Deportación de centroamericanos baja 33,1% en primer semestre

  • Persiste el temor a políticas migratorias de EEUU: OIM

San Salvador

El número de centroamericanos deportados desde Estados Unidos y México se redujo un 33,1 por ciento interanual en los primeros seis meses de este año, debido al retraso de viajes de las personas ante el endurecimiento de las políticas migratorias estadounidenses, dijo el jueves un organismo de Naciones Unidas.

De acuerdo a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), entre enero y junio fueron deportados un total de 67,520 hondureños, guatemaltecos y salvadoreños, frente a los 100.967 registrados el mismo período del año pasado.

Las estadísticas indican que 33,500 centroamericanos, entre adultos y menores de edad, fueron deportados desde Estados Unidos, mientras que 33,896 fueron retornados desde México y otros 55 desde otras naciones, indica un despacho de la agencia Reuters.

“Hay un efecto de posponer decisiones (de viaje) debido a las condiciones actuales. Sabemos, de acuerdo a los medios, que hay algunas actividades en los Estados Unidos que pueden ocasionar que el mensaje de las familias es esperar, esperar antes de intentar una migración”, dijo a periodistas David Morales, portavoz de OIM

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha amenazado con construir un muro en la frontera sur para evitar el ingreso de inmigrantes desde México y los países del llamado Triángulo Norte de Centroamérica, integrado por Honduras, Guatemala y El Salvador.

El Gobierno estadounidense también está presionado a los centroamericanos para que reduzcan los flujos migratorios de personas que huyen de la violencia y la pobreza en la región, mediante proyectos de desarrollo financiados con 750 millones de dólares de la Alianza para la Prosperidad.

Misión OEA investigará ilícitos en hidroeléctrica de Honduras

Una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) investigará presuntos ilícitos en la operación de un proyecto de construcción de una represa hidroeléctrica en Honduras, contra la que luchaba la asesinada líder indígena y ambientalista Berta Cáceres, dijeron el jueves funcionarios del organismo.

Cáceres, coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), fue asesinada a tiros por sicarios en su vivienda en el oeste del país el 3 de marzo de 2016.

“Anunciamos el día de hoy que la misión va asumir la investigación del caso de Berta Cáceres desde la perspectiva de corrupción”, dijo a periodistas el portavoz de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), Juan Jiménez.

“Los indicios existentes de posibles hechos de corrupción vinculados al crimen justifican que la misión participe en la investigación”, agregó.

Jiménez dijo que Desarrollos Energéticos (DESA), que impulsó el proyecto de la represa Agua Zarca que generaría unos 21.3 Megavatios con una inversión de 53 millones de dólares, obtuvo concesiones y contratos de compra de energía de parte de funcionarios y diputados sin la licencia ambiental, ni la autorización de la población de la etnia Lenca.

“Vamos a investigar todos los componentes que tiene este caso en relación a la participación de funcionarios del Estado y de la propia empresa, que podrían ser hechos ilegales, hechos delictivos y, si esto fuera determinado, condenar a las personas que hayan participado”, agregó.

La empresa DESA, que ha negado responsabilidad en el crimen de Cáceres, informó la semana pasada la suspensión temporal de la construcción de la represa y dijo que procederá a iniciar un proceso de consultas con la población.

Las autoridades de Honduras capturaron a ocho personas a las que señalan como responsables del asesinato, entre ellos un ejecutivo de DESA, un militar activo y dos retirados.

La MACCIH se instaló en Honduras en febrero de 2016 para combatir la corrupción e impunidad tras un escándalo en el estatal Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) en el cual hubo un desfalco de al menos 200 millones de dólares e involucró al presidente Juan Orlando Hernández.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *