Tumarín: La vinculación entre BNDES y Odebrecht

*Prensa brasileña aún no cierra el caso de la hidroeléctrica Tumarín “comprada” en más de $40 millones de dólares a los socios de la empresa investigada

*Documentos del Banco Nacional de Desarrollo de Brasil indican que $343 millones de dólares salieron de la institución para el proyecto

*Gobierno sigue guardando silencio sobre el “cierre” del polémico megaproyecto

Redacción Central
Trinchera de la Noticia

El caso del proyecto hidroeléctrico de Tumarín no está cerrado. Al menos para la prensa brasileña que sigue presionando por llegar al fondo del escándalo de corrupción de la constructora Odebrecht y que ha descubierto otros vínculos con el mega paquete de corrupción que ha tocado a toda la clase política brasileña y al menos a 12 presidentes y expresidentes latinoamericanos.

En particular, la prensa carioca y de otras partes de Brasil ha insistido en el vínculo entre el expresidente Luis Ignacio “Lula” da Silva, de la presidenta Dilma Rousseff, con Odebrechet, y con los proyectos financiados através del Banco Nacional de Desarrollo de ese país en los países aliados al Partido de los Trabajadores, que lidera Lula.

De los 15 proyectos financiados por BNDES, cuatro no fueron asignados a Odebrecht, sometida al peor escándalo de corrupción de América Latina, uno de ellos, Tumarín, de la que se sostiene que sí era parte del mismo esquema de operaciones de la gigantesca constructora brasileña.

Liberato Póvoa, de www.alertatotal.net, reveló que el BNDES soltó $343 millones de dólares para la fracasada hidroeléctrica. La pregunta es ¿dónde está ese dinero? ¿Cómo es que se gastó o invirtió? Y esto nos llevaría a indagar porqué ENEL, a cargo de Ernesto Martínez Tiffer, negoció la compra de “acciones” de la desaparecida Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua, CEN, por $43 millones de dólares.

Este compromiso que fue ratificado ante notarios de Panamá no fue ratificado aún por la Asamblea Nacional que tampoco ha recibido un informe de Martínez Tiffer o del ministro de Energía, Salvador Mansell.

CHN estaba formada por las constructoras brasileñas Queiroz Galvão y Eletrobras, ambas partes del paquete de corrupción, y cuyo destape hizo saltar por los aires el mega proyecto.

Según el portal brasileño, Queiroz Galvão, como dueño de la mayoría de las acciones de CHN, recibió los desembolsos del banco para construir la obra desde el año 2009, cuando el proyecto quedó reducido a una oficina ya desalojada por los ejecutivos de CHN, y una promesa que no cumplieron.

El portal noticioso www.newsrondonia.com.br acusó a la presidenta Roussef de haber autorizado desembolsos multimillonarios para los 15 proyectos en países aliados del PT y que fácilmente superan los dos mil millones de dólares.

Diferentes personalidades han criticado el financiamiento del BNDES en la época del PT para obras en América Latina, mientras adentro se quejaban por la falta de obras de infraestructura.

En medio del escándalo del Lava Jato saltó la figura del exministro de Economía brasileño Guido Mantega, apresado de forma preventiva en septiembre del 2016, cuando fue abierta una nueva fase del caso Petrobras.

Guido Mantega presidió el BNDES hasta 2006 cuando Lula lo nombró ministro de Finanzas. En la administración de Mantega en el banco ordeñó al Tesoro de Brasil con fondos de hasta 414 mil millones de reales para arrancar las obras para los aliados políticos de Lula.

“Estos préstamos financian las actividades de las empresas brasileñas en el extranjero, que, hasta hace poco, eran “secretos de Estado”, ya que fueron tratados de forma secreta por el banco (que ya parecía mala pasada, para usar un término acuñado por Lula cuando era oposición). Pero al principio de la segunda mitad del año pasado el Ministerio Público Federal provocó el corte para liberar dicha información”, afirma el portal noticioso.

El juez federal Adverci Mendes de Abreu, del Tribunal Federal 20 de Brasilia, consideró que la revelación de las transacciones con empresas privadas “no viola los principios que garantizan el secreto financiero” de los involucrados, lo que permitió visibilizar el monto de los desembolsos del BNDES a Tumarín.

Desde esta decisión, “el BNDES está obligado a proporcionar la información solicitada por el Tribunal de la Unión, el Ministerio Público de la Federación y de la Contraloría General de la Unión (CGU). Y fue entonces cuando comenzó a ganar una dimensión que hasta ahora ni siquiera se imaginaba: se descubrió que el BNDES concedió más de 3.000 préstamos para la construcción de centrales eléctricas, puertos, carreteras y aeropuertos en el extranjero”, agrega la publicación.

Y las obras financiadas por el banco estatal brasileño, debido a que recibieron recursos estatales brasileños ha caído en la “operación de lava carro”, agrega.

Pero no ha sido fácil conseguir información sobre esos 15 proyectos, en concreto. ”El BNDES, alegando “confidencialidad necesaria” reveló solamente los destinatarios del 18% de los préstamos. Y eran más de tres mil”, agrega publicación.

 

(Recuadro)

Los proyectos del BNDES

1 – Porto de Mariel – Cuba – US$ 682 millones – Odebrecht

2 – Hidroeléctrica Manduriacu – Ecuador – US$ 124.8 millones – Odebrecht

3 – Hidroeléctrica San Francisco – Ecuador – US$ 243 millones – Odebrecht

4 – Hidroeléctrica de Chagilla – Perú – US$ 320 millones – Odebrecht

5 – Metro da Ciudad de Panamá – Panamá – US$ 1 billón – Odebrecht

6 – Autopista Madden-Colón – Panamá- US$ 152,8 millones – Odebrecht

7 – Acueducto de Chaco – Argentina – US$ 180 millones – OAS

8 – Ferrocarril Sarmiento – Argentina – US$ 1,5 billones – Odebrecht

9 – Metro de Caracas – Venezuela – US$ 732 millones – Odebrecht

10 – Puente sobre Río Orinoco – Venezuela – US$ 300 millones – Odebrecht

11- Barragem Moamba – Mozambique – US$ 350 millones – Andrade Gutiérrez

12 – Aeropuerto de Nacala – Mozambique – US$ 125 millones – Odebrecht

13 – BRT de Maputo – Mozambique – US$ 180 millones – Odebrecht

14 – Hidroeléctrica de Tumarín – Nicaragua – US$ 343 millones – Q. Galvão

15 – Proyecto El Chorro – Bolivia – US$ 199 millones – Queiroz Galvão

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *