Riesgos extra regionales a la baja en Centroamérica

Ciudad de Guatemala

Las condiciones internacionales han contribuido a una reducción progresiva del déficit comercial extrarregional, asociado con un repunte de las exportaciones a mercados tradicionales como los Estados Unidos, la Unión Europea y México, el incremento de las remesas familiares, el superávit en la cuenta de servicios y una moderación del déficit en la cuenta de bienes.

Así lo advierte el informe económico regional 2016-1017 “Oportunidades y retos para Centroamérica”, hecho público en Ciudad de Guatemala por el Centro de Estudios para la Integración Económica (CEIE) de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA).

El documento, que pretende promover la discusión académica de sectores clave en el proceso de integración, señala que en 2016 hubo un crecimiento del PIB regional del 3,5 % y una dinámica de precios estable con una inflación del 2,4 %. Unas cifras que “superan las perspectivas” a la baja que marcan el crecimiento global y el resto de países de América Latina y El Caribe.

Políticas monetarias  de Trump pueden afectar

Para mejorar el desempeño regional, el informe destaca que se deben seguir priorizando las acciones por reducir los costes logísticos asociados al transporte de bienes y mercancías en materia de competitividad.

En cuánto a las perspectivas, advierte que aunque el crecimiento económico de la región enfrenta “un panorama positivo”, hay “riesgos a la baja” por una posible materialización de nuevas políticas monetarias y comerciales en los Estados Unidos, que es el principal socio comercial de la región,y que podría tener un impacto significativo en remesas o el comercio exterior.

Facilidades de hacer negocios, estancado

En relación con la facilidad para hacer negocios en la región, hay “un estancamiento en el periodo reciente relacionado con las reformas necesarias para reducir la tramitología para abrir una empresa y el costo del cumplimiento transfronterizo”. Esto, aunado a los bajos niveles de innovación científica, educación y tecnología, han afectado el “posicionamiento de la región en materia de competitividad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *