Granera: Tasa de homicidios baja de 8 a 6 por cada 100.000 habitantes

  • Mandatario solidario con EEUU y con Chile

Resumen de agencias
Trinchera de la Noticia

La tasa de homicidios en Nicaragua pasó de 8 a 6 por cada 100.00 habitantes en el último año, hasta julio pasado, el índice más bajo entre los países de Centroamérica, informó la jefa de la Policía Nacional nicaragüense, Aminta Granera.

“La tasa de homicidios en el período (agosto 2016-julio 2017) es de 6 homicidios por cada 100.000 habitantes. Esta es la tasa más baja en Nicaragua en los últimos 16 años”, destacó la jefa policial durante el acto del 38 aniversario de constitución de la Policía Nacional, que encabezó el presidente del país, Daniel Ortega.

Esa tasa de homicidios es, además, la más baja en Centroamérica y la segunda más baja en América Latina, continuó.

Según la Policía, en 72 de los 153 municipios de Nicaragua no ocurrió ningún homicidio en ese período y en 23 se cometió solo uno.

Granera resaltó que en el 62 % del territorio nicaragüense no hubo ningún homicidio o ocurrió solo uno entre agosto de 2016 a julio de 2017.

“El problema de los homicidios lo tenemos concentrado en los departamentos de Managua, Jinotega, y en las Regiones Autónomas del Caribe Norte y Sur”, apuntó.

No obstante, la jefa policial sostuvo que “Managua es la capital de América Latina con la tasa de homicidios más baja: 5 por cada 100.000 habitantes” y que en todo el continente solo está por debajo de Ottawa, la capital de Canadá.

Durante el acto, el presidente Ortega ascendió a comisionados generales a los comisionados mayores Jaime Antonio Vanegas Vega, Denis Víctor Pérez González, Marvin Castro Orozco y Fernando Antonio Borge Aguilar.

Comisionados reciben ascensos. Borge al frente.

Además, ascendió a 15 comisionados al grado de comisionados mayores.

Ortega impuso los nuevos grados a los jefes policiales durante un acto celebrado este lunes en el centro de convenciones “Olof Palme”, en Managua.

Durante el acto, el gobernante nicaragüense y el alto mando policial rindió homenaje a los oficiales caídos en el cumplimiento de su deber.

Recuerdan a víctimas del 9/11

Con motivo del décimo sexto aniversario de los atentados del 11 de septiembre en Nueva York, el Gobierno recordó a las casi 3.000 víctimas de esos ataques terroristas.

“Fue el más grande acto terrorista que se dio en los Estados Unidos, en Nueva York, y en su momento nosotros expresamos, como reiteramos hoy, la condena y nuestra solidaridad a las familias afectadas”, señaló en un mensaje la vicepresidenta y primera dama de Nicaragua, Rosario Murillo.

Posteriormente, durante un acto en ocasión del 38 aniversario de la Policía Nacional, el presidente Daniel Ortega dijo que: “Allí las víctimas, miles de ciudadanos norteamericanos y ciudadanos de diferentes regiones del mundo, incluyendo ciudadanos latinoamericanos y caribeños, asesinados por el fundamentalismo religioso”, indicó.

El líder sandinista calificó esos atentados como “un crimen de lesa humanidad” y reprochó que en estos tiempos “hay quienes en nombre del fundamentalismo siguen asesinando pueblos”.

“Dios quiera que cesen y desaparezca para siempre, para la paz de los pueblos del mundo”, abogó.

Recuerda a Allende

El Gobierno de Nicaragua rememoró también el golpe de Estado que se produjo en Chile el 11 de septiembre de 1973, con motivo del aniversario de esta efeméride, y expresó su solidaridad con las víctimas de la dictadura que se instauró después.

Altos mandos de la Policía y el Ejército en la primera fila del acto.

El Gobierno nicaragüense recordó que aquella acción militar “acabó con la vida y el gobierno de la Unidad Popular del presidente Salvador Allende”, según un mensaje leído por la vicepresidenta y primera dama del país, Rosario Murillo.

“Recordamos a todas las víctimas de esa dictadura que afortunadamente ya en Chile solo es memoria histórica. Bueno, vimos las manifestaciones expresando el pueblo de Chile su reclamo de justicia para todos los afectados”, finalizó Murillo.

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, dijo hoy que el asesinato de Allende, hace 44 años, es un crimen de lesa humanidad.

El líder sandinista sostuvo que se asesinó a Allende “en nombre de la democracia”, al igual que a miles de chilenos.

“Salvador Allende dio su vida por la democracia. Lo asesinaron ese día en nombre de la democracia”, subrayó durante el acto en ocasión del 38 aniversario de la Policía Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *