Crecida de ríos siguen causando daños en el norte

Las lluvias han amainado en el Pacífico, sobre todo en la zona devastada de Rivas, no así en el extremo norte del país en donde continúan cayendo de forma torrencial agregando más tragedias a lo ya reportado.

Radioemisoras de Ocotal, departamento de Nueva Segovia, reportaron la crecida del río Dipilto luego de un aguacero que tardó cuatro horas, la tarde de ayer martes. Otros pequeños ríos y “criques” también subieron su caudal cubriendo las carreteras y caminos que llevan a comunidades como Las Nubes, Las Brumas y el Volcán, sitios en donde se siembran la mejor calidad de café arábigo suave del país.

Según las emisiones radiales, las autoridades departamentales temen que se produzcan deslizamientos de tierras porque las laderas de los cerros, y elevaciones a las orillas de las carreteras y algunos poblados están al tope de su capacidad de absorción.

El Dipilto ha mostrado en los últimos días un aumento creciente de su caudal, pero ayer sobrepasó las expectativas.
En cuanto a las comunidades antes señaladas, agregan los reportes, a estas solo puede llegarse por tierra mediante un puente peatonal sobre el río Dipilto que se volvió peligroso por la fuerza de la corriente.

El comité de emergencia local pidió a los lugareños no intentar cruzar el puente y evitar viajar por estas vías, mientras no pasen las lluvias, baje el nivel del río y las autoridades puedan hacer una evaluación más precisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *