Sedita Room: Y los accidentes no se detienen

Ayer vimos en noticieros de TV más accidentes de tránsito y sobre todo de motociclistas. Lo peor de todo es que se reportó entre las víctimas a agentes de la policía nacional. Realmente que no sabemos qué pasa o qué nos pasa.  Los “sofoques” en las calles y carreteras, parece seguir siendo la principal causa de estos hechos.

Por favor… cortesía

Es una palabra clave en este tema de los accidentes, sobre todo en las calles cada más sofocantes de Managua.  Es casi imposible encontrarse a alguien que tenga un mínimo de cortesía a la hora de ceder el paso. Este aspecto debería ser una de las líneas de la campaña vial, anunciada hace varios días por la Policía Nacional y la empresa privada.  Ojalá que la masifiquen y no se quede sólo en los medios oficialistas.

Basura… basura…

Lo que vemos en la foto de Martin Paizano, es lo común por todos los puntos de la capital.  No sabemos por qué no se ha podido solucionar el asunto de la basura.  Hace ya mucho tiempo que la secretaria del concejo municipal Reina Rueda (quien será la candidata del FSLN en Managua) se dedicó a visitar puntos críticos en la ciudad.  Pero desde entonces… ausencia total. El tren de aseo a veces ni pasa por algunos barrios.

El “rancho ardiendo”

Las protestas en las filas sandinistas están en lo fino luego de las inscripciones de los candidatos del partido de gobierno para las elecciones municipales. Si bien los listados siguen “clandestinos” para la opinión pública, en cada municipio la gente ya sabe quienes van. En el caso de Villa Sandino, Chontales, donde la semana pasada hubo una marcha de protesta. En ese lugar, dicen los pobladores que la fórmula del FSLN fue por recomendación de un sacerdote. No pudimos confirmar si es así. En fin, los ánimos se caldearon cuando se supo de la escogencia por el “dedazo” oficial.

¿Es suficiente la disculpa pública?

Carlos Ponce, el director de la ONG Freedom House tuvo que “recular” como se dice en su acusación pública la semana pasada contra el empresario César Zamora, a quien señaló de ser uno de los posibles integrantes de una supuesta lista del gobierno de Estados Unidos, de funcionarios y empresarios señalados por él de “corruptos”. A Ponce le salió el tiro por la culata en este caso. Ayer hizo pública una disculpa para Zamora, y dijo que lo incluyó en la tal “lista” a sugerencia de algunas de sus fuentes que él consideraba confiables.  Ahora lo que viene entonces es que se vayan conociendo quienes fueron los “autores” del golpe bajo contra Zamora.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *