Gossip: Palabras bonitas, pero no convencen

Por Hamlett

El miércoles, 14 de diciembre, Kitty Monterrey nos hizo un regalito navideño en la forma de un artículo en las páginas de opinión de La Prensa. Para los que no la conocen, la señora Monterrey o Carmela María Rogers (su verdadero nombre), fungió por años como la secretaria de Eduardo Montealegre cuando él bregaba en el mundo financiero de Nicaragua. Posteriormente, y durante la larga, pero infructuosa carrera política de Montealegre, Monterrey fue su brazo derecho y principal consejera. Ahora que Eduardito está “jubilado” de la política, ella es la que le maneja los Ciudadanos por la Libertad (CxL), movimiento político que recibirá su personería jurídica en 2017 como resultado del más reciente pacto entre Eduardo y Daniel Ortega.

En su escrito, Kitty le reclama al periodista Fabián Medina haber insinuado que CxL ha negociado con Ortega su personería política. El escrito de Monterrey está bien armado y repleto de frases bonitas. Obviamente fue un trabajo conjunto de los cerebros que le quedan a Eduardito. Pero no convence.

La verdad es que Fabián Medina simplemente dijo lo que todos los nicaragüenses, desde los MRS hasta los sandinistas, liberales e independientes, sabemos. Montealegre ha estado en la rosticería política de Daniel Ortega por meses, y a fuego lento. Y finalmente “puso el huevo”, a como decimos los nicas. Esto cuando no aguantó más la presión por las reacciones judiciales a  las múltiples estafas de su hermano, Álvaro, y por las acusaciones en contra del propio Eduardo por su manejo irregular de los Cenis, las demandas del economista Néstor Avendaño por injurias y calumnias y otros incidentes que afectan a su más cercana familia.

Digamos las cosas como son. La carrera política de Eduardito ha sido un costoso fracaso. Como resultado, su marca de “niño dorado” del gobierno americano y del gran capital centroamericano ha quedado destruida. Nadie añora su regreso a la política. Recordemos cómo gastó más de veinte millones de dólares en 2006 cuando se postuló como candidato a la presidencia de ALN. A pesar de su enorme inversión, el pueblo lo dejó en tercer lugar, aunque Daniel y su CSE le asignaron el segundo lugar. Esto a cambio de su reconocimiento prematuro del triunfo del líder sandinista a pesar de que muy pocos votos se habían contados y que finalmente quedaron sin contabilizarse 8.5 por ciento de los sufragios, de los bastiones del PLC en el norte de Nicaragua.

Después vino su fracaso en las elecciones municipales, en donde perdió la alcaldía de Managua contra el inmortal tricampeón nicaragüense, Alexis Arguello. Por cierto, en esta ocasión, se lanzó como PLC, el mismo partido en dónde Montealegre inicialmente incurrió en la política y no logró ser nombrado el candidato presidencial de los liberales en 2000 a pesar, de nuevo, de ser el candidato del gran capital.

Su más reciente fracaso lo vivió en 2011 cuando él y sus allegados, incluyendo la Kitty, corrieron bajo el alero del PLI, partido del cual Montealegre se adueñó a como lo había hecho con ALN. En su escrito, la señora Monterrey insiste en que su entonces partido, el PLI, sacó 800,000 votos con Fabio Gadea, el “ungido” de Eduardito. Pero eso nadie se lo cree, ni siquiera Pepe Matuz, porque todos sabemos que esa elección también fue viciada porque Daniel repartió los votos a su gusto y antojo y conforme a su conveniencia. Por cierto, recordemos que Eduardo quedó como diputado en 2011, recibió sonriente su acreditación de manos de Roberto Rivas, y no volvió a aparecerse por la Asamblea. Así se aseguró su inmunidad para cinco años, o al menos así lo pensó.

Su ausencia del parlamento fue un escándalo. No asistió ni al plenario ni a las comisiones para “hacer oposición”. Pero es más escandaloso aún que La Prensa  nunca criticó semejante desdén, por no decir estafa, para los electores. Recientemente, Eduardo Enríquez, jefe de información de La Prensa declaró colapsado el sistema político nicaragüense en un programa de televisión. No cuestionamos esto, pero nos preguntamos, ¿acaso no está colapsada La Prensa también?

Viendo hacia el futuro, ya el cuadro está rayado. A cambio de paz y tranquilidad para Álvaro Montealegre y miembros de la familia Montealegre MacGregor, CxL y sus destacados demócratas, como Adán Bermúdez, solicitarán su personería jurídica el próximo año. Y el CSE, actuando bajo órdenes de Ortega se lo otorgará. De esta manera, Daniel dividirá aún más a la oposición, contará con una ficha más en su juego de ajedrez político y podrá decirle a la OEA que está deshaciendo los enredos que marcaron la segunda mitad de 2016.

Repetimos, ya el cuadro está rayado. El pacto de 2006 pica y se extiende, diga lo que diga doña Kitty. Fin del cuento.

 

 

 

2 comentarios sobre “Gossip: Palabras bonitas, pero no convencen

  • el 20/12/2016 a las 8:47 am
    Permalink

    Secretaria? Pero esa no es ni siquiera bachiller, era y es la lame patas de este designado niño dorado (malcriado) de las ratas y rapaces capitalistas salvajes y de la familia de este espécimen, incluyendo al delincuentazo de su hermanito. Jamas ha sido consejera del fracasado niño dorado aprendiz de Politíco. Los pocos cerebros que le rodean? Cuáles? Ex soplones e infiltrados en las fuerzas democráticas en los 80s y unos cuantos camaliones y oportunistas vividores, nada más. Esa esperpento es lo mas despreciable que ha existido en las agrupaciones políticas en el país, que la han consentido por que ha sido la cajera del banquerito niño malcriado, verde en politica hasta hoy y que nunca ha hecho nada por el país, unicamente saquearlo y enriquecerse.

    Respuesta
  • el 20/12/2016 a las 5:50 am
    Permalink

    No entiendo porque les molesta que la mujer se llame Carmela Rogers o Carmen Rogers o como la haya baytizado su papa o mama. N veo la misma burla cuandyse refieren a lideres como el Comandante Lucas o Carloa Canales, o Venancio,o Aleman,o Erick Cabezas .algo debe de tener esta Carmeluca ,o cpmo se llame para que Ud la consideren noticia . cuando un politico como Montealegre ya se quemo para que menciinarlo, dejenlo que se haga carbon.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *