Imagen de Santo Domingo regresó en calma y sin violencia

Las fiestas patronales de Managua concluyeron este jueves  con el retorno de la imagen de Santo Domingo de Guzmán a su ermita en Las Sierritas.

Desde el 1 de agosto, los pobladores de Managua comenzaron la popular celebración, que tuvo su punto de partida con la ‘bajada del Santo’, la tradicional peregrinación surgida en el siglo XIX.

Cada año la imagen del Santo es bajada de su nicho para iniciar su peregrinaje y permanecer en la capital hasta el 10 de agosto, cuando es devuelto a su altar.

Dicha tradición contribuye a que durante ese periodo Managua se vista de fiesta y devoción hacia Minguito, constantemente rodeado de feligreses en un colorido ambiente de marimbas, danzas folclóricas, desfiles hípicos y mucha pirotecnia.

De ese modo, durante las llamadas fiestas agostinas imperó un clima de armonía y tranquilidad, gracias al trabajo y la organización con que las autoridades acompañan los festejos.

Miles de policías, voluntarios de la Cruz Roja y bomberos fueron desplegados para garantizar la buena marcha de una peregrinación que no solo atrae la nutrida concurrencia de promesantes y devotos, sino también de turistas curiosos, llegados al país para ver de cerca la alegría y la fe de un pueblo orgulloso de sus tradiciones.

Cruz Roja Nicaragüense informó de 261 situaciones de emergencia en el período de diez días de las fiestas de Santo Domingo de Guzmán. De estas 91 ocurrieron el jueves diez de agosto.

En el informe preliminar, la institución reportó la ocurrencia de menos hechos en la “dejada” que en la “traída” cuando, el primero de agosto, atendieron 128 emergencias.

La atención pre hospitalaria, en el mismo lugar de los hechos, fue la más demandada en el período con 86 situaciones. Le sigue el traslado de personas en ambulancias con 61 casos y la atención a personas con hipertensión, 29 casos; informan de 29 casos de insolación; 17 sufrieron quemaduras y 7 niños extraviados, todos los cuales volvieron a manos de sus padres.

El Plan Operativo “Fiestas Patronales de Santo Domingo de Guzmán”, de la Cruz Roja, fue apoyado por 100 efectivos de la Dirección Nacional de Socorro y Socorristas Voluntarios de Managua.

Dispusieron de 12 unidades con las que trasladaron a pacientes a los centros hospitalarios, desde 7 puntos de Managua.

El Cacique Mayor

El plan consistió en ubicar siete puestos móviles que estuvieron designados en las siguientes direcciones: Iglesia de la Sierrita de Santo Domingo, Cruz del Paraisito, entrada a los Cinemas, pista Jean Paúl Genie, Rotonda Cristo Rey, hasta dejar al santo en su morada. A la vez seis brigadas compuesta por cinco voluntarios se desplazaron dentro del recorrido del Santo, para atender las incidencias presentadas en la trayectoria del santo. Cabe mencionar, que los puestos ordinarios de la Sede central y Puesto Víctor Manuel Gutiérrez, ubicado en la Colonia 10 de junio, se reforzaron, con la finalidad de atender las emergencias que se presentaron fuera de este evento. Para la ejecución de este plan nuestra Institución solicitó el apoyo de la Alcaldía de Managua como promotora de esta actividad, quien aprobó un presupuesto de C$ 100,000.00 (cien mil córdobas netos). Estos se utilizaron para viatico de alimentación del personal, combustible y material de reposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *