Panamá se une a proteccionismo a la leche

  • Cerco se estrecha para leche nica

La situación se le viene a complicar más a la sobreproducción de leche nicaragüense, que busca mercados internacionales. Panamá se unió a Honduras y El Salvador en políticas proteccionistas a la importación de leche.

El Consejo de Gabinete de Panamá aprobó un decreto con el que se busca incrementar de 15% al 30% los aranceles de importación de productos lácteos, como la leche sucedánea y el queso mozzarella.

La medida panameña busca mejorar las condiciones de los sectores productivos del país canalero, lo que  hizo necesario modificar el Arancel Nacional de Importación, a efectos que incidan positivamente en la competitividad de esos sectores.

No pueden acopiar por falta de mercados

Los productores y plantas procesadoras de leche nicaragüenses están presionados al gobierno para que busque mecanismos de reabrir los mercados de Honduras y El Salvador, quienes han cerrado sus puertas a los lácteos nicas a través de barreras proteccionistas.

El problema de la leche es un problema comercial que es el resultado del cierre de fronteras de nuestros socios comerciales, con los cuales tenemos tratados de libre comercio, en este caso El Salvador y Honduras y reducciones de exportaciones a otros mercados por condiciones ajenas a Nicaragua, caso Venezuela.

“Eso ha dado como resultado de que el volumen de leche que normalmente se ha estado produciendo y que ha estado siendo absorbido por la industria y por los queseros artesanales, hoy en día no se puede acopiar porque tenemos menos mercados”, expresó Alfredo Lacayo, Gerente General de Centrolac.

“Tenemos menos mercados no por falta de competitividad, sino por cierres de mercados, no hemos logrado como país responder ni exigir que se cumplan los tratados de libre comercio. Nos dan derechos y obligaciones. Esto es un problema serio que afecta fundamentalmente a los productores de leche, cuyos ingresos se han reducidos severamente y es una situación muy compleja”, indicó Lacayo.

La leche refrigerada de calidad “A” ha mantenido su precio, pero solamente representa el 15% de la producción nacional, el resto 80% que se va en queso, esa leche ha sufrido una caída fuerte, a un costo de 4 córdobas el litro, cuando esa leche hace tres años estaba 8.50 córdobas el litro. Esa leche depende de las exportaciones a El Salvador y Honduras, explicó Lacayo.

FAGANIC amenazó con “tranques”

Recientemente el presidente de la Federación de Ganaderos de Nicaragua (FAGANIC), Álvaro Vargas amenazó con “trancar” en las fronteras las exportaciones que realizan Honduras y El Salvador hacia Nicaragua, como respuesta al bloqueo de la exportación de leche nicaragüense hacia esos países.

“Si vamos hacer algo, nosotros vamos a trancar las carreteras, pero que no entre ningún producto de esos países a Nicaragua, hasta que no nos abran fronteras, daremos un plazo de 15 días para buscar una solución”, amenazó el presidente de FAGANIC.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *