniobrar en espacios pequeños, a querer hacer las cosas a su manera esperando que nadie le diga algo. La mesa termina revuelta y ahora habrá que reordenar el tablero. Trump no es Obama y no está pensando en Nicaragua. Su nuevo Secretario de Estado querrá vengarse, o sacar provecho, de sus conflictos de las humillaciones sufridas a manos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Cuba y México son los “hierros calientes” de la nueva política exterior, ¿y Nicaragua? Hay va, veremos hacia dónde.
2. ELECCIONES PRESIDENCIALES. Las elecciones presidenciales del 2016 también pasarán a la historia como las más aburridas y menos fiestera de los últimos 25 años. Y no porqué quedaron fuera dos grupos dotados de parlantes mediáticos para hacerse escuchar, sino porque el FSLN decidió no hacer nada. Daniel Ortega no movió un dedo ni un pie, mientras lo más notable de esta “campaña” anómala fue haber postulado a su esposa como candidata a la vicepresidencia, un hito para bien o para mal en la historia. Ninguno hizo un solo acto de campaña. Ortega se tomó un largo descanso que ha levantado más rumores sobre su salud, mientras Murillo aún no se estrena como agitadora u oradora. Los liberales hicieron la bulla: el PLC sacando la mejor tajada posible en las condiciones aplastantes del tendido del sandinismo, y el PLI acarreando con la frustración política del año. ¿Alguien esperaba la derrota del FSLN? Nadie, ni siquiera con la unidad de los opositores. ¿Alguien sigue creyendo que Ortega sacó el 72,4% de los votos?
3. PROTESTAS Y VIOLENCIA POLÍTICA. Hace un poco más de 5 años comenzó a hablarse de “armados” en las montañas del país. La primera voz en advertirlo fue monseñor Juan Abelardo Mata, quien inclusive viajó a Honduras para entrevistarse con algunos de los líderes. Muchos lo llamaron mentiroso. En marzo pasado, el influyente diario The New York Times publicó un artículo titulado: “Nicaragua parece regresar a los 80 con el resurgimiento de los contras”, dando por sentado, con fotografías posadas y todo, que la violencia armada estaba de regreso. Acciones punitivas típicas de grupos entrenados para dar golpes de mano, masacres injustificadas, explicaciones cada vez menos creíbles como atribuir el resultado de algunas muertes en el monto a “grupos delincuenciales”. En 2016 quedó claro que el germen de la lucha armada está, de nuevo, en las montañas. ¿Será posible disiparlo en 2017?
4. UN BUEN AÑO ECONÓMICO. Moros y cristianos han felicitado a Nicaragua por alcanzar, este año, el segundo mejor desempeño económico. Desde el FMI hasta la CEPAL pronostican un crecimiento al final de entre 4.5% y 4.8%. El sector privado ha reivindicado esta cifra que los adversarios del orteguismo han rechazado con más razones políticas que técnicas. Eso y a pesar de que la desigualdad económica entre los más pobres y los más ricos continúa ampliándose, además en tiempos que la cooperación venezolana se desploma y los europeos han dejado de donar al país porque ahora, sobre todo con la migración masiva, tienen un problema más en casa. El año pudo ser mejor si el gobierno hubiese usado su poder para ordenar los intereses internos, como contribuir a mejorar los precios de la carne al productor, de la leche al finquero, y para defender al consumidor. 2017 nos augura un panorama peligroso, con la caída de los precios de los commodities, el petróleo en alza y una economía mundial en recesión.
5. NICA ACT. En medio de la crisis política interna, las irritaciones en las relaciones bilaterales con EEUU, el capítulo de Nica Act es materia aparte. Primero, porque la iniciativa de ley, a un año de que Estados Unidos levantara el oprobioso waiver de la propiedad y poco antes el waiver de la transparencia, fue una propuesta de grupos políticos que cabildearon la idea en la oficina de la congresista Ileana Ros-Lehtinen. El MRS, el grupo de Eduardo Montealegre y las comisiones de derechos humanos han dejado abundantes evidencias -fotográfica, sobre todo- de las romerías a Miami y Washington. Muy pocos han aplaudido el resultado, el regreso del bloqueo, parcial esta vez hacia los préstamos internacionales del BID -y en cadena con el Banco Mundial y otras agencias- que nos hace recordar los años 80. En aquella ocasión un grupo pidió armas para combatir a la revolución sandinista, y obtuvo una guerra completa y destructiva, los de ahora piden castigar el programa de inversiones más necesarias para el país. El capítulo apenas está empezando y quién que más podría traer consigo en el 2017.
6. MIGRACIÓN, REMESAS Y POBREZA. La sociedad nicaragüense dio, en el 2017, especialmente en el mes de diciembre una notable “salud” económica con los bares y restaurantes llenos los fines de semana, comprando 18,000 televisores en menos de 15 días, y turisteando como nunca antes. ¿Es esto el resultado del empuje económico privado del país? Los especialistas dicen que es un factor y no el único. La mejoría de la economía de los Estados Unidos disparó el envío de remesas. La juventud continuó migrando hacia Costa Rica, Panamá, España y Estados Unidos. Siete de cada 10 muchachos quieren irse porque no ven futuro en el país. La pobreza, que durante un tiempo estuvo casi metida en el “closet” de la propaganda oficial, está otra vez en las calles, en los escaparates de las ciudades. Los semáforos de Managua muestran a familias enteras y niños pidiendo dinero, vendiendo cosas o haciendo que limpian vidrios. En Granada, Peñas Blancas, Rivas, Guasaule y Chinandega la prostitución infantil y juvenil es un cruel indicador de que el turismo aumenta y que los males que trae consigo están dentro de la piel de las nuevas generaciones.
7. LA BALCANIZACIÓN DE LA OPOSICIÓN. Pese a que es el “tipo” de noticias que no quieren publicar, regateándole la portada y recluyéndolas en páginas interiores, La Prensa y Radio Corporación han acabado por admitir que la llamada “verdadera oposición” se dividió en tres grupos más. La crisis ya estaba, pero se agravó en junio, cuando una nueva jugada del sandinismo dejó a Eduardo Montealegre y al MRS sin el PLI. El golpe los sacó del juego electoral y eso creó otro capítulo -Nica Act es uno de los resultados. Tan solo concluir las votaciones, el grupo de Montealegre, Ciudadanos por la Libertad, pidió la personería jurídica y el MRS los acusó de inmediato de pactistas y zancudos. La coordinadora de CxL se quejó del trato que algunos columnistas del MRS le han dado al proyecto. Los obispos también pasan por una rebelión interna, en la que el segmento joven de la Conferencia Episcopal ha respaldado las posiciones de los grupos radicales y puesto en una mala posición al Cardenal Leopoldo Brenes, el único de ellos que asistió a la inauguración del museo a San Juan Pablo II.
8. FIN DE OTRO MEGAPROYECTO. Otro megaproyecto cerró en el 2016: Tumarín. Los brasileños se fueron sin construir, siquiera la presa de la obra. Pero, sí amarraron una ilegal e injusta indemnización por más de $42 millones de dólares. El escándalo ya suena en Brasilia y Río de Janeiro y seguramente que en 2017 saltará a las planas de los diarios en el escándalo del Java Jato.
9. OTTO Y OTRAS CATÁSTROFES. 2016 es el año en que la naturaleza nicaragüense acentuó su presencia en el temor de los que habitamos este país: En junio, un terremoto causó daños, en noviembre, a finales de noviembre el huracán Otto se compadeció de Nicaragua pero no de Costa Rica. La cadena volcánica del Pacífico ha estado activa con erupciones de inmensa belleza plástica, como la del Momotombo, o el Masaya. La tierra ha temblado, activando fallas olvidadas. Algo nos dice que debemos prepararnos.
10. ELECCIONES EEUU. La noticia internacional que más se incorporó a la agenda nacional fueron las elecciones de Estados Unidos. Los comicios de este año fueron mucho más mediáticos, intensos y curiosos que en toda la segunda mitad del siglo XX y los primeros 16 años del XXI. Nunca antes fuimos tan “expertos” en elecciones como esta vez. Pero, todos nos equivocamos creyendo que Hillary Clinton se “comería” vivo a todos los candidatos, pero fue al revés, el menos sospechado terminó barriendo con una elección inaudita.
¡Feliz Navidad a todos!

Un comentario sobre: Gossip: El último Top Ten del 2016

  1. El Observador dice:

    Disfruto mocho leyendo el Gossip, osean los cuechos que escribe Hamlett. Lo que no me gusta, es que por tantos días se vayan de vacaciones, ya que las noticias de Trinchera gozan de mucha credibilidad entre el público, pero son demasiado los días que no sale. Sabado y domingo y cualquier día festivo, que por cierto abundan, no sale y si es para estas fechas tan importantes para estar bien informados, igual se cierra. ¿Acaso está tan mal ese midio informativo, para no circular más días?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *